jueves, 4 de abril de 2013

Japo Girl


En mi último post pre-desconexión decía que os tenía que hablar de la japonesa de mi gimnasio…Pues a eso vengo.

Por cierto, miles de gracias por todos vuestros mensajes en esa entrada, ¡es un placer inmenso sentirse tan bien acompañada!

Sigamos con la historia. Como ya llevo más de medio año acudiendo con pasmosa rigurosidad a mi cita con la piscina, puede decirse que ya me conozco bastante bien el ecosistema. Más o menos siempre coincido con la misma gente, así que a cada uno le tengo puesto un nombrecito (con mucho amor, eso sí). Y hay una mujer que se ha convertido en mi ídola. Me requetechifla.

Lo cierto es que me encandiló desde el minuto cero. Yo ya me había duchado y vestido y estaba delante del espejo para peinarme y pintarme un poquito los ojos (dato curioso, soy de las escasísimas mujeres que se maquillan, la mayoría se pasa una hora con el secador y a la calle, yo salgo con el pelo húmedo porque detesto secármelo, pero con mi rímel de rigor). El caso es que estaba yo dándole al lápiz de ojos cuando me fijé como quien no quiere la cosa en la mujer que estaba a mi lado. La japonesa. Bueno, a ver, no es que yo sea una catedrática en etnología humana (ya sabemos que soy más de bichos), pero para mí que es japonesa. No me atrevo a ponerle edad porque para eso también soy una calamidad, pero posiblemente ande cerca de los cuarenta.

El caso es que me quedé hipnotizada mirándola. Ella estaba dándose un masaje flipante en la cara. Era como si las manos perteneciesen a otra persona, porque su semblante mostraba una relajación absoluta. Y no era un masaje corriente, no, no, no…Eran toques estratégicos en ciertos punto de la cara, con movimientos estudiados y milimétricos, como pulsos unas veces, como ondas las otras…Total, que yo solita me monté la película de que fijo que aquello formaba parte de algún tipo de arte milenario, rollo la ceremonia del té, y que se ha pasado media vida perfeccionando la técnica. De hecho, se tira un buen rato con el meneo facial.

Desde ese día me declaré fan anónima de la japo girl y me dediqué a estudiar sus movimientos. Está en la piscina nadando unos quince minutos y luego entre ducha y acicalamiento se puede tirar tres cuartos de hora, dedicando siempre un buen rato al cuidado de su jeta (por ponerle un pero, molaría verla sonreír un poco, siempre está muy seria…claro que ninguna vamos al gimnasio a partirnos la caja…). Al poco de observarla descubrí que antes de ponerse crema en la cara usa su arma secreta. Saca de la mochila un paquetito de papel de plata donde guarda celosamente dos rodajitas de pepino que se restriega por todo el rostro. Después viene el masaje milenario y acaba con el secado del melenón azabache. Todo un ritual.

Lo malo es que debe haber pillado que me tiene idiotizada porque cada vez que acaba de vestirse y se acerca a la zona del espejo, si me ve a mí maquillándome se las pira al otro extremo del gimnasio…



¡Feliz jueves!


50 comentarios:

  1. jajaj, no mujé! Será para estar tranquila!
    Seguro, además, que no sonríe para no tener arrugas, después de tanto masajito...
    Ya veo que eres muy observadora!
    A ver si te quedas con el masaje y nos haces un tutorial, jajaj
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La pobre huye de mí, jajajaja! Lo malo es que ahora la tengo tan lejos que no puedo pillar su técnica! ;)
      Muas!

      Eliminar
  2. Sister, y porqué no le preguntas? Seguro q la técnica tiene un nombre y no creo que se ofenda, al contrario. Sería interesante!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón sister, pero es que yo soy muy tímida...¿no se me nota? ;P Y además lo que digo de que es seria es verdad verdadera, me da yuyu irle con mis preguntitas, jajajaja!
      Besotes!

      Eliminar
  3. jajaja creerá que eres una acosadora?? Pues 15 min de ejercicio y 45 de acicalamiento no sé yo si merece la pena....
    Algún secreto tenían que tener las orientales para tener ese cutis... esta tarde al mercado a comprar pepinos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé qué decirte, el homenaje que se pega con sus cuidados tampoco está nada mal!
      Me tengo que copiar lo de los pepinos, yo pensaba que sólo servían para ponerlos en los ojos y en ensalada ;P
      Muas!

