miércoles, 23 de abril de 2014

Libros


Me he metido en el Slow Blogging de lleno (que viene a ser escribir cuando buenamente se puede y sobre todo, se quiere). Y es que abril es un mes lleno de celebrations -como diría Rosa de España- en el que la vida 1.0 manda y manda mucho.

Hoy puedo por fin pasearme por mi casita virtual, que ganas le tenía. Nada menos que el día de Sant Jordi. Con los aguaceros recientes me daba miedo que no luciese el sol, pero por suerte el día ha amanecido de lo más resplandeciente, así que si todo va bien esta tarde me daré un garbeo por la paraditas de libros con Peque para salivar un rato (digo salivar porque no tengo apenas espacio para seguir adquiriendo libros en papel y últimamente todas mis lecturas son vía Ebook).

Aunque tenía en mente otro post, haber empezado hablando de libros me empuja a seguir en la misma línea y hacer un poco de desahogo terapéutico. Resulta que entre otros menesteres, esta Semana Santa me he dedicado a repasar toda la biblioteca de mis padres y seleccionar los libros que quería para mí. ¿Por qué? Porque entre mi padre y yo hemos decidido buscar un hogar a todos los ejemplares que tenemos, que no son pocos (más o menos once cajas de mudanzas llenas hasta los topes). Ha sido una labor agridulce. Agria porque para mi madre cada uno de sus libros era un pequeño tesoro y siempre me decía que los tenía que guardar (lo malo es que sencillamente en mi casa no caben, y creo que hemos optado por la mejor opción, pero no puedo evitar sentir un atisbo de traición). Dulce porque con cada libro evocaba imágenes de mi infancia, en las que mi madre devoraba ávida cada volumen. Además, entre las hojas de muchos de ellos he encontrado notas que yo le escribía, recortes de periódico, tarjetas antiguas de transporte que usaba como marcapáginas...Un universo de recuerdos.

Había contactado con una asociación que se comprometía a recogerlos en casa de mi padre, pero finalmente la persona de contacto se desdijo en el último momento con todo tipo de excusas patateras que me llevaron a un cabreo supino (aunque la tipa ni se enteró porque hice gala de una paciencia y educación que ella sin duda no sabe ni que existen). No veáis lo complicado que es que alguien acepte una donación de este calibre. Como mis amigos vinieron a casa a celebrar mi cumple (sí, soy un año más viejuna) aproveché y les ofrecí que echaran un vistazo a ver si algo los tentaba. Mi amiga E se quedó dos colecciones de libros sobre pintura, A se hizo con una súper compilación de Agatha Christie y T arrambló con unos veinte libros de Vázquez Figueroa