martes, 9 de diciembre de 2014

U2 y el Adviento


Antes que nada, gracias. Mil gracias a todos lo que os habéis preocupado por nosotros y nos habéis mandado mensajes a través de todas las vías posibles. Me he sentido tremendamente acompañada estos días.

Normalmente los posts salen casi solos, tengo una idea que me ronda, sucede algo gracioso, me planto delante del ordenador y dejo fluir las palabras. Ahora me cuesta un poco más. Pero diré que esta experiencia, aunque toque fibras sensibles de mi ser y provoque a ratos tristeza y desasosiego, también me hace sentir otras muchas cosas buenas. Justo ayer retomé un libro que había dejado a medias para acabar otro. Se trata de “Sano y salvo” de Juan Gervás
Veo claro que tenía que leerlo en estos momentos. Me acerca a una visión de la vida (y de la enfermedad y la muerte) con la que comulgo totalmente. Rumio sus reflexiones y tomo nota de lo que no quiero olvidar: “¿Murió? No, acabó, que empezó a morir cuando nació… Nacemos y morimos cumpliendo un anatema vital, lleno de oportunidades de disfrute incluso en los últimos momentos. Así, una música o sonido preferido, una mano cariñosa, un beso cálido, una palabra sentida, un olor agradable y/o conmovedor, una caricia sensual, una lágrima amiga, una broma tonta y risueña, etc. […] La salud tiene muchos grados. La salud no es una variable dicotómica en la que sólo quepan el sí y el no. La salud tiene variaciones y modulaciones, altos, bajos y extremos. Si somos humanos, la salud tiene siempre un grado compatible con la enfermedad y la muerte. La salud no es un estado perfecto, sino posible y cambiante”.
Y así andamos, adaptándonos a los cambios. Una cosa está clara, a cabezota y tenaz no le gana nadie a mi padre. Y yo creo que se ha propuesto cocinar la cena de Navidad. Por cierto, U2 es la unidad de cuidados intensivos en la que está mi padre. A Mr. X y a mí nos pareció un buen augurio por ser fans de la banda de Bono. Veremos.

Una de las consecuencias del proceso en el que andamos inmersos es que las rutinas se resienten, y Peque no acaba de entender que tengamos que ir y volver del hospital continuamente. Asociado a ello, anda en modo ogro casi todo el día. Sé que parte de su mal humor es una expresión de todas las eventualidades vividas, sé que debería tener más paciencia, sé que debo dejar de tirar por la vía rápida de las órdenes y la poca empatía. Lo sé, y sigo tropezando. En fin… poco a poco.

Eso sí, aquí la menda se ha currado el Calendario de Adviento propuesto por la Parrulina, y trato de encontrar un rato al día para las actividades. Bueeeeno, vaaale, no todo han sido actividades. Mea culpa, una noche delegué en Mr. X la tarea de pensar algo para el día siguiente y por la mañana me levanto y me encuentro un polvorón metido a presión en la casita. Si es que… (para ser ecuánimes admitiré que yo también tiré de golosina un día –piruleta de chocolate made by Mr. X-).

A estas alturas podemos hacer una valoración de algunas de las actividades realizadas. Las guirnaldas de palomitas fueron un exitazo. Los hermanos de Peque se sumaron a la cadena de montaje y acabamos en una horita. Lo malo es que no se puede esperar que esas guirnaldas sirvan de decoración porque a la hora de fabricación ya habían desaparecido entre las fauces de los niños (y te encuentras palomitas hasta en las bragas durante dos días).

La otra actividad a la que le tenía ganas era la pasta de sal. Mi padre hacía figuritas con esta pasta cuando yo era pequeña y le quedaban de alucine. Si rescato alguna foto del baúl de los recuerdos la pondré por aquí. En un vano intento de emular aquellas obras de arte, ayer Peque y servidora le dimos a la masa. Bueno, en fin, para qué dar detalles… Yo hice un muñequito de nieve y una serpiente (deformación profesional) y Peque hizo un monigote de nieve –picasiano- y un mamotreto de medio kilo de pasta que no va a secar en la p..a vida que primero dijo que era un volcán y después un tomate. Prometo fotos en cuanto tenga un rato. Ya me estoy preguntando cómo deshacerme de ese artefacto sin que se dé cuenta…




30 comentarios:

  1. Es tan difícil en los momentos duros, sacar la sonrisa, la paciencia y evitar que afecte al resto de nuestro día a día.
    Me ha encantado el texto que has puesto, me haré con el libro, sin duda.
    Y me parto con el polvorón aplastao de Mr.X!
    Mucha fuerza guapa!! Envío toneladas de energía para que el teutón cocine la cena de Nochebuena.
    Abrazo apretadisimo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que cuesta... pero es un buen propósito para acabar el año. :)
      Ya me dirás si te haces con el libro, hay un montón de temas sobre los que reflexionar.
      Gracias por el abrazaco!