      Eliminar
  4. Yo también soy muy fan de las orientales. Tienen trucos muy cucos y la eterna juventud, además de gran elegancia.

    ResponderEliminar
  5. Me encanta Mo, yo soy de las q salgo pitando con el pelo mojado y la cara lavada! Es lo que tienen las prisas!!! Ya podía teneruna japonesa al lado haciéndose el harakiri!!!
    Por cierto, esta semana me he apuntado a la piscina! Estoy feliz!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo es que soy incapaz de salir de casa sin maquillarme un pelín (bueno, en verano si estoy morenica puedo hacer una excepción, jejeje...).
      Olé por haberte apuntado! Yo estoy la mar de contenta de ir cada semana, qué a gustito me quedo...
      Muas!

      Eliminar
  6. jajajajajaja, pues a ver si te enteras para q vale el masaje ese!! vamos, q seguro q relaja, es anti arrugas, equilibra las energías... hay q saber más del masaje!!

    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro! Seguro que es la clave de la eterna juventud! :D
      Besotes!

      Eliminar
  7. Jaajajaja flipo contigo!! Jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajaja! La japo también! ;)
      Muas!

      Eliminar
  8. Nena, tienes que quedarte con el masaje milenario, memorizalo que te hace de oro..jaja. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vale, me pondré a ello, jajajaja! ;)
      Besotes!

      Eliminar
  9. Pues no sé de qué se extraña. Yo también me quedaría mirándola intrigada si la veo masajearse así la cara. Sobre todo a ver si pillo algo y me dedico yo también semejeante homenaje.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje, me alegra comprobar que eres de las mías...:)
      Muas!

      Eliminar
  10. NO me extraña...a mí me pasaría lo mismo. Soy de quedarme embobada viendo algo que simplemente me relaja...
    Pensaba mientras te leía, que debe tener una piel estupenda...si alguna vez le preguntas el secreto del ritual facial cuéntanoslo...
    Un besazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, yo también soy de abstraerme con cosas de este tipo...
      No he podido acercarme mucho (ya sabes, huye de mí, jajaja...), pero diría que sí, que tiene la piel ideal!
      Besotes!

      Eliminar
  11. Si te dice el truquis de esos golpecitos porfavor dínoslo! como mola la japo!
    Bueno, y que te voy a decir yo de técnicas masajiles... te voy a explicar un secreto! a veces los terapéutas cuando ven que llevo mucho rato delante del ordenador vienen a hacerme un masajito cervical... bien, pues el otro día uno de ellos me lo hizo en las orejas! mi cara de 'trágame tierra' no tenía precio! Dile a la japo que me llame que le explico la técnica! (genial para las migrañas por cierto!)
    Ai, si es que lo que no te pase a tí! y ese rímel que nunca falte! ;)
    Besos preciosa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ohhhh! Oye, ¿no necesitan más gente en tu curro? Si es así avísame, que lo del masajito cervical me ha dejao flipando!!!!!!!
      Rímel forever my friend! :)
      Muas!

      Eliminar
  12. Pues nada Mo, tienes de misión aprender mirando o preguntarla a la japo dicha técnica porque seguro que funciona...la necesitamossss,jajajja.
    Yo personalmente en pocos dias como agua de mayo porke se me marcaran las arrugas de expresión dl cabreo y mala leche que tendré...:).
    besiñosss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mujé, si vas a estar encantadísima con tu princesita y tu géminis, jejejeje...
      Pero vale, si pillo la técnica te hago un croquis ;P
      Besotes guapa!

      Eliminar
  13. Chiquilla! ¡que así enpiezan los psicópatas en las películas! No me extraña que te huya, la tienes que tener acojonadita jajajajaja
    A mi me da que sí, que eso es algún rollo ancetral, a ver si Eli acalra algo ;)
    Muacccc

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaaaaajajajaja! Osti nena, no me digas eso, que yo soy muy güena! pero vale, aceptamos barco que igual le doy un pelín de yuyu...
      Muuuas!

