lunes, 10 de junio de 2013

¡Viajeros al tren!


Este fin de semana hemos celebrado el cumple de Peque. No las tenía yo todas conmigo, pensaba que el agua nos jorobaría el evento, pero al final tuvimos una dosis extra de suerte respecto al clima y pudimos disfrutar de la fiesta.

El sábado teníamos que subir Mr. X, sus niños, Peque y yo al pueblo donde vive mi padre para organizarlo todo, pero por un problema logístico Mr. X y sus churumbeles no podían venir hasta la noche, así que decidí armarme de valor y llevarme a Peque en tren al pueblo. Digo armarme de valor porque para llegar allí tengo que coger primero el metro y luego ir a buscar el tren de cercanías, cargar yo con todos los trastos (el señorito Peque intenta colaborar pero a los cinco minutos ya desfallece de llevar su mochilita) y rezar a todos mis santos para que mi niño muestra su faceta colaboradora y no asome nuestro amigo Conan. Para aderezarlo, el sábado estuvimos de diluvio universal en mi city (a punto estuve de cambiar el tren por una zodiac, pero al final conseguí llegar a la estación con relativa elegancia).

Pues bien, éxito no, exitazo. Como a veces cuando le abro la puerta a Peque le digo: "Adelante, caballero", él se pasó el rato cediéndome el paso en todas las puertas que nos cruzábamos y largándome un zalamero: "Adelaaante, señoooora" (inciso: aunque sé de sobras que tengo edad para ser una "señora", sigue chirriándome cuando alguien me lo dice...¡arrg!). Y no sólo eso, cuando yo lo soltaba un momento para comprar el billete o similar, él rápidamente me solicitaba que le cogiese la mano de nuevo para no perderse (cuando está gentleman, está gentleman el tío...).

Esperando a nuestro tren en el andén flipó en colores con los que iban llegando y viniendo: "¡Mamá, mira que grrraaaande! ¡Me lo voy a comer!". Entonces yo lo miraba con los ojos como platos y me soltaba: "Es brooooma, ¡jajajajaja!". Le pirra pensar que me toma el pelo, bendito...Durante el trayecto se dedicó a mirar, preguntar, relatar, observar y alucinar con todo lo que veía. Tenía a unos cuantos pasajeros pendientes de sus ocurrencias (y pendientes también de mis respuestas a sus preguntas comprometedoras -las relativas a la caca le encantan cuando estamos bien rodeados de gente-). Repetiremos, no hay duda.

Y la fiesta...pues fue estupenda. Peque se quedó sin palabras con sus regalos, los probó todos. Escuchó música, se cambió de ropa para estrenar modelito, hizo unas burbujitas plasticosas de lo más divertidas, jugó con unas ranitas de colores y ojo al dato, ¡se me ha independizado! Tal cual como lo cuento. Le han regalado una masía de cartón y desde entonces esa es su auténtica morada. Que como no, okupa medio comedor de la mía. Al menos, como ya comentamos ayer con mi gente, esta no tiene hipoteca...



¡Feliz lunes!

31 comentarios:

  1. Prueba superada!!!
    Tiene que estar para comérselo!!
    Unbesote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una prueba más! Seguimos! ;)
      Besotes!

      Eliminar
  2. Una masia! Que regalo mas chulo!
    Los ninos en los viajes nunca sabes por donde te van a salir, que bien q saliera su faceta gentelman!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una pasada de verdad! Y como puedes colorearla da mucho juego!
      Ayyy, los viajes...Ayer mismo reapareció Conan, jajajajaja!
      Muas!

      Eliminar
  3. Una masia! Que regalo mas chulo!
    Los ninos en los viajes nunca sabes por donde te van a salir, que bien q saliera su faceta gentelman!

    ResponderEliminar
  4. Jajajjaa...menos mal que no sacó su vena pistolera...pero ahora igual ya no quiere el camión, ahora te pedirá un tren!!! O piscina para su masia o vete tú a saber qué! ;-) Bsss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si por el fuera, tendríamos en casa todos los vehículos existentes en el planeta! (y las pistolas, claro, jejeje...).
      Un besote!

      Eliminar
  5. qué detalle más bonito cuando Peque cree que te toma el pelo...me parece tan tierno!!!!

    Vaya regalazo, una Masía...Guauuu!!!!