      Eliminar
  2. Pero bueno, tanto viaje al hospital!!! Dile a ese ocurrente señor alemán que se vaya levantando y cogiendo el petate para deleitaros con alguno de sus platos, ¡hombre ya! Seguro que ni ha colaborado en poner el árbol ;)

    Un beso enorme <3

    30+2

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se lo diré de tu parte, a ver si cuela, jeje. :)
      Un abrazo preciosa.

      Eliminar
  3. Si quieres ánimos para el calendario... te sale mucho mejor que a Porfinyomisma!
    Jajajaja! Vengo de leerla a ella, echale un vistazo y te reirás un poquito.
    Un beso, corazón!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me lo acabo de leer, es buenísimo, jajajajaja!
      Qué bueno es reír. ;)
      Muas!

      Eliminar
  4. ya veo que cocinará la comida de Navidad y la de Nochevieja... dile que se apure que aún queda pasta de sal como para varios tomates! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja... Yo si eso le iré diseñando el menú... ;)
      Besotes!

      Eliminar
  5. Hola Mo, soy lectora de blogs y te suelo leer frecuentemente.
    Se por lo que estas pasando, tengo a mi padre en una situación muy parecida. El esta en casa, pero es muy duro pensar que el año que viene no estará sentado en la mesa, en Navidad.
    Animo.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por escribir Lourdes, siempre me hace ilusión conocer a los que nos leéis.
      Lamento que estés pasando por lo mismo... Yo trato de no pensar más allá de hoy mismo y disfrutar de su compañía. Muchos ánimos...
      Besotes.

      Eliminar
  6. Mucho ánimo cariño. Seguro que lo de U2 es un buen preludio. Que todo vaya bien. Besitos

    ResponderEliminar
  7. Me alegra saber de ti, me acuerdo mucho de ti a lo largo del día, un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias Batallitas, de todo corazón.
      Besotes.

      Eliminar
  8. Son momentos difíciles... mucho ánimo y muchas fuerzas para todos!!

    ResponderEliminar
  9. Es muy bueno que te sientes delante de la pantalla y dejes fluir tus ideas y pensamientos. Además de hacerlo muy bien , es una fantástica terapia para despejar el alma y la mente. Es inevitable que sucesos inesperados te saquen de la rutina habitual y te afecte tanto, como en tu caso. Sólo puedes hacer una cosa: Usar tu cerebro a tu favor y no en tu contra, y evita generarte pensamientos negativos y pesimistas ,porque no solucionas nada con ellos ,nada más que producirte más agobio y tristeza ,porque lo que tenga que ser será ,con la seguridad de que lo habéis hecho bien. Así que menos pasta de sal y más experimentos con peque ,que quiero que sea de ciencias ......jaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Escribir siempre ha sido terapéutico para mí, supongo que por eso me ahorro el psicólogo. ;)
      Con la enfermedad y muerte de mi madre puse en práctica eso que comentas y me fue muy bien. A veces se cuelan pensamientos negativos, pero pongo un cortafuegos y los domino en la medida de lo posible. Angustiarse por el futuro sólo trae sufrimiento añadido. No mola.
      Tendré que inspirarme en tu blog para las actividades, jejejeje... Y la masa de sal también tiene su ciencia mujé... XD
      Besotes!

      Eliminar
  10. Ya verás cómo U2 os trae suerte y en nada sale el germano cantando a lo Bono. Un beso muy grande, guapetona.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Álter, de momento tenemos al teutón en planta, un pasito más.
      Muas!

      Eliminar
  11. Ups me acabo de enterar...
    Besos y mucha fuerza!!!
    U2?!?!?!?!?! Joder no sabía yo esta originalidad de los hospitales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Arantxa. Ya ves, son unos rockeros... :)
      Besos!

      Eliminar
  12. Me encanta el nombre de la unidad, claro que es un buen augurio, U2 es lo más!! :)
    Yo es que para los calendarios de adviento soy vaguísima... a ver si para el año que viene soy capaz...
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo siempre he sido hipervaga para los calendarios, pero este año Parrulina me ha animado, y debo decir que vale la pena, Peque lo está disfrutando un montón!!
      Muas!

      Eliminar
  13. Nena, mucho animo.

    Por cierto, siempre me haces reír, hasta en tus momentos más alicaídos sacas una historietilla con la que me descojono.
    Lo de la pasta de sal, (es que aún estoy riendome) es buenísimo.
    No te preocupes por peque, seguro que es lo que dices y pronto se serena.

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Mukali...
      Me gusta buscarle la chispilla lo que sucede cada día, y estando las cosas como están, más todavía. Hay que reírse :)
      Un abrazote.

      Eliminar
  14. Ánimo! Espero que eso de U2 sí que sea un buen presagio!!

    Feliz día♥
    María {La cajita de música}

    ResponderEliminar
  15. Mis mejores deseos y energía de la buena.
    Un beso grande

    ResponderEliminar