jueves, 27 de junio de 2013

Paseando

Una de las razones por las que siempre me ha echado un poco para atrás el intentar cambiar de trabajo es que adoro el barrio en el que está ubicado mi curro. Sí, ya lo sé, no es una razón de demasiado peso profesionalmente hablando. Pero teniendo en cuenta que me paso casi más horas en la consulta que en mi propia casa, que esté ubicada en una zona agradable no deja de ser un gran punto a su favor.

Hace años este barrio en cuestión no me gustaba nada. Le tenía tirria y ya no sé ni porqué. Como la vida es muy hábil en ofrecerte unos cuantos platos de las raciones que más rechazas, uno de mis primeras ofertas de trabajo me llevó hasta él (era una substitución de quince días y llevo casi nueve años al pie del cañón, que se dice pronto...).

Esta zona de la ciudad es prácticamente como un pueblo dentro de ella. Es estéticamente particular, hay muchas plazas y calles peatonales, y a la gente le gusta hacer vida de barrio, echando las tardes (y los días) de cháchara en las terrazas y manteniendo la sana costumbre de saludar a los conocidos que se cruzan en su camino.

Hoy al mediodía he sentido la vida, el verano, la alegría, el calorcito (¡sí, por fin calorcito!) y todas las cosas buenas de este lugar. Tenía unos veinte minutos de camino hasta la estación de tren que me lleva a las afueras, donde está la casa de veraneo de la familia de Mr. X y donde nos hemos instalado unos días. He decidido variar mi ruta habitual y transitar por calles alternativas, más cerca de las plazas. Lo he hecho por gusto y porque una vez leí que cambiar las rutinas es una forma de ejercitar el cerebro y mantenerlo activo. Y yo soy muy amante de tonificar mi materia gris.

La verdad es que ese paseo ha sido un deleite para los sentidos. Para empezar porque el calor y la suave brisa hacían que me sintiese muy a gusto en mi piel. Pero además la banda sonora de la caminata era exquisita: músicos callejeros, los gritos de los niños lanzándose la pelota, el arrullo de los pájaros...
Hace años, en una madrugada insomne, me tragué una película francesa (creo) en la que lo único que se veía era como una chica deambulaba por un pequeño pueblo en un mediodía primaveral. La verdad es que podría haberme parecido un tostón infumable, porque algunas escenas eran larguísimas y lo único que ocurría era que la chica se sentaba en un bar y la cámara se fijaba en cada detalle de lo que la rodeaba (las manos de la mujer sentada a su lado, el globito de una niña, la bebida de otra persona, etc.). Pero más bien me tuvo idiotizada todo el rato. Era la misma sensación que cuando es uno el que pasea sin rumbo y observa lo que le envuelve. Hoy me ha venido a la cabeza esa peli porque los ruidos y las imágenes que me llegaban eran como los que vi en aquella cinta.

Me he fijado en una chica que hacía crucigramas sentada en la terraza de un bar, despreocupada, sin mirar el reloj...en un acordeonista y su peculiar público -un tipo muy gordo que hacía bailar a su perrito al son de la música-...en un hombre de unos setenta años sentado en un rincón de la plaza y pintando unas acuarelas preciosas...en los retazos de conversaciones ajenas que me llegaban al oído y que me hacían imaginar vidas y sentimientos extraños...

Antes de darme cuenta ya había llegado a la estación de tren. Ha sido uno de esos días en los que podría haber seguido caminando durante horas. Hoy la sesión de cine se vivía a pie de calle.

¡Feliz jueves!


20 comentarios:

  1. Pues podría ser un barrio cualquiera de una ciudad cualquiera. Pero lo que lo hace diferente eres tú, capaz de observar cada detalle, de disfrutar del paseo y el sol, y de todo lo que nos has transmitido.
    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que el solecito saca lo mejor de mí, jejejeje...:P
      Besotes!

      Eliminar
  2. Ese barrio tiene un encanto especial, como tú dices es un pueblo dentro de la ciudad, pero hay que saber apreciarlo igual que has hecho tú, disfruta de ello y nos lo cuentas! Bsss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y mira que llegué a tenerle manía...¡con lo chulo que es!
      Muas!

      Eliminar
  3. A veces no nos damos cuenta de que se puede disfrutar de casi todo, hasta del camino al trabajo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es! Y además es gratis! :)
      Besos!

      Eliminar
  4. No puedo más que felicitarte por ser como eres, por ver esas pequeñas cosas, por pararte en los detalles en tu deambular, por "congelar" momentos... Sigue así Preciosa!!! ♥.

    Muchísimos Besotes!!!.

    P.D.: Yo también leí que una de las cositas que hacen que nuestra materia gris "se mueva" es cambiar las rutas que hacemos por costumbre ;^). MUACKSSS!!!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso de "congelar" momentos me ha gustado mucho. Sí, definitivamente se trata un poco de eso. Por eso me gusta escribirlo, para tenerlo para siempre.
      Besotes Inma!

      Eliminar
  5. ¡Qué precioso Mo! La verdad es que tú podrías protagonizar muchas películas con final feliz. Me encanta esa manera que tienes de encontrar la belleza en las cosas pequeñas y cómo nos lo cuentas.
    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aix, en otra vida seré directora de cine, jajajaja!
      Y gracias de nuevo por tus palabras guapetona.
      Muas!

      Eliminar
  6. Qué suerte ser capaz de ver las cosas con tanto positivismo, a mí me cuesta mucho hacerlo.
    Un beso muy grande, que tengáis buen fin de semana!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo he tenido épocas mucho más pesimistas, la verdad...Pero algo hizo "click" en mi mente y ahora me siento bastante optimista...Que dure!!
      Buen fin de semana para vosotros también!
      Besotes!

      Eliminar
  7. Tu post me ha sacado una sonrisa. Es de lo más dulce... Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aix, muchas gracias Álter, me alegro mucho!
      Muas!

      Eliminar
  8. Que bonito el post, nos llevaste allí¡
    Un besote guapa¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bien! Paseos virtuales, jejejeje!
      Muas!

      Eliminar
  9. Mo:
    Así como lo describes, me parece que tienes muuuucha suerte!!!!!. Aprovechalo y disfruta cada minuto, junto a ese agradable sol!!!.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, yo creo que tengo suerte, no me quedo nada de nada!
      Besotes guapa!

      Eliminar