    La última vez que monté con Vega en transporte público fue hace poco, estaba de 8 meses, tuvimos que coger, tranvía, luego cercanías (2 trenes) y acabar en el autobus (éste era nuestro objetivo, porque su padre es conductor y nos fuimos a buscarle) Se portó genial, pero yo acabé muertaaaa

    muuuak

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jo nena, lo tuyo sí que es valentía!! De ocho meses no sé yo si me habría lanzado a la aventura!
      Muas!

      Eliminar
  6. Que mono!!!! Esas conversaciones en el tren tienen que ser geniales :-) Muchas felicidades!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son divertidas, jejeje...
      Besote sister!

      Eliminar
  7. Jajaja...seguro que tiene unas ocurrencias estupendas!!! Yo quiero escuchar esas conversaciones con los viajeros... je!!

    Muchos besos para el cumpleañero!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que las salidas de los niños son una pasada! Hay que disfrutar, que en la adolescencia hay que sacarles las palabras con sacamuelas!!
      Muas!

      Eliminar
  8. ¡Qué rico!
    Me alegro de que lo pasara bien en su cumple, qué guay es cuando disfrutan!
    Un beso y enhorabuena por sobrevivir al paseíto...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, ver su disfrute lo vale todo!!
      Un beso guapetona!

      Eliminar
  9. Jajaja. A veces escucho niños en el Metro y tienen unas conversaciones tan surrealistas que para mí las quisiera. Molan mil.

    Jo, una masía de cartón... Yo quiero. De pequeña mi pisito de soltera era debajo de una mesa. Jajaja. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te digo Álter, yo también me fijo mucho, es un divertimento absoluto, jejejeje!
      No veas con la masía, cada generación nos supera! ;)
      Muas!

      Eliminar
  10. jajaja.......ya veo que no te aburres...ay!! madre!! lo que les gusta sacar temas espinosos en los momentos más inoportunos...jajaj.

    Me mondo con lo de "señora", esos micos saben como hacernos viejas.

    Me alegro que disfrutarais el evento,
    al final estas pequeñas cosas son las que más felices nos hacen.

    Un besazo y felicidades para peque!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El aburrimiento lo desterré hace tiempo de mi vida, jajajaja!
      Aix, como me joroba lo de señoraaa!!! :)
      Besotes!

      Eliminar
  11. Menudo fin de semana redondo!!! Menos mal que el tiempo os dejo celebrar bien el cumple, si hubiera sido por aqui, lo hubieras tenido mojado!!!
    Esta claro que cuando vamos con miedo para ver como se portan, es cuando mejor se portan... ademas el hecho de subir al tren da mucho juego!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, siempre nos sorprenden!!
      Besotes Irene!

      Eliminar
  12. Me alegro de que todo fuera un exitazo y felicidades al peque, puf, se de lo que me hablas con esas casas, pàciencia.. ja ja. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, pozi, paciencia! (aunque sarna con gusto no pica, que fui yo quien dio la idea, jeje...).
      Muas!

      Eliminar
  13. Esto de que lleve su mochila y al poco se canse, me resulta muy familiar...

    A mi cuando me llaman señor me entra una mala leche que para qué. Depende quien te lo diga, si le dices pre-adolescente mental (aun teniendo 40 años) es mucho peor.

    El nuestro mayor cuando dice una broma, dice: hase un poquito de grasia!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me suelta eso mi hijo y desde luego me hace muxa grasia, jajajaja!
      Besotes!

      Eliminar
  14. Ay qué lindo!!!, un gentleman con masía, mmmmm Peque promete X^D. Me alegro de que disfrutárais tanto.

    Muchos Besotes!!!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje! Gracias preciosa, estuvo muy bien!!
      Muas!

      Eliminar
  15. No te quejes que tienes dos casa,jajajaj
    Peque dice exactamente como peluchin lo de gannndeee,,,bueno,peluchin lo dice con "p" ...:).
    Tu puedes con ese viaje y más, peluchin siempre que lo lleve en avión se portó genial,preguntando muchas cosas,interactuando con los de al lado etc...veremos como me va en 15 días con los dos,miedito me daaa
    Y las conversaciones de los niños es lo más,yo también las escucho en el metro o en la calle, me pierden.

    Besiños nocturnos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Peque ha viajado dos veces en avión y la verdad es que la cosa fue un poco peliaguda, jajajaja! Pero los trenes le maravillan, cada vez que vamos en metro se queda hipnotizado!!
      Ánimo con ese viaje, seguro que irá genial!
      Muas!

      Eliminar