miércoles, 24 de septiembre de 2014

El día B


Sábado por la mañana. Siete AM. Ni despertador ni leches, adrenalina en vena es lo que me despertó, como en los días previos. Ojeadita a Peque, modo lirón on. Ojeadita a Mr. X, ojos como platos. Compenetración máxima, que no se diga. Miramos por la ventana y comprobamos aliviados que el servicio de meteorología había acertado. Solazo veraniego. ¡En marcha!

Mr. X se fue con sus hermanos, cuñados y sobrinos mayores a la masía vecina a poner las mesas, yo me lo tomé con calma. Mientras desayunaba, la gente que iba entrando en la cocina me preguntaba cómo iban mis nervios. Y lo cierto es que para ser la co-protagonista de la jornada lo llevaba muy bien. Aunque de pronto recordé que me había olvidado hacer el té frío del aperitivo y mientras lo preparaba se me caía todo de las manos...

Me di una ducha rápida y a las ocho llegó puntual M, el peluquero. Elegimos un lugar tranquilo del jardín, y dado que casi todo el mundo había ahuecado el ala, durante media hora pude abstraerme de la situación y disfrutar de una paz cuasi mística. Hay algo mágico en las primeras horas del día. La luz asomaba tímida entre los laureles, la temperatura era fresca y vigorizante, y el buen hacer silencioso de M me permitía gozar del momento. Poco después llegó mi amiga O, que se había ofrecido a hacer las fotos del evento (no es una profesional del ramo, pero se apaña divinamente). Empezaron las risas y poquito a poco el ritmo de la jornada fue "in crescendo" al ir apareciendo otras amigas que venían a ofrecerme apoyo moral. Bueno, a eso venían en teoría, pero tras decirme hola a distancia (besos no, que M me prohibió gesticular hasta haber acabado con el maquillaje), desparecieron del mapa... En su disculpa explicaré que estaban ensayando su discurso. Las perdonamos.

De pronto sonó el teléfono. Era A, un amigo y vecino de mi padre que tenía que venir con él a la boda. Me explicó que mi padre, pedazo de cabezota teutón sin remedio, se había empecinado en cumplir la promesa que me había hecho -antes del ingreso- y cocinar unas pastas saladas para el aperitivo. Recordemos que había salido del hospital hacía tres días. Pues no se le ocurrió otra cosa que levantarse a las tres de la mañana para hornear las pastas... Y claro, a las ocho estaba reventado y se había puesto a dormir. A me llamaba para explicarme que iban a llegar tarde, justo para la comida. Fue un jarro de agua fría, porque mi discurso estaba en parte dedicado a mi padre, y me dio mucha pena aceptar que no iba a oírlo... Pero bueno, después de todo lo acontecido en las últimas semanas, que pudiese venir ya era un regalo. Sacudí la tristeza y volví al presente.

Cuando M acabó y por fin me miré en el espejo, flipé en colores. Me gustaría usar una expresión más culta para describirlo, pero ésta es la que más se ajusta a la realidad. Y fliparon también todos los que se iban cruzando conmigo. Si en la prueba había tenido algunas dudas respecto al peinado y el maquillaje, estas se disiparon por completo al ver mi reflejo. M se salió, el peinado quedó precioso y usó menos maquillaje para no resaltar mis imperfecciones. ¡Olé él!

Mis amigas me ayudaron a ponerme el vestido y nos echamos unas buenas risas gracias a la cremallera. Ninguna quería asumir la responsabilidad de subírmela porque costaba un huevo un poco y temían quedarse con el artefacto en las manos. Menos mal que conseguí perder peso, de lo contrario no sé si la cosa no hubiese acabado en tragedia estilística... Por fortuna la cremallera subió sin desgracias asociadas.

Mi amiga T me regaló un ramo de novia espectacular, en tonos azules y blancos con un toque de menta que le daba color y un aroma de escándalo. El ramo perfecto, sin más.

Si tenemos novia peinada, maquillada, vestida, con ramo y el reloj marca que es la hora H, ¿qué hacemos? Pues la subimos a un coche y nos la llevamos al sarao. Así que venga, todos a sus puestos. Mis amigas se marcharon primero y a mí me llevó en su engalanado coche mi cuñado M (el del vozarrón del último post).

