martes, 30 de diciembre de 2014

Esperando el autobús


Estoy esperando el autobús. La marquesina está inundada de abundante luz invernal, pero a duras penas contrarresta el frío polar que ha congelado cada uno de los dedos de mis pies (especialmente el de en medio, que a saber por qué extraña razón siempre es el último en entrar en calor). Envío un mensaje a los niños, que están solos en casa -horror- para avisarles de que en nada llego para preparar la comida. Dicen que todo está bajo control. Mejor les creo.
Vuelvo a la marquesina, a mis falanges tiritonas y al sol que sólo calienta mi cara. De verdad que me cuesta encontrarle la gracia al invierno.

Sin proponérmelo empiezo a pensar en el año que se acaba y en el que va a comenzar. No soy de balances. Quizás porque un año solar me parece un período de tiempo arbitrario para hacer cómputo de vivencias. Quizás porque me preocupa lo que pueda ocurrir en el 2015 (aunque estoy consiguiendo aparcar angustias y exprimir el ahora). Quizás porque prefiero vivir sin objetivos que cumplir. Vale, esto último no me lo creo ni yo (véase mi manía de hacer listas de todo lo que quiero leer, ver o experimentar).

Al 2015 le pediría unas cuantas cosas, pero me temo que la mayoría no dependen de mí. En momentos como los actuales siempre me viene a la mente la Oración de la Serenidad. No he sido criada bajo ningún credo, pero religiones aparte, esta plegaria siempre me ha parecido inspiradora y la clave para lidiar con gran parte de los conflictos vitales por los que tenemos que pasar. En un orden más superficial de cosas, tampoco depende de mí que me toque la lotería y por fin pueda tener mi ático con mega patio, así que de momento me limitaré a lo que sí puedo cambiar. Para el año que viene me propongo ser mejor madre para Peque. No voy a decir que me considere una progenitora nefasta porque ya intento currarme mi ente maternal todo lo que puedo y ofrecer a mi churumbel oportunidades varias de disfrute y regocijo, pero reconozco que estas últimas semanas tengo momentos de cero paciencia y malas maneras. Por supuesto, tras una rabieta y mi mala reacción, acude rauda y veloz la la Sra. Culpabilidad sin ser invitada. Ésa que sólo contribuye a empeorar mi malestar y que yo creía controlada. Ahhh amiga, de control nanay. A la que te despistas se desmelena todo. Cierto es que no me ha tocado el niño más tranquilo, dócil y sosegado del universo, pero la adulta soy yo, y no hay vuelta de hoja. Y oye, el crío tiene sus bemoles, pero pocos hay que sean tan cariñosos, besucones y tiernos con su señora madre.

Joder, mira que hace frío, a ver si llega ya el díscolo autobús (es por no decir puto, que en una entrada de propósitos añonueviles queda feo). Por fin, ahí llega. Subo al bus y una anciana empieza a despotricar a troche y moche porque la gente no circula. Pero a ver, alma cándida, esto está petao, tengo la maletita del colega de al lado más metida en el culo que el tanga, un poquito de por favor (que conste que soy una persona considerada y respetuosa con mis mayores... pero cuando estos no demuestran ser merecedores de mi cortesía y encima van de "que-mal-está-la-juventud" me entran los siete males -y me acuerdo de una cínica poesía que una amiga les escribió a las "simpáticas viejecitas del carrito que pululan por el mercado"-). Bueno, bueno, bueno... ¿Dónde está mi espíritu navideño? Me parece que voy a tener que pulir mis propósitos e incluir una sección para los viejetes cascarrabias.

¿Por dónde iba? Ah sí... Mi lista de pendientes para el 2015. Venga, me pido sacarle provecho a mi cámara nueva y conseguir fotos molonas; llevar a Peque a patinar sobre hielo, que ya me vale no haberlo hecho aún; ensayar toooooooodas las recetas de galletas que le he copiado a mi paterno de su libro secreto y demostrarle que me salen tan bien como a él; reír más (siempre se puede reír más); no ser tan sargento con el orden (bah, eso es imposible, descartado); sentarme mejor (si me despisto acabo hecha un ocho en la silla); conseguir un minutito de meditación a la semana (si pido más me rajo fijo); ver las pelis de mi lista/leer los libros de mi lista/hacer las actividades materno-filiales de mi lista; no hacer tantas listas; buscar más momentos de solaz parejil con Mr. X (no hablo sólo de eso que estáis pensando, mentes lascivas... pero también, jeje); montar más cenas/salidas/excusas-para-quedar con mis amiguitos y partirnos de la risa con nuestras paridas. Ya paro, que esto no tiene fin. Y a ver, en el fondo no es tan complicado, sólo se trata de amar cada día que pasa y no dejar que se me escape sin haberlo aprovechado.

¡Mi parada!

Que el 2015 sea buen chico y os traiga todo lo que deseáis. Mil gracias por pasaros por aquí, a todos y cada uno de vosotros.


¡Feliz Año Nuevo!




26 comentarios:

  1. Hola: pude sentir el frío helador de la parada del bus y también mis pies congelados...me encanta cómo escribes... También te deseo un Feliz Año y esperemos que nos toque la lotería aunque no dependa de nosotras... y lleva a tu niña a patinar sobre hielo que a las mías les encanta!. Seguimos en contacto ya en el Nuevo Año.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Marta!! A ver si me lo llevo a la pista de hielo (es un chicarrón, jeje), y a ver sobre todo si recuerdo cómo mantener el equilibrio!!
      Feliz Año!

