miércoles, 19 de septiembre de 2012

No pasa nada


Peque ha incorporado esta nueva frase a su repertorio. Si se cae yendo en bici y acudo a ver como está, levanta las manitas girando las palmas al cielo, encoge los hombros, ladea la cabeza y me dice: "No pasa nada, mami". Y me lo dice como si yo fuese un poco obtusa y no me enterase de qué va el tema, porque está claro clarísimo que una leve rozadura en una rodilla es algo superado a su madura edad. Y si escuece un poco, él mismo se aplica un "sana, sana", me pide un besito si lo considera oportuno, y comprueba el efecto de la magia diciendo: "¿Ves? Nostá la pupa, ¡sa ido!". Por supuesto, a veces la lesión es algo mayor y entonces sí que pasa, pero para eso está su solicita madre, para cubrirlo de besitos y lo que haga falta.

Los primeros días de la vuelta al cole de Peque fueron del todo exitosos. Se quedaba tranquilo, lo pasaba bien y al ir a buscarlo prefería quedarse un rato que venir conmigo (así discurrió todo el curso pasado). Pero las cosas han cambiado. Ya no le mola ir al cole. Al salir por la mañana dice: "Vamos a tu casa del Peque -le ha dado por decirlo así de enrevesao-, ¡al cole no!". El lunes se quedó llorando y por lo visto nos echó mucho de menos. El martes lo llevó algo mejor, pero también lo dejé llorando. Y hoy un poco la misma historia. Y se me parte el corazón. Cuando lo veo así desearía que su "no pasa nada" fuese un remedio curativo instantáneo y que con eso se quedase relajado y feliz. Pero cuando se lo digo no me cree. Porque sí que pasa. Pasa que, a pesar de que sé que su escuela es maravillosa y la gente que trabaja allí un amor, con quien está mejor Peque es con nosotros. Pasa que desearía poder prescindir de mi trabajo para dedicar estos primeros años de su existencia a acompañarlo y cuidarlo. Pasa que lo de conciliar es todavía una utopía lejana que no me permite estar todas las horas que querría con él.

Ayer, antes de dormirse, durante el rato que nos dedicamos a hablar y cantar, Peque me decía: "Mami está trabajando, el Peque se queda, Mami se va, pero un ratito, y vuelve con Peque". Estaba relatándome lo que tendría que vivir al día siguiente. Qué penica.

Pero bueno, no quiero quedarme con mal sabor de boca, porque es lo que hay y como no me toquen los Euromillones, no le veo solución alguna. Intento explicarle las cosas chulas que hace allí, y sobre todo, aprovechar a tope todo el tiempo que estamos juntos. Ayer en algún sitio me recordaron a los fantásticos Monty Python y su "Always look on the bright side of life" . Me quedo con eso, y con la luz que es Peque en mi vida.

39 comentarios:

  1. Ese último parrafo es como si lo hubiese escrito yo ¡me identifico tanto¡ nena es lo que nos toca ¡extrañarlos y currar¡, me encanta tu niño que el mismo se dice sana, sana ¡que rico¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece que somos legión las que pasamos por lo mismo...y sí, es lo que nos toca!!
      Está muy mono, jejeje...
      Besos!

      Eliminar
  2. Qué rico. La verdad es que cuando se ponen tristones y no puedes hacer nada sientes una impotencia...Pobrecitos. Ánimo, esta semana de adaptación es dura para todos, jo. Un besete!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapísima, espero que con los días se vaya sientiendo mejor allí...
      Y felicidades again!!!
      Muas!

      Eliminar
  3. No pasa nada, eso me digo yo cuando se caen, jajajajaja.

    Yo también quiero que me toque el euromillón.

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, por suerte son de lo más resistentes ;)
      Por cierto, tengo que acordarme de comprar el Euromillón...así no me extraña que no me toque!
      Besotes!

      Eliminar
  4. Parece ser que la frasecita la usan todos, por que mi niño también la dice y muy amenudo.
    Y como tu dices es lo que toca. Espero que se le vaya pasando poco a poco y quiera ir prontito al cole.

    Besillos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo dice desde hace poquito y me encanta, es de esas cosas que con el tiempo normalizas, pero que al principio te hacen babear de mala manera, jejeje...
      Eso espero yo también, pobrete...
      Un beso!

      Eliminar
  5. Ay, cómo te entiendo... que mierda no es poder estar con ellos todo el tiempo durante sus primeros años, verdad?. Y luego durante tooodas sus vacaciones y todos sus días de estar malitos, etc etc. Pero la vida es así...
    Tú niño es una ricura, él mismo se consuela y se mentaliza, que primor!!

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una mierda de las grandes. Y ni se te ocurra dejar de trabajar unos años (tampoco me lo podría permitir), porque luego volver a currar se convierte en una odisea...En fin, es así y trato de ver la parte positiva :)
      Está muy mono, supongo que con lo del cole le sale la vena mimosa en casa...(ves, eso es algo positivo, jejeje...).
      Besotes!

      Eliminar
  6. Me tienes silbando todo el día, pero como mola la canción!
    Que pena que ya tan pequeñitos tengan que aprender que en la vida no podemos hacer solo lo que nos gustaría.
    En mi caso Nena va al cole supercontenta y vuelve llorando, y Nene al revés! MI nene preferiría quedarse en casa con mamá o bien ir a la casa de la tía!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa canción me encanta, y ayer creo que vi el video en algún blog, no recuerdo dónde...(qué memoria la mía!).
      En tu casa veo que hay las dos versiones, supongo que se consolarán el uno al otro!
      Besos!