Hay momentos clave, arquetípicos me atrevería a decir. El de la novia de camino a su boda es uno de ellos para mí. Cuando estábamos cerca del lugar hicimos una pequeña parada técnica para dar tiempo a todos los invitados a que estuviesen en la recepción y tras cinco minutitos entramos en escena. Me habían preguntado qué música quería para la ocasión (por todo lo de mi padre me quedé sin hacer muchas cosas, como elegir la BSO), y pedí que fuese algo animado, nada de clásicos pastelosos y/o lacrimógenos. Acertaron de pleno, y cuando llegué y vi a todo el mundo sonaba "Happy" de Farrell Williams. Me iba a bajar yo misma del vehículo y M me dijo que ni se me ocurriese, bajó él zumbando y me abrió la puerta... Descendí con todo el glamour con el que me fue posible y casi me da un síncope vergüenzil al tener todas las miradas fijas en mí... ¡pero que subidón ver a tanta gente querida junta! Iba alborotada de un lado a otro y al fin me di cuenta… ¡de que tenía a Mr. X delante de las narices! Menuda novia despistada... Abracé a mi churri (que estaba de un buenorro que quitaba el sentido, ganitas me daban de desaparecer con él en algún huerto cercano) y para completar mi felicidad apareció Peque a nuestro lado. El pobre estaba un tanto desconcertado, pero por suerte con tantos primos y amigos fue de flor en flor sin echarnos mucho de menos. De esos primeros minutos recuerdo los abrazos efusivos de los amigos y las felicitaciones. Y veo las fotos y me noto feliz, con una sonrisa franca y sincera. Como siempre soñé en un día así.

Andamos como locos saludando a todo el mundo y al poco vino mi amigo R (maestro de ceremonias) para preguntarme cuando quería empezar con los discursos. Le dije que no podíamos tardar y él me animó a esperar un poco más a mi padre. Eso me recordó que vendría bastante más tarde, pero justo en ese momento R me anunció que ya veía su coche. ¡Había llegado a tiempo! Corrí con Mr. X para darle la bienvenida, y en el momento en que crucé mi mirada con la de mi padre nos echamos a llorar. Por la tensión acumulada, porque no sabíamos si el momento soñado llegaría, porque la vida da muchos palos y porque en ese instante nos lo dijimos todo. Y mi madre estaba allí. Lo estaba, entre los dos, en el amor que construimos como familia.

Una vez calmados, abrazados, besados y felices, fuimos organizando todo para la ceremonia, que consistió en los discursos de varios amigos y familiares. El primero fue el mío. Me emocioné, sí, pero logré hablar desde el corazón y decir el tipo de cosas que sólo se dicen en público en un día así y que sirven para agradecer y devolver una pequeña parte del amor que has recibido. Y mi padre lo escuchó con una sonrisa en sus labios. El mejor regalo.

Después hablaron los hermanos de Mr. X y nuestros cuñados. Palabras divertidas y llenas de cariño.

A continuación llegó el discurso que más me enterneció, el de las hijas de Mr. X. Cuando él y yo empezamos a salir y me hablaba de sus hijos y me enseñaba sus fotos yo me preguntaba qué relación tendríamos. Creo que con los años hemos logrado crear algo bonito y duradero entre todos, y lo que dijeron me lo confirma. Estoy convencida de que lo estamos haciendo bien.

Más tarde hablaron los amigos que nos ofrecieron su casa (en concreto C, la hija, con la que tenemos una buena dosis de complicidad y camadería) y por último mis amigas M, V y E, que hicieron un divertidísimo y conmovedor repaso a nuestra vida juntas. Todos esos discursos los guardo como oro en paño, para leerlos y volver a emocionarme cada vez que mi body tenga ganas de marcha.

Una vez superada la fase emotiva de la boda (o eso pensaba yo), pasamos a la parte lúdico festiva. Mr. X me ofreció su brazo y me dijo que enseguida llegaba nuestra carroza para ir a la zona de las mesas. Su cara de pillo me hizo sospechar alguna travesura, y mientras escuchábamos las primeras notas de "Love is in the air" asomó por la curva nuestro fabuloso vehículo nupcial... ¡¡un tractor!! Molón a más no poder con su esmerada decoración. J, al anfitrión de la masía, lo conducía pletórico, y muy dispuesto a facilitarnos las cosas, bajó la pala para Mr. X y yo subiésemos. De esa guisa recorrimos el trayecto hasta las mesas. Qué risas nos echamos...

