jueves, 11 de julio de 2013

Síndrome de abstinencia y...¡Estropatada!


Diez de la noche.
Casa de veraneo de la familia de Mr. X. Hemos ido a cenar de forma bastante improvisada y antes de salir de casa cojo cuatro cosas para pasar la noche y volver a la ciudad a la mañana siguiente.
Nos preparamos para ir a dormir. Ducha, pijamas...
Y terror.
Ya sabía yo que me dejaba algo...
El chupete.
La hemos cagao amigos.
Peque sólo usa el chupete para dormir. Y no perdona. Yo le he ido explicando que este verano pondremos todos los chupetes en una cajita y les diremos adiós (¡ay, si aquí tuviésemos un árbol de los chupetes!), pero me reservo mis días de fiesta para la hazaña, que sé que serán un par de noche jodías.

Me llevo a Peque a la cama y le expongo la cruda realidad, que hay que dormir sin chupete. Se me queda mirando. Uno, dos, tres...Dramón. Si ya lo sabía yo...Lo cojo en brazos, lo mezo, lo acaricio...Y él llora a grito pelao. Se pone a hipar y preguntar "¿Por quééééé?" y a decir que él quiere ir a su casita (porque allí está el objeto de su deseo). Después de diez minutos así, el cansancio acumulado juega a mi favor y se queda frito en mis brazos.

Dos de la mañana.

Peque: "¡Mi chupeeeteeeeee!".

Se ha desvelado y no lo encuentra, solloza medio en sueños. Al final cae rendido después de que lo abrace un ratito.

Tres, cuatro y media, siete de la mañana. Repetimos la escena.

Ocho de la mañana, se despierta tan feliz y se va a desayunar mientras mis ojos están inyectados en sangre del sueño que tengo y me pregunto cómo soportaré dos o tres noches así el día que le digamos bye-bye definitivamente al chupete...





En principio este post se acababa aquí, peeero (sí, siempre hay un pero), haciendo un repaso de los blogs que sigo he visto algo que me ha emocionado mucho.

La mamá pediatra ha publicado en su blog una iniciativa que yo también deseo compartir. Mikel y Mentxu son los padres de Jontxu, un niño al que hace seis años se le diagnosticó una enfermedad neurodegenerativa de las denominadas "raras". Desde el primer momento decidieron luchar por la vida de su hijo y fundaron el proyecto WOP (Walk On Project), que ha organizado numerosas actividades para recaudar fondos que vayan a financiar proyectos de investigación de enfermedades como las que afectan a su hijo. Y ahí es a dónde yo quería llegar. Para octubre han organizado esto:


                                                         



¿Y qué es esto? Pues ni más ni menos que una carrera de patos de goma en plena ría de Bilbao. Y para que haya una carrera de patos se necesitan muuuuuchos patos, así que os animo a apadrinar a uno de ellos para que participe en vuestro nombre. Lo podéis hacer aquí. Os darán un numerito y podréis seguir su evolución durante la carrera.

Nuestro pato tiene el dorsal 20205. Que sepáis que es un ganador, jejejeje...

¿Os apuntáis?


¡Feliz jueves!


21 comentarios:

  1. Qué iniciativa tan alegre y original la de los patos, lástima que el motivo sea algo triste...
    Y por lo del chupete, consejos no puedo darte porque B nunca lo usó, así es que me limito al socorrido... ¡¡mucha paciencia!!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Maribel, haremos un buen acopio de paciencia para la operación chupete!!!
      Besotes!

      Eliminar
  2. Vayaaaa... mi peque no quiso chupete la primera vez que se lo pusimos y directamente lo tiramos. Pero mi sobri mas o menos lo superó con la argucia del "es para el rey mago... el se lo lleva y te deja regalitos" ji!

    ^_^ la iniciativa Cuak es genial. Nos apuntaremos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo bueno es que a Peque al principio tampoco le gustaba nada!!! Pero a base de insistir (porque en ciertas ocasiones iba bien, como en el coche, por ejemplo) acabó aceptándolo. Y ahora vamos y se lo quitamos. Si es que...
      Nos vemos en la carrera!!
      Muas!

