miércoles, 14 de octubre de 2015

Cosas que me dice


Acercarme a los pensamientos de Peque es una de las cosas que más me fascinan y divierten de ser su madre.

Recientemente, en algún lugar de cuyo nombre no quiero acordarme…



-Pesadillas.

A veces Peque tiene pesadillas. No muchas, creo, pero no estoy segura porque el muy bribón de las calla. Luego, una día, sin venir a cuento y mientras me prepara una sopa en su cocinita, me larga lo que le preocupa. Hay que aprovechar esos instantes buscando un equilibro entre el interés excesivo -porque le dará corte y se callará- y la indiferencia -porque pasará sobre el tema de puntillas y no habré podido recabar toda la información-.

Sus pesadillas más recurrentes se centran en el ascensor. De pronto se ve ahí solo y le entra la cagalera.

En una de estas ocasiones se me ocurrió preguntarle qué hacía para calmarse tras una pesadilla, y me explicó: “bueno, voy girando la cabeza, de un lado a otro, y entonces imagino que me empiezan a salir unos árboles… que son verdes y azules, y los azules son papá y los verdes eres tú, y así se me pasa”.

Soy un árbol verde que le sale de un lado de la cabeza a mi hijo cuando tiene miedo y eso le calma. Joder como mola.



-Antigüedades.

El concepto tiempo para un niño es alucinante. Lo mismo le da un año que un milenio. Y de ahí que el otro día me preguntase:

-Pero mamá, ¿cuándo tú naciste existían los coches?

A puntito estuve de contestarle que no, que mi madre fue trasladada en carromato al hospital para parirme, que me hice muy amiga del burro que me llevaba a cuestas de casa al cole y que por suerte Henry Ford creó el Ford T cuando me saqué el carnet de conducir. Pero me callé, que luego se lo cree todo y la hemos liao pollito.



-Anatomía.

Peque tiene un don para reinventar el nombre de las partes del cuerpo. A saber:

-Aix mamá, es que me pica la ventanita.

Yo estaba de espaldas a él y me giré para descubrir a qué diantres se refería mientras le preguntaba qué era la ventanita. Y me contestó mientras se estiraba del párpado:

-Esto mami, la ventanita del ojo.


Acabáramos.






26 comentarios:

  1. Ooohh lo de los árboles me ha encantado!!
    Haberle contado lo del carromato mujer! Que te iba a dar para un montón de anécdotas!
    Muaks

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es verdad... Gracias por la idea, jajajaja! :D
      Muas!

      Eliminar
  2. Juas juas... imaginación no le falta desde luego!! Merece la pena ir apuntándolo je!!

    Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, por eso lo apunto, me encanta!! ;)
      Besotes!

      Eliminar
  3. no sé si me gusta más la ventanita o los árboles de colores, definitivamente no me gusta el concepto de antigüedad! XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo! Jajajajaja!
      Muas!

      Eliminar
  4. Lo de los árboles de colores me encantó pero la ventanita ya ni te cuento. Que gracioso es este Peque, no te aburres con él ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, desde luego que no, imposible! Jajajajaja!
      Besotes!

      Eliminar
  5. Jajaja tiene tu don para inventar palabras. Me parto. Una imaginación prodigiosa. Me encanta su metáfora del árbol. Que lindo es!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me flipó lo del árbol. Y me enamoró que recurra a pensar en nosotros para calmarse... <3
      Muas!

      Eliminar
  6. que edad más bonita! me encanta peque!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que me molan todas las edades, jajajajaja! Vale, de la adolescencia pasopalabra. XD
      Besotes!

      Eliminar
  7. Jaja, Lo de las antigüedades me parece digno de un gran humorista negro( luego de escribirlo parece que el hombre en cuestión sea negro y no el tipo de humor,jaja) pero es que tiene razón en el fondo porque siempre la fecha de nacimiento de nuestros padres nos parecen lejanas. ¡Tiene mucha mucha imaginación! .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El tío lo que tiene es mucho morro, jajajajaja! E imaginación también. ;)
      Muas!

      Eliminar
  8. Yo pensaba que cuando mi madre era pequeña y joven la vida era en blanco y negro, porque todas las fotos eran así, y que un día se había hecho la luz como en la canción del planeta triste y oscuro jajaja para mearse, ¡bendita inocencia!

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anda que bueno! Hay una peli en la que pasa eso... ¿Cómo se llamaba...? ¡Lo tengo! ¡Pleasantville! :D
      Besotes en technicolor!

      Eliminar
  9. Qué bello :) Yo también quiero ser un árbol verde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Verdad? Es bonito, me gusta pensarlo. :)
      Un beso!

      Eliminar
  10. Hola: lo de las antigüedades es muy común porque parece que todos nuestros peques piensan que nacimos en la prehistoria. Deben de pensar que somos mayorcísimas. Qué original lo de la ventanita del ojo... son tan ocurrentes. No tenemos tiempo de aburrisnos con ellos. Seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tardará unos añitos en darse cuenta de lo relativo del tiempo. ;)
      Muas!

      Eliminar
  11. jaja, qué resalado! Con la ventanita me he reído mucho ;)

    ResponderEliminar
  12. ¿sabes que victor también se calma y se relaja moviendo la cabeza de un lado para otro? jajaja pensé que era el único sobre la faz de la tierra. tendré que esperar un tiempo a preguntarle si yo salgo en algún lugar, como árbol o lo que sea, a saber qué me cuenta.
    un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me explicarás qué te cuenta, qué bueno! :)
      Muas!

      Eliminar
  13. Jajaja esta entrada es genial. Personalmente me encanta adentrarme en el razonamiento o en su forma de pensar, los nanos son una fuente inagotable de imaginación y creatividad. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me gusta, redescubres el mundo! :)
      Besotes!

      Eliminar