      Eliminar
  2. Felliz 2015 para ti también os deseo lo mejor de verdad. Un beso enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igualmente Batallitas, sé que estáis pasando también momentos difíciles, muchos ánimos preciosa!!! Que el 2015 os traiga más amor, salud y felicidad!
      Muas!

      Eliminar
  3. Uff, las vieyas que van de qué mal está la juventud cuando las más perracas son ellas, representan the last of the last.

    ¡Feliz 2015!

    33+3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perraca, cómo me mola ese palabro, jajajajaja!
      Feliz Año Eva!!!
      Besotes!

      Eliminar
  4. Feliz año nuevo!! Que cumplas la mayoría de la lisa ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Annie, cuánto tiempo!!! Feliz Año hermosa!
      Muas!

      Eliminar
  5. Que espera más productiva jajaja

    Al final cuando llegaste a casa lo tenían todo bajo o control o era una leonera ;)

    Que consigas todo lo que te propones guapa. Y ánimo con esto de la maternidad. A mí me pasa igual: Palabras dulces, se acaba la paciencia, ataque de ira, culpabilidad, palabras dulces...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si escribiese todo lo que se me pasa por la cabeza esperando el autobús... Jajajajaja!
      A ver si en el 2015 logramos romper ese círculo vicioso. :)
      Besotes guapetona!

      Eliminar
  6. Hay nena, que esta tarde papá Tsunamí se ha llevado a los peques de paseo mientras yo me he pasado el reto limpiando la pecera. Estaba mega sucia y he descubierto el porque. Se ha roto el filtro, el motor está escacharrado del todo y claro, eso más que una pecera parecía una esmeralda en bruto con peces flotando dentro. Tu dices que en la parada hacía frío. Ni te cuento como estoy yo tras pasarme dos horas con los brazos dentro de la pecera de peces NO tropicales. Bruuuu..... desde entonces estoy de un destemplado. Dos horas dándole a la rasqueta porque le he tenido que dar rasqueta. Pobrecitos mios. La he dejado tan reluciente que ahora los pezqueñines nadan dentro de un diamente en bruto. Bueno, pues eso, que no me ha entrado ningún autobús en casa pero yo también tengo hasta los pinrelicos helados.

    Feliz Año Nuevo a todos y muchos besicos muas, muas, y requetemuas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayayayayyyyy, que me da frío sólo imaginarlo!!!! Eso sí, ahora los pececitos van a ver el mundo de otro color. :D
      Besototes guapísima!

      Eliminar
  7. Feliz estrenado Año Nuevo... y que se vayan cumpliendo todos esos deseos.

    Un abrazo gigante y llenito de esperanza!!

    ^^

    ResponderEliminar
  8. Espero que este nuevo año esté llenno de cosas nuevas y puedas cumplir tus propósitos :)

    Feliz 2015♥
    María {La cajita de música}

    ResponderEliminar
  9. Feliz año guapa, y que se vayan cumpliendo todos eso deseos.
    Un beso muuuu grande!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Ele! Igualmente!
      Besotes!

      Eliminar
  10. Feliz año!! Y ojalá seas capaz de cumplir tu lista de propósitos!
    Un beso guapa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Días! Veremos, jajajaja!
      Muas!

      Eliminar
  11. Feliz año nuevo 2015 para tí!!
    Da gusto leer tu post , me he reído un montón y empezar así es beneficioso ya que ando desconectada total , aún abriendo maletas y acomodando y es que necesito unas vacaciones para descansar de la paliza de vacaciones que me meto ,en fin , que no hay que pensar tanto Mo , que hace daño ,jaja . A mí lo que más me preocupa de todo lo que has reflexionado es tu dedo del medio que no coge temperatura ,jaja. Lo demás va saliendo poco a poco . Aunque es bueno tener intenciones .....
    Un abrazo!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te hayas reído un rato! :)
      Ya sé que no hay que pensar tanto... estoy en ello, pero de momento no veo progresos, jajajajaja!
      Besotes!

      Eliminar
  12. Guauuuuuuuuuuuuuuuuu pues todos esos deseos y más , que te lo mereces todos, todos, toooooooodos !!!
    peeeeeeeeeeeero, tienes que aclararme dónde está esa marquesina del frio polar, por que si es en Alemania pos vale, pero si es en Barcelona .... que invito 5 minutos en una marquesina en Lleida, pa que compares el frio polar ese, que a ti se te han congelado los dedos, pero a mi el otro dia se me congelo to el tuétano. jejejjeeej.

    besotes guapa y gracias por todo !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja! Yo es que ya lo digo siempre, tengo alma caribeña, y el frío no me va ni de refilón! Invítame mejor en verano a una terracita. XD
      Me alegro de saber de ti preciosa!
      Muas!

      Eliminar
  13. Lllego tarde pero llego. Está muy bien eso de los nuevos propósitos, pero que muy muy bien... Después de leer tu entrada y pensar en si yo me hice o no, recuerdo haber pensado en hacer y disfrutar lo que me guste, sin pensar en resultados, sólo en dejarme llevar y disfrutar del momento.... justo de "ese" que se nos escapa y en un plis ya forma parte de nuestro pasado.

    Ya te lo han dicho y creo que también te lo e dicho yo, pero por si acaso decirte, que me encanta leerte!!! y más aún "haberte tenido" en el pasado 2014 y pensar en seguir haciéndolo en el 2015. Felices momentos para vuestro 2015 Guapa!!!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí nunca se llega tarde, que vuestros comentarios son un regalo!!
      Tu propósito es inmejorable, sin duda. :D
      Mil gracias por tu piropo corazón, a seguir disfrutando del 2015!
      Besotes!

      Eliminar