martes, 18 de junio de 2013

Con los cinco sentidos


Examinando a Peque con los cinco sentidos...

-Vista. A veces miro a Peque y me asombro (todavía) de que esa preciosura sea mi hijo. Será porque el amor de madre me hace verlo como un auténtico Adonis y será también porque no se parece a la menda ni en lo blanco de la esclerótica. Sin embargo, debo reconocer que en ocasiones observo algún rasgo familiar, algo que me recuerda a mí vagamente...La forma de los ojos, el gesto de la boca, esas pantorrillas...Pero no nos engañemos, es más clon de Mr. X que mío. De mí quizás herede las rodillas torcidas o la miopía...Aunque de momento no lo parece. Disfruta mucho señalando las cosas que ve y preguntándome por ellas en el momento más (in) oportuno. Recuerdo que cuando comenzó a hacerlo de bebé, mi vecino médico (buen vecino donde los haya), siempre me decía que eso era señal de salud. Pues Peque (por suerte) tiene mucha salud, y ha perfeccionado el señalamiento ajeno haciendo de ello un arte en toda regla. Y si lo que apunta el vigoroso índice de mi churumbel es la descomunal verruga que tiene un señor mayor con mucha mala leche en toda la napia, mejor. Luego excúsate ante el simpático anciano por la verborrea y gracia de tu niño...(y no, mi mirada suplicando perdón no sirvió para nada...el hombre se largó acordándose de toda mi estirpe).

-Olfato. Me gustaría decir que Peque siempre huele a una mezcla exótica de jazmín, rosas y pachuli...Pero nop. Depende del momento en cuestión. A veces huele a tierra mojada (porque se ha estado rebozando en el cajón de arena del patio del cole), otras a las delicias que haya catado a la hora de la comida (es más, a veces no sólo huele a unos fragantes macarrones con salsa de tomate, sino que te encuentras un cacho fosilizado del manjar en medio de la mejilla) y otras -siento ser tan explícita- huele a pedo. Este último debo decir que es su perfume favorito. Se parte la caja cuando aspiras un olorcillo sospechoso y le preguntas si ha sido él el causante del mismo...

-Oído. He aquí uno de los puntos débiles de mi vástago. O más bien, dependiendo de la ocasión. O yo tengo muy mala suerte o todos los XY del universo son iguales, porque los tres que suelen habitar mi casa (Mr. X, Peque y su hermano) padecen el mismo mal. Si están concentrados en alguna tarea que absorba toda su atención (y eso suele ocurrir delante de la caja tonta) ya puede desgañitarse una llamándoles con todos los decibelios que la voz humana es capaz de emitir...Ni se inmutan. Eso sí, para lo que les interesa -óigase el leve chasquido que hace el envoltorio de un bombón de chocolate al desprenderse de su tesoro- ahí los tienes al microsegundo para mostrar su interés.

-Gusto. Peque, por lo que he podido catar cuando lo inundo a besos, más o menos sabe como huele: a tierra, macarrones, saladito después de una llorera...(por suerte los pedos no se comen). Si hablamos de lo que le gusta saborear a mi niño, ahí hemos tenido una suerte bárbara, porque excepto algunas cosas que creo que son normales que no le gusten, come de todo.

Inciso cultureta. El otro día descubrí lo que es el gusto adquirido. Al parecer, hay ciertos alimentos que debemos comer varias veces para comenzar a encontrarles la gracia (de ahí lo de "adquirido"). En este  artículo de nuestra amiga wiki ponen algunos ejemplos, aunque en realidad yo no me comería ni jarta de vino ni la mitad de lo que enumeran...

¿Y esto a qué venía? Ah sí...(si que empiezo pronto a chochear...). Que a mí no me preocupa que a Peque no le gusten algunas cosas, todo llegará. Lo bueno es que al menos se arriesga a probar, que ya es mucho.

-Tacto. Peque es totalmente achuchable, así que yo ahí le pongo un diez. Peeero, si nos referimos a como se relaciona él con otras personas a través de este sentido, mal vamos. Digamos que el límite entre caricia y tortazo sideral no lo ha pillado mucho. Seguimos trabajando en ello.


Y hablando de sentidos, os dejo un enlace que me han pasado esta semana: una ilusión auditiva basada en al algoritmo cetera digna de disfrutar. Eso sí, es en inglés e imperativamente hay que usar auriculares, de lo contrario no tiene gracia.


¡Feliz martes!



32 comentarios:

  1. Pero cómo me gusta leerte!!!, ese punto entre amoroso, apasionado, enamorado, pícaro, cachondo y divertido de la entrada... Me Encanta!!!! ♥.
    Decir que lo del oído es cosa también de edades, porque en clase de mi peque están todos sooooooordos como tapias cuando se les llama, jajaja, espero que con el tiempo esa "veladura" que tapona su conducto auditivo vaya desapareciendo o bien haciéndose más ligera hasta casi ser imperceptible ;).

    Muchos Besotes!!!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y como me gustan a mí tus comentarios!!
      A ver si es verdad y se le pasa la sordera a Peque, aunque viendo la evolución de Mr. X no las tengo todas conmigo... :P
      Muuas!