La comida estaba espectacular, paella y fideos a la cazuela, aunque ya se sabe que en días así el estómago anda medio encogido y mucho no devoré (pero al día siguiente me jarté de restos). De postres, pastelaco made by Mr. X. Fantabuloso. Y decorado con unos monigotes con nuestras caricaturas que hizo la sobrina de Mr. X. Le quedaron clavaditos.

Después del pastel Mr. X y yo obsequiamos a nuestros distinguidos invitados con lo que habíamos preparado respectivamente (a saber, bombones y puntos de libro). Así aprovechamos para dar un voltio y charlar con la gente. Aunque después me veo en las fotos y apenas recuerdo todos esos momentos. Trampas de la mente...

Por la tarde mis amigos, muy artistas ellos (de verdad de la buena, no es ironía), nos obsequiaron con varias piezas, algunas tuneadas para la ocasión, otras dedicadas por saber que me ponen los pelos como escarpias. Imposible olvidar ese "Sorry" de Tracy Chapman y el solo de "Somebody to love" de Queen que interpretó I. Después, rumbita de la buena de un artista como la copa de un pino.

Ya entrada la tarde Mr. X y mi otro cuñado (el del vozarrón no, otro que es un culo inquieto y que necesitaba quemar calorías) propusieron una mini excursión a un cerro cercano para ver la puesta de sol. Muy bucólico, sí. Pero decían que eran diez minutos. Los cojones. Si algo tiene de bueno casarse con alguien con quien vives hace nueve años es que te conoces sus "diez minutos". Tardaron una hora en ir y volver, ahí las chicas con sus taconcillos por el campo. A mí no me engañaron, jeje. Pero se lo pasaron muy bien y yo aproveché para reponer fuerzas apoltronada en una silla y de cháchara con mis amigas.

Por la noche hubo avituallamiento para mantener el nivel energético y afrontar la madrugada con alegría. La mayor parte de la gente se fue despidiendo antes de eso (sobre todo los que tenían niños o mascotas que recoger), pero unos cuantos nos dimos el gustazo de menear el cuerpo hasta la madrugada. Mr. X pilló una turca de mucho cuidado, pero mientras se mantuvo en movimiento no se percató del desastre, eso llegó a la mañana siguiente.

A las tres de la madrugada dimos por concluido nuestro bodorrio, felices por el exitazo y porque será un día (que digo un día, una semana) para recordar por los siglos de los siglos.

Y lo mejor, amigos y amigas, es que aquí servidora tiene una cuenta pendiente por saldar. ¡A por la despedida de soltera, yihaaaaaa!




53 comentarios:

  1. Me encantan las bodas!!!!! Un día maravilloso, totalmente. Muchísimas felicidades a los dos.

    ResponderEliminar
  2. GUAU!!!!!!!!! Yo quiero más fotos!!! Muchas más!!! FELICIDADES!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajaja! Gracias Suu! Haberlas haylas, pero están como las meigas, escondiditas en mi disco duro, jejejejeje...
      Besotes!

      Eliminar
  3. Tengo todavía la piel de gallina con tu relato... qué emotivo, bonito, tierno, intrigante... lo del tractor me ha encantado y las fotos.. qué decirte... ya te había visto en la tele pero en la foto estás espectacular!!! Fuera todos esos complejos del anterior entrada!!!! Y Mr. X.. pues un bombón (con permiso de su señora jejeje)
    Besos mil, enhorabuena de nuevo y gracias por contarnos todo con pelos y señales!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Mamá Ciruela!
      Creo que la felicidad sacó lo mejor de mí ;) Y Mr. X es un bombón, tienes todo el permiso del mundo para decirlo, jajajaja!
      Muas!

      Eliminar
  4. Bueno, ya te lo había dicho, pero estabais guapísimos y la boda moló mogollón.

    Y menudo detallazo el de tu padre, ¡qué guay!

    La foto del tractor es brutal :D

    19+3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias Eva!
      Mi padre es cabezota, pero muy detallista, jejeje...
      El tractor es lo más!
      Besotes!

