lunes, 20 de junio de 2016

Tiempo de verbena


A las puertas de la verbena de San Juan está a punto de acontecer el éxodo masivo de gran parte de la familia de Mr. X a la casa de verano. Una casa que durante casi tres meses cobra vida y se convierte en la anfitriona de un Gran Hermano doméstico, pero sin malos rollos (o no demasiados, que teniendo en cuenta que de media vivimos allí quince personas, no es moco de pavo).

El otro día me di cuenta de que no es sólo que sea una casa bonita en un emplazamiento privilegiado, es algo más. Mi cuñada diría que se debe a la mística confluencia de unas poderosas fuerzas telúricas. Mi suegra, que se palpa en el ambiente lo bien que se lo han pasado varias generaciones de niños y no tan niños. Mr. X, que la naturaleza le da poder. Cada uno vemos en ella todo lo bueno que quiere darnos.

El sábado por la tarde llegamos allí después de una potente tormenta. Salió el sol y el agua empezó a evaporarse creando una neblina ascendente a través de los rayos de luz. Peque saltaba entre los árboles, sin destino definido, explorando y observando los cambios producidos por la lluvia.

No se ha dado cuenta todavía del enorme privilegio que supone crecer en un lugar así. Su única misión este verano es levantarse cada mañana y dejar que el día le sorprenda. Buscará lagartijas, se irá de excursión, se raspará las rodillas al caer de la bici, se aburrirá y me pedirá que me bañe con él en la gélida agua de la balsa, charlará con Perra de lo divino y lo perruno y al final estará deseando volver a ver a sus compañeros de cole. Pero no será el mismo niño que mañana acaba las clases, porque habrá almacenado en mente y corazón una miríada de recuerdos que lo alimentarán todo el invierno.



¡Feliz verano!


                                           






22 comentarios:

  1. ¡Que lindo! Que suerte, ya te lo dije el año pasado. Es una gozada.

    Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Dibujos! Tiempo para resetear. ;)
      Muas!

      Eliminar
  2. Qué maravilla, todos los veranos te leo sobre ese sitio delicioso. Además del lugar es especial por las personas, especial mérito a la anfitriona. Hasta el mejor sitio te lo puede fastidiar alguien difícil o poco hospitalario.
    Un beso y disfrutadlo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Delicioso" lo define a la perfección. :)
      Intentaremos disfrutar a tope, gracias Matt!
      Besotes!

      Eliminar
  3. Qué suerte!!! Yo de pequeña también viví el verano así. Y me hubiera gustado que mis hijos lo hubieran vivido como yo, pero a estos les toca campamento urbano este verano y los tengo lamentándose por las esquinas. Que si todo el mundo se va a la playa menos ellos, que si todo el mundo está de vacaciones menos ellos... Que poco saben estos dos del mundo y de lo privilegiados que son aún con campamento de verano. Que disfrute mucho peque de su paraíso :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me hubiese gustado tener algo así de pequeña, pero en mi caso nos quedábamos en la ciudad casi todas las vacaciones, salvo los días que viajábamos a Alemania, lo cual recuerdo con muchísimo cariño. <3
      Seguro que tus niños también lo pasarán genial en el campamento!!
      Muas!

      Eliminar
  4. Tremenda suerte! Yo siento algo así en nuestras vacaciones en la playa, pero no duran todo el verano escolar..
    A los míos les toca al menos un mes de campamento de inglés, lo cambiaba sin dudar por ese gran hermano familiar
    Mil besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uau, campamento de inglés! It sounds good! :D
      Besotes!

      Eliminar
  5. Qué nostalgia de esos largos días de verano en los que tenías tiempo hasta de aburrirte... ¡Que disfrutéis mucho!

    Un besote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto Álter! Muchísimas gracias e igualmente!
      Muuuuas!

      Eliminar
  6. Suena fantásticamente! Me apuntaba sin duda a ese gran hermano familiar en un clima mediterráneo.
    Hay un huequito? ;)
    Muaks

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vente que te buscamos uno!! :D
      Besototes!!

      Eliminar
  7. Un privilegio, sin duda!
    Que disfrutéis mucho del verano en ese maravilloso lugar! ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Jirafa, buen verano!
      Muas!

      Eliminar
  8. Esos recuerdos nos acompañan luego toda la vida, lo puedo asegurar.
    Espero que tu niño lo disfrute mucho y sepa agradeceros el haberle facilitado veranos así.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Maribel! Feliz verano!
      Besotes!

      Eliminar
  9. Qué maravilla. Yo de pequeña tenia un lugar así de magico, en las islas afortunadas, una finca que no terminábamos nunca de recorrer, aventuras mil entre primos recorriendo la finca... Esa casa ahora ha desaparecido, o mas bien la posibilidad de ir, la finca sigue alli, y me da mucha pena porque mis hijos no lo vivirán
    Feliz verano!!! Besossss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bien que pudieses disfrutarla en tu infancia! Y en las islas afortunadas, con lo muchísimo que me gustan... :)
      Muas!

      Eliminar
  10. Sí que es una suerte. Lo sabrá valorar con el tiempo.
    Pasadlo bien y disfrutar mucho.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que de mayor evoque estos veranos con cariño. Hoy andaba yo rebuscando entre mis recuerdos... un ejercicio nostálgico y maravilloso.
      Besotes!

      Eliminar
  11. Es un afortunado tu peque por disfrutar de ese entorno.
    Que linda esa expresión, me encantó: una miriada de recuerdos que lo alimentarán todo el invierno, así es, van acumulando, son pequeñas, sabias y modelables esponjas...lo cual nos maravilla como madres.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar