lunes, 8 de noviembre de 2021

La madrastra de Kurt Cobain


En realidad, no tengo ni idea de si Cobain tuvo madrastra o no, pero me sirve de punto de partida para volver a pasarme por aquí. Que lo otro sería dejar el blog sin más entradas y Santas Pascuas, que decía mi abuela. Pero a mí me da un nosequé no publicar más. Tampoco escribo para retomar el hilo y volver a la blogosfera (si es que aún existe). Escribo porque lo echo de menos, porque ha pasado casi un año desde la última vez que redacté una entrada, y porque si queda algún lector, lectora, lectore, que me siguiese, me apetece dar señales de vida.

Me he pasado los últimos meses estudiando y actualizándome al máximo de lo mío porque, cosas de la vida, en dos semanas (hace un trimestre que digo “en dos semanas”), abriré mi propia clínica veterinaria. Cualquier emprendedor/empresario sabe lo que eso significa en tema de permisos, obras, y otros miles de decisiones importantes a tomar. Mr. X me ha dado alas, empuje y fe en mí misma para liarme la manta a la cabeza. Yo soy más bien de naturaleza medrosa. Y en relación a lo que leía hoy en el newsletter de Amaya Ascunce, algo del síndrome de la impostora también hay (gracias, Amaya, porque siempre que te leo aprendo y me recuerdas por qué me gusta escribir).

Me he hecho un tatuaje, o más bien me lo ha hecho la hije de Mr. X. Otra novedad de la vida: ahora tengo una hijastre y me he metido de lleno en el mundo queer (estoy aprendiendo, me cuesta interiorizar conceptos, pero lo hacemos, Mr. X y servidora, lo mejor que podemos). También tengo un hijastro rockstar, de ahí viene lo de Kurt Cobain, aunque el retoño de Mr. X solo comparte con Kurt algunas influencias musicales, en todo lo demás es otro tipo de rockstar. Mi otra hijastra ha terminado la carrera, va por su segundo master y cada vez tenemos más y más en común. Soy una madrastra afortunada.

Y por supuesto, sigo ejerciendo mi maternidad con P en medio de una adolescencia galopante, para lo bueno y para lo malo. En cualquier caso, me siento menos dueña de nuestras historias para compartirlas por estos lares. Mi visión de lo que es ser madre ha evolucionado mucho desde la primera vez que publiqué aquí una entrada. Menos naif, más real, más consciente, no solo de mi realidad, sino de la de todas las mujeres con las que comparto (o no) este camino. Quizás, es solo que cumplir años añade perspectiva a la existencia y a la forma en la que vemos y nos relacionamos con lo que nos rodea. Y también añade canas. Aunque he descubierto que me resisto a teñirlas. Yo, que cuando empezaron a aparecer las arrancaba sin piedad (ahora me quedaría medio calva). Aceptar el envejecimiento es un temazo, como decimos con mis amigas. Me gustaría afirmar que lo llevo divinamente, pero me conformaré con decir que estoy en ello.

En fin, que la vida es intensa, que trato de tener un conocimiento más franco de mí misma para mejorar mi relación con los demás, y aún y así me descubro buscando excusas para mis defectos.

No sé si el recorrido de este blog acabará aquí, o me dará por volver a publicar, pero sea como sea, ha sido un placer.




16 comentarios:

  1. Pues q te vaya bonito y salga fenomenal el proyecto de la clínica!!! Mucho ánimo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Chitin, necesito todos los ánimos del mundo! XDDD
      Un besote!

      Eliminar
  2. Que alegría leerte de nuevo por aquí y me alegro que te vaya tan bien. Yo creo que nunca te he comentado pero me encantaba pasarme por aquí a leerte. Espero que no lo dejes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo primero de todo, muchas gracias por comentar, Vanesa. Creo que cualquiera que decide un día exponer en un blog lo que le pasa por la cabeza, lo hace con la voluntad de que alguien lo lea, y saber que hay gente que disfruta con lo que publicas, es el mejor regalo.
      Por otro lado, en realidad estos meses han sido bastante complicados... pero hay cosas que deben quedar al margen del blog, y hay otras que quizás no encuentro la manera de comunicar. Además, me gusta buscar la parte divertida y optimista de la vida, lo cual ha sido difícil en algunos momentos. En cualquier caso, espero que con los nuevos proyectos empiece una etapa diferente, motivadora y emocionante.
      Mil gracias de nuevo, y un abrazo.

      Eliminar
  3. es que publicar cuesta... encontrar ese ratito bufff pero bueno, si escribes dede Valencia yo te leo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Aurelia!! Antes del verano estuvimos en Valencia city aprovechando un tema laboral de Mr. X y me encantó pasear por la ciudad. Nos quedamos con ganas de repetir :)
      Un beso!

      Eliminar
  4. Pues si que hay novedades, guapa. Yo debería algún día hacer lo mismo, liarme la manta a la cabeza y escribir algo, aunque solo sea por el gusto de volver a escribir.
    Me alegra saber de ti

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi también me alegra saber de ti!
      Cuando nos gusta escribir, es del todo terapéutico redactar alguna entrada, aunque los tiempos blogosféricos sean otros, porque como dices, es por darnos el gusto... ¡anímate!
      Un abrazo enorme.

      Eliminar
  5. Pues sí, seguimos por aquí para leerte.
    Escribimos cuando nos va bien, o tenemos algo que contar o nos hacen falta esas palabras.
    Así que escribe cuando ter venga en gana, por aquí seguiremos!!!
    Muaaa


    https://similocuramedeja.blogspot.com/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Zhura, de verdad que me ilusiona que la gente se anime a comentar. Ya veremos cómo va el año y el blog, y en cualquier caso, estoy enormemente agradecida a todos los/las/les que os habéis pasado a leer por aquí. Un abrazo!

      Eliminar
  6. Me he alegrado mucho de saber de ti. Mucha suerte con la Clinica y con todo lo demás.
    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué alegría leerte Matt! Y muchas gracias por tus palabras, espero que estéis bien en casa. Un abrazo!

      Eliminar
  7. Ay, volver a leerte ha sido como volver 9 años atrás, que ilusión! No lo dejes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Madre mía Drew, qué alegría tu comentario, cuánto tiempo! Nueve años atrás, buff,... recuerdo tus aventuras por Egipto como si fuese ayer. Me he desconectado mucho de todo esto, pero me gusta mantener el blog y leer los comentarios. Y me dan ganas de volver a escribir. Quién sabe!
      Gracias por comentar preciosa!
      Abrazotes!

      Eliminar
  8. Hola! Pues hace años que no te leía y hoy se me ha ocurrido mirar a ver si todavía publicabas algo 😅
    Me encantaba leerte. Me encantaban los recuerdos maravillosos de tus padres, escribías tan bonito sobre ellos! Y me encantaban las anécdotas con tu peque, claro! Por eso te descubrí: como mami novata, en aquella época leía todos los blogs sobre maternidad que podía (si no recuerdo mal tu peque es un año mayor que la mía).
    Supongo que ahora ya debes estar a tope con la clínica. Espero que te vaya muy bien 😘😘
    Yo a lo mejor sigo pasando por aquí muy de vez en cuando...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ester! No sabes la ilusión que me hace recibir comentarios así :) No saco tiempo para escribir, pero leo todas las notificaciones que me llegan.
      Estoy a tope con la vida en general: hijo preadolescente, negocio que sacar adelante... y educar a un cachorrito que hemos adoptado, ¡por si nos aburríamos! Tengo ganas de volver a publicar, a ver si me animo en los próximos días.
      Una abrazo y mil gracias por tus bonitas palabras!

      Eliminar