      Eliminar
  5. GUAPA!!!! Me tienes con la lagrimilla de la emoción!

    ResponderEliminar
  6. Ay nena qué llorera!!! Qué bonito todo!!
    El momentazo con tu padre!!
    Me pasó a mi igual, es que fue vernos y ponernos a llorar, jejej.
    Y repito, insisto hasta aburrir, estás requeteguapísima!!!
    Un abrazo.
    PD qué hay del discurso?? ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Traxi!!
      Oye, tú pides mucho, eh? Jajajajajajaja!
      Besotes!

      Eliminar
  7. Qué bonito, qué emoción, qué preciosos!!!
    Me encanta todo y hasta he podido oler el ramo.
    Felicidades de nuevo...
    ahhh! lo del tractor no tiene precio, que no, que no!
    besotesss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Arantxa!!
      El ramo olía tal y como te lo imaginas... :)
      Muas!

      Eliminar
  8. Ains, pero qué bonito todo!! Mira que yo normalmente suelo estar muerta por dentro, pero tu post me ha sacado la parte emotiva... ahí con tu padre llegando a tiempo, y los hijos de Mr. X... que bonito...
    Y vosotros guapísimos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bruta, qué vas a estar tú muerta, que ya sabemos que tus compuertas no son lo que eran!!
      :D
      Besotes!

      Eliminar
  9. Aunque te sigo hace mucho tiempo nunca me habia animado a escribirte, pero teniendo en cuenta que he esperado tu crónica y tus fotos como si del Hola se tratara, hoy no he podido resistirme. Me ha encantado vuestra boda!!! Me ha parecido super super especial, y que guapos estabais! !! Que sigáis siendo tan felices. María

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues te agradezco muchísimo que te hayas animado, María, de verdad. Saber de los que estáis al otro lado da mucho subidón. ¡Ojalá se animen más!
      Y gracias también por tus bonitas palabras!
      Muas!

      Eliminar
  10. POR-FAVOR!! Qué maravilla de foto, y que guapos, radiantes y felices en las fotos, ay!! enhorabuena, qué boda tan bonita!!!!! :) ains!

    ResponderEliminar
  11. Ains pero qué bodorrio tan emocionante y qué guapísima estás!!!! Felicidad forever, que os la mereceis!!!!

    ResponderEliminar
  12. Ohhh me encanta que nos hayas hecho el gran favor, que se lo que es para tí poner fotos, pero merece la pena por que podamos verte!!!!!!! Me parece preciosa la foto en b/n tuya sonriendo!! El detalle del tractor toooodo un gran punto. Ayyy que me habia perdido la entrada anterior, creí que la había leído, pero al leer "el del vozarrón no" digo einnn eso no me suena jajaja y vuelta para atrás.
    Me alegro de que saliese tannn bonita, tann tú (y eso que no te conozco en persona jajaja) Vivannnn los novios. Mil besos de felicidades!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja se me olvidaba, me has hecho llorar con lo de tu padre!!! y eso que a mi me cuesta mucho en esto de tema bodas soltar alguna vez una lágrima pero lo que trasmites es precioso! Espero que mejore cada día un poquito más.

      Eliminar
    2. Muchas, muchas gracias Montse! Lo de las fotos no me va, pero bueno, después de tanto dar la lata con la boda me daba penica no poner ninguna, jejejejeje...
      Lo de mi papi me emociona cada vez que lo pienso. Aún no me creo que al final saliese bien. :)
      Besotes!

      Eliminar
  13. ayyy mi niña, que me has hecho llorar hoy que he podido pasarme por aquí.
    Lo de tu padre es indescriptible (ahí mi llorera) pero como buen alemán cabezota no podía faltar a la boda de su niña :) .
    Todo precioso y lo de que ves fotos y no te acuerdas de muchas cosas...te acuerdas que yo te lo decía? disfrutaa, disfrútalo mucho que luego no te acordarás de la mitad de las cosas, jajajaj
    Leeré las entradas anteriores en breve.
    Pero lo que más ojiplática me ha dejado es que hayas puesto FOTOSSS, guauuuu. No te vuelvo a decir que estabais espectaculares (incluyo tractor)porque te lo acabarás creyendo ;).
    Besiños señora X :P

    Yaiza (que toy en ordenador del papi)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Yaiza!! Lo de la foto es la excepción que confirma la regla, nada más, jejejejeje...
      El tractor es el más guapo de todos! :P
      Muas!