      Eliminar
  7. Jo nena, eso del no pasa nada lo dice el mio también, con la misma actitud de superación que el tuyo.
    Verdad que es una mierda tener que dejarlos donde no quieren estar, ¿donde mejor que con nosotros? Por lo menos se lo pasa bien y tu trabajo te gusta, sin las cosas no fueran así, sería todavía más duro.
    besos guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, mi trabajo me gusta, pero con la crisis me paso la mayor parte del tiempo leyendo y estudiando, y eso es exasperante...
      Un besote!

      Eliminar
    2. Pues que me vas a decir a mi, así me pasé meses en la tienda. Ya te decía yo que esa era una de las razones para no incorporar al miembro canino :)
      Mejorará! supongo :(

      Eliminar
  8. Pobre... pobre Peque y pobre Mo!! Piensa que según pasen los días y las semanas se acostumbrará al cole y seguro que ya no llora. El verano es muy largo y a ellos también les cuesta la vuelta al cole. Un besazo a los dos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, estoy segura de que con el tiempo volverá a disfrutar como el año pasado...
      Besazos para ti también!

      Eliminar
  9. Yo creo que de oiros a vosotras consolarnos, con el no pasa nada, ellos lo terminan usando. Mi sobrina pasó por esa época también, jeje.
    Nena, voy corriendo a echar un euromillón y si toca vamos a medias!! Así te quedas al menos otro añito más con peque y vienes a verme ;) (aunque sea por recoger el dineritoo!!)
    Besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es eso fijo, porque muchas veces se lo digo para consolarlo cuando se le rompe algo o no le sale alguna cosa (con lo de hacerse daño no se lo digo tanto, porque imagino que si se ha hecho pupa, para él sí que pasa algo...).
      Si te toca, con que me invites a la boda me doy por hipersatisfecha!!! :)
      Muas!

      Eliminar
    2. Estás invitadísima, toque o no!!
      Muaks!

      Eliminar
    3. Aixxx, cómo me gustaríaaaa!
      Muas!

      Eliminar
  10. Pobre, esperemos que sea el periodo de adaptación y pronto vuelva a ir al cole como el año anterior. Que tierno lo de no pasa na mama. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aixxx, ojalá! Hoy lloros de nuevo...
      Besitos!

      Eliminar
  11. jajaja! P. también usa un montón esa frase, pero sus contextos suelen ser: "mamá, te he echado zumo encima de la falda que tienes colgada, pero no pasa nada", "mamá, le he dado un empujón a A., pero no pasa nada", jajaja.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Chico listo, jajaja! Seguro que Peque también la usará para eso ;)
      Besotes!

      Eliminar
  12. La verdad es que ese setimiento lo tenemos todas cuando dejamos a los peques...de todas formas, cuando entre alegre y te cuente lo bien que lo ha pasado seguro que ese regustillo amargo se te va.
    Besotes grandes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, el año pasado fue más sencillo, siempre iba contento. Ahora es que no quiere ni salir de casa :(
      Besos!

      Eliminar
  13. Jo, nosotros estamos igual. Y cuando me pregunta ¿mami, porqué tienes que ir a trabajar?
    Se me parte el alma... hoy la he dejado llorando, sé que se le pasará en un minuto, pero... uff.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, por lo menos me queda ese consuelo, que no le dura demasiado...Pero llevarlo allí contra su voluntad me cuesta un montón...
      Muas!

      Eliminar
  14. Si, cómo te entiendo. Los míos se quedan contentos y tranquilos, pero aún así, no puedo evitar cada mañana irme de la guarde con un regustillo agridulce.
    Al igual que tú, intento exprimir a tope cada minuto que paso con ellos.
    Y respecto a la canción... qué buena! Y qué buena peli!!
    Un beso guapa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una peli genial, y la cancioncilla siempre me levanta el ánimo!
      Disfrutar el tiempo a su lado es lo mejor que podemos hacer para compensar ese rato separados...
      Besitos!

      Eliminar
  15. hija mía...nuestros niños van a la par en todo, lo de no pasa nada no lo dice pero lo de sana sana lo dice un monton de veces al dia (sobre todo estos días que se ha rascado las picaduras de los mosquitos y tiene herida), s elo hace el sólo de un am anera graciosisimo y tb m elo hace a mi (tana,tana,a nana a tanas hoy a anana,ta´tá" jajjja, asi todo el día.
    Y lo del cole pues iguales , estoy esperando a que pase esta semana para publicar una entrada sobre la guarde porque iba demasiado bien...ayer y hoy empezó a llorar...:(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que sí, van de la manita en muchas cosas!
      Espero que Peluchín se adapte pronto al cole (¡a ver si en eso también se parecen!).
      Besos!

      Eliminar
  16. La verdad es que el tema de la conciliación es muy complicado. Lo veo a diario con algunos compañeros de trabajo que tienen que hacer unas cosas rarísimas para poder mandar a los niños al cole y trabajar al mismo tiempo... Adoro esa canción!!! Siempre me pone de un buen humor tremendo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está jodido Álter, conciliar con tus peludines es algo más fácil ;)
      A mí también me da un subidón la canción!
      Muas!

      Eliminar
  17. Ay! creo que se ha borrado mi comentario. Te decía que qué lindo tu Peque y que si había posibilidad de hacerle un club de fans. Qué dura la vuelta al cole para todos.
    un besito y feliz finde preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como presidenta del club de fans de Peque, te nombro socia honorífica del mismo! :)
      Buen finde guapetona!

      Eliminar
  18. ohh pobre... pero tu piensa que con los amigos esta genial! lo pasamos peor los papis que nuestros bebotes!

    besos y me uno al club :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aixxx, sí, sé que está bien, pero no puedo evitar pensar que en casa estaría mejor, lo veo tan pequeño todavía...En fin, paciencia!
      Muas!

      Eliminar