      Eliminar
  3. Que bonito lo de los patitos!! Si puedo me acerco a animar a tu patito, y al mio jeje
    Para peque, hay unas pastillitas, se lo mezclas con la cena... El efecto no es inmediato, pero oye, cuando consigues dormir del tiron, ves la vida de otro color jaja
    Animo guapa!!
    Besotes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejejeje...Gracias por animar a mi patico!!! Y suerte al tuyo!
      Mira que tienes retranca...las pastillitas dice...jajajajajaja!
      Besototes!

      Eliminar
  4. Jajaja Peque con el mono, pobre!
    Voy a ver lo de la estropatada :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mono total!!!
      Investiga, investiga, a ver si pones un pato en la ría!!!
      Muas!

      Eliminar
  5. Muy buena iniciativa, espero q sirva de mucho.
    Y no pensaste en quitarle ya el chupete y asi q la noche sin dormír no hubiera sido en balde? A mi me habrían surgido dudas, mucha suerte cuando lo decidas a lo mejor es mucho mas fácil de lo q crees

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí que lo pensé, pero en el cole le dejan el chupete para la siesta, y siendo la última semana, que juegan con agua, van agotados, etc. pensé que no era el mejor momento para pedir que no se lo dieran allí. Pero cuando me pille vacaciones ya estoy mentalizada para ir a por ello!
      Besotes!

      Eliminar
  6. Mo:
    Y peque al día siguiente, despierta tan campante y como si nada, valor!!! jajaja... Yo que tu se lo quitaba lo más pronto posible, a penas salgas de vacaciones, que mira que no creo que llore más que un par de noches... (supongo...). Habrá que dejarlo a la suerte... y mientras tanto, estaré cruzando los dedos, para que salga muy fácil!!!!.
    Besitos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que sólo sean un par de noches malas! Y sí, lo haré a principios de mis vacaciones para pasar cuanto antes por el mal trago!!
      Muas!

      Eliminar
  7. Ay pobre Peque... mucho ánimo a los dos. Qué iniciativa tan bonita, voy a apuntarme y a difundirlo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oleee! La patita terapeuta!! Bien! ;)
      Besotes!

      Eliminar
  8. Síiiiii. Mo, te aconsejo (Y como consejo me puedes mandar a la mierda) que esperes a que él lo deje, así ni tú mal trago ni él!!!!eso sí, si aprovechas una llaga...o algo así será más fácil. muakas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues te agradezco el consejo, siempre está bien tener otro punto de vista!
      Lo del quitarle el chupete es más que nada por que creo (desde mi ignorancia y unas cuentas consultas a San Google) que se le está deformando un poquillo la dentadura. A ver si lo convenzo con alguna treta maternal de las buenas para que por si solo desee abandonar el vicio!!!
      Muas!

      Eliminar
  9. Ufff qué malamente.... me recuerda a una primera noche cuando nos reencontramos La Gallina Pintadita y Tres Amores y Un Millón de Aficiones... comentó algo de dejarlo y llevaba dos noches, peeeeero, ese día fue muy cañero para él, con tanta novedad, así que se subía por las paredes. De madrugada se despertó gritando y llorando y no había forma... menos mal que me lo llevé y no pude más que ponérselo para que se calmara. Anoche, él decidió que lo dejaba... ya veremos...

    La iniciativa me parece maravillosa!!!, voy a verlo.

    Besotes!!!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aixxx, si es que el vicio es el vicio, Inma! ;)
      Suerte para ti también compañera!!
      Besotes!

      Eliminar
  10. Ay, pobrecillo... Lo del "¿Por quéee?" me ha llegado al alma. Era como de película. Me lo imaginaba de rodillas mirando al cielo y todo. Jajaja.

    Voy a investigar lo de los patos, que parece que mola la cosa. Jajaja. Besotes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Otra pata pa la ría, oleeee!
      Y sí, Peque daba mucha penica el pobre, jejejeje...
      Muas!

      Eliminar
  11. Hola preciosa! P. que ha sido el que ha llevado chupete (A. nunca ha querido ni verlo) lo dejó él solo, sin ningún problema. Además, lo dejó bastante pronto. Yo llevé chupete hasta bastante tarde y lo dejé de un día para otro ;-b. Me ha encantado la iniciativa, apadrinaremos a un pato!
    Un besazo enorme!

    ResponderEliminar