      Eliminar
  2. Me ha encantado la descripción sensorial de tu Peque, y es verdad, se les reconoce y se les disfruta con los 5 sentidos, y eso nunca lo olvidaremos ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapetona! Estoy contigo, es un gusto poder disfrutar de ellos con cada sentido que poseemos :)
      Besotes!

      Eliminar
  3. Qué entrada tan chula!! Me parto con el fósil de macarrón je. Muy achuchable todo.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Matt! Seguro que tú también has vivido la experiencia religiosa del macarrón alguna vez... ;P
      Muas!

      Eliminar
  4. Qué descripción más bonita de Peque! Pues no lo olí ni lo probé, pero sí lo he visto y puedo corroborar que es muy guapo! Bsss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje, muchas gracias Cloe! ;)
      Besotes!

      Eliminar
  5. Doy fe, que lo del oido, les pasa a todos los xy.
    Seguro que peque es achuchable como su mami
    Muaks

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja! A mí me encanta que me achuchen, espero que Peque se deje muuuucho tiempo más!
      Con lo del oído no hay nada que hacer, verdad? ;)
      Muas!

      Eliminar
  6. Me quedo con la sección tacto. Me encanta achuchar y que me achuchen. Aunque los míos tampoco miden las fuerzas y acabo damnificada :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, algunos abrazos son un poco peligrosos, jajajaja!
      Besotes!

      Eliminar
  7. Es una suerte que coma de todo, nosotros estamos ahora en la lucha con la comida. Lo de achuchable es un diez, que algunos no se dejan. un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, hemos tenido mucha suerte, no ha salido a mí para nada...Como mala comedora que fui de pequeña, te doy un mensaje de esperanza, ahora no lo llevo nada mal, jejeje...
      Besos!

      Eliminar
  8. Pues así es como hay que querer en esta vida. Con los cinco sentidos... Por cierto, he estado leyendo lo de la wiki y yo creo que no adquiriría gusto por según qué cosas. Jajaja.

    Lo de la barbería me lo había enseñado mi hermana hace tiempo y la verdad es que está muy bien. Un besote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me encantó la barbería digital!!
      Y tienes razón, hay muchas cosas con las que ni gusto adquirido ni leches...puaj! :)
      Muas!

      Eliminar
  9. Bonita descripción de cada sentido sobre tu Peque. Yo, al igual que tú, aún la contemplo asombrada de que esta criaturita sea mía. Y me quedo con el tacto, porque Jirafita es super mimosina y me da unos abrazos que como me descuide (como ayer mismo que estaba agachada buscando un taper) me tira para atrás, ja ja.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uix, sí, Peque también es especialista en los abrazos por sorpresa...A mí ya me ha tirado unas cuantas veces, jejeje...
      Besotes!

      Eliminar
  10. Mo:
    Definitivamente te quedas corta con lo guapo que peque es y lo simpático ;)
    Pero si o no, que cuando huelen más rico, es cuando están recién bañaditos???. Ahí son de comérselos jejeje.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, después del baño huelen de maravilla, jejeje!! :)
      Muas!

      Eliminar
  11. Que manera más bonita de describirnos a tu niño. Y es que exs verdad que tendemos a definir con los ojos, con rasgos que se ven, y pocas veces explicamos a qué sabe o huele una persona, jeje.
    Me ha gustado este punto de vista.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Maribel! Me apetecía hacerle un repaso sensorial a mi niño, jejejeje...
      Besotes!

      Eliminar
  12. !Qué amor hacia peque demuestras con tus entradas!,
    las cosas buenas merecen ser saboreadas con los 5 sentidos.

    Un beso, Mo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toda la razón. Hay que disfrutar todo lo que se pueda!!
      Muas!

      Eliminar
  13. Guau!!! Me ha encantado esta entrada!! Toda una experiencia multisensorial y multiamorosoa tu Peque. Y yo creo que sí que tiene una cosa muy importante de ti y es esa luz tan bonita que irradias.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jo, Terapeuta de mis amores, cada vez que me dices estas cosas tan preciosas me pongo colorá! Muchísimas gracias corazón!
      Besotes!

      Eliminar
  14. No puedo estar mas de acuerdo contigo: los peques son para disfrutarlos con los 5 sentidos... mi peque es súper preciosa cuando está dormida, y es que se le pone una cara de bebezota que me la comería a besos... olfativamente hablando me quedo con el momento post baño. El tacto seguimos trabajándolo: es mas de dar golpes, pero si le pides una 'caricia suave' a aprendido a acariciarte leeeentamente la mejilla y derrite a cualquiera. Con el gusto va despacio: prueba todo pero no suele comer casi de nada a no ser que sea adobado o que lleve tomate frito...

    Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú también te has animado a describirla con los cinco sentidos, me encanta!!
      Un besote grande!

      Eliminar
  15. Qué chulo el post! Me ha encantado!
    Un besazo enorme guapa

    ResponderEliminar
  16. Eyyy que entrada mas bonita, me encanta leerte y cuando hablas de Peque... Es precioso lo que escribes y lo bordas. Besazos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Montse! Eso es porque tengo una buena fuente de inspiración, jejeje...
      Besotes!

      Eliminar