      Eliminar
  14. ¡Jajajaja! Me encanta la deformación profesional por lo de que te conoces bien el "ecosistema". Me recuerda a cuando en Barcelona dijiste "patitas" en vez de piernas. A mí también me pasan esos enamoramientos, sobre todo con las mamás y los bebés, me quedo bobaaaa!!! :)
    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, chica, deformación profesional total, jajajajaja!
      Y a mí también me emboban los bebitos ;)
      Besotes!

      Eliminar
    2. os invito a un cafe a las dos en breve en mi casa y os embobais y cuidais a la peque....:)

      Eliminar
  15. Jajajaj, que gracia la historia de esa japo girl!!...la verdad es que toda la gente asiática se cuida tela...deberíamos aprender a dedicarnos más tiempo y mimos.
    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que me cuido un poquillo, pero desde luego ese masaje me tiene anonadada...:)
      Muas!

      Eliminar
  16. Fijo que se piensa que quieres algo con ella...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaaaaaaaaaaajajajajaja! Pues todo puede ser, no me había planteado yo eso, jajajajaja!
      Un beso!

      Eliminar
  17. ja,ja... creo que te ha pillado el punto... tienes que ser mas discreta!!! Pero a ver si me ha quedado claro.... 15 minutos de piscina y luego 45 minutos para acicalarse???? Eso a mi no me cuadra... para mi eso no es hacer deporte... Y eso que yo deportista cero paratero....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizás en su día a día el gimnasio representa su oasis de tranquilidad y por eso se lo toma con parsimonia...;)
      Muas!

      Eliminar
  18. Jajajaja. Me la imagino pensando "Jo, ya está ahí la ojos redondos psicópata ésa...". Jajajaja. Tú mira a ver de entablar conversación con ella. Le pides que te cuente el secreto del meneo facial y luego nos lo chivas. ¿Qué tal tiene el cutis? Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajaja! Me he cagao imaginándome a mí misma! Vale, oído cocina, voy a cambiar mi táctica, jajajaja!
      Besotes!
      PS: El cutis tiene muy buena pinta ;)

      Eliminar
  19. Jajajaja, me parto. A mí es que me cortaba un poco, yo soy de las de hacerlo todo corriendo y me da cosica verlas a todas en bolas hablando largo y tendido, jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja! Yo voy bastante a mi bola, pero como es mi rato de relaz diario intento ir con calma y disfrutar :)
      Muas!

      Eliminar
  20. Ay madre....yo tb me quedaría mirándola, pero de envidia por recibir uno de esos masajes.....yo la diría: "te pago, Japo Girl" :-D

    A mí me encanta observar a la gente, me transmiten muchas cosas, no sé...no es cotilleo, es curiosidad!!

    Las japos saben mucho, que si te das cuenta, muy pocas tienen arrugas....pregúntala y di que tiene un club de fans aquí en la blogosfera :-P

    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja! Si eso le dejaré un papelito al lado del secador con la dirección del blog, jajajajajajajaja!
      Besotes!

      Eliminar
  21. Jejeje, es que las japos son evidiables, con sus cutis perfectos, sus melenas de anuncio... ¡yo hubiera hecho lo mismo! ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejejeje, ya no me siento tan rara :)
      Besos!

      Eliminar
  22. Jajaja... yo también me hubiera quedado embobada mirándola... Soy otra fan de lo oriental, y fijo que es un super ritual y en realidad tiene 50.. ji!! Pero yo la preguntaría, que soy muy infantil para eso...

    ^-^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Os tenéis que venir un día a mi gimnasio e interrogarla vosotras, que yo soy una cortada para eso, jajajaja!
      Muas!

      Eliminar
  23. Jejeje menos mal que viniste a contárnoslo, jejeje de tu descanso no me enteré mucho porque a la par andaba yo descansando! pero me ALEGRO un montón de que andes por aquí, pasar por este espacio es genial. Y vaya ritual de la japo!!!! Besicos grandes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estábamos descansando las dos, jejejeje...
      Y qué bien viene!
      Besotes!

      Eliminar