      Eliminar
  14. Me ha encantado tu crónica y tu boda!!!! Como se nota el cariño y el amor en todo lo que habeis preparado, y sobretodo por los invitados, todos aportando un granito de arena.... Como me alegro de tu felicidad y sobretodo de que tu papi disfrutara de ese momento...
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Irene! La verdad es que al final todo salió mejor de lo que creíamos! :)
      Besotes!

      Eliminar
  15. qué emocionante, qué guapos, qué bonito se escucha todo, qué bueno lo de las pastas saladas madrugadoras, los aportes de familia y amigos... pero qué pasada lo del tractoooor!!! xDDDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Remorada!!!!
      Y tengo que decir que la idea del tractor fue de Mr. X... Estuvo inspirado! Jajajajajaja!
      Muas!

      Eliminar
  16. Jajajaja. La foto del tractor es impagable!!! Cómo me alegro de que lo hayáis disfrutado tanto y de que tu papi haya podido disfrutarlo con vosotros. Un besazo y que vivan los novios!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Álter! Jajajajaja! Veo que os habéis hecho fans del tractor! Quién sabe, igual iniciamos una moda nupcial... XD
      Besotes!

      Eliminar
  17. Jolin que guapérrimos que estais!!! Y que emocionante... madre mía Mo, me tienes con la lágrima en el ojo!!! Un día precioso y con muchísimo amor en el aire... ji!

    Felicidades familia!!

    Un abrazo muy especial!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Dibujos!!
      Un abrazote para ti también!

      Eliminar
  18. Bueno , ya por fin el día llegó y pasó más que bien. ¡Nos merecíamos una foto!Por Dios , después de seguir todas los preparativos y demás acontecimientos. Guapísisisismos , tu vestido y tu ramo preciosos. ¡Qué seas más feliz aún!.

    http://serendipeandoagusto.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Seoane! Me alegro de que os hayan gustado las fotos!!
      Besotes!

      Eliminar
  19. ¡Guapísimos! Y qué día más bonito que fue. Me alegro un montón de que tu padre pudiera estar contigo (y con sus pastas, aunque eso supusiera llegar después, qué importa, él seguro que fue feliz haciéndolas)
    Un besote y felicidades otra vez

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Bego! Yo también creo que fue feliz haciéndolo... ¡pero qué cabezota! ;)
      Muas!

      Eliminar
  20. ¡Qué boda tan bonita! ¡Y los dos guapísimos! Que bien que te ponemos cara.
    Me alegro de que todo saliera tan bien, muchas felicidades!
    Un besillo guapa

    ResponderEliminar
  21. Ay Mo, me encanta, me encanta y me encanta.

    Soys muy guapos, pero que mucho, ser felices para el esto de la vida y disfrutar!!!

    Un besote muy fuerte familia.

    ResponderEliminar
  22. Muchas felicidades. Estabais guapísimos. Sobre toó tu... Me quedo por aquí para seguirte.

    Te invito a mi blog , ahora esta centrado en la perdida de mi pequeña y la lucha de la búsqueda y la infertilidad. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias JM, y gracias por la invitación, lamento mucho tu pérdida...
      Un beso.

      Eliminar
  23. Gracias por esta crónica tan emotiva y tan divertida, y que bien ponerte cara, ¡¡Vaya novios guapos!!... que toda la felicidad que sale de cada renglón y de cada imagen, dure toda la vida <3
    Un besote bien fuerte

    ResponderEliminar
  24. Ais, MO! Cómo he llorado! Tía qué guay! Me alegro muchísísísimo de que todo saliera tan bien :) Un abrazote enooorrme preciosa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Madiiiii! :D
      Abrazote recibido!
      Muas!

      Eliminar
  25. Jo! Con la desconexión de estas semanas me ha costado leer la boda en digerido :(
    Me alegro de que todo saliese tan bien y me encanta el tractor/carroza!!!!!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Marián!! El tractor ya tiene club de fans, jajajaja!
      Muas!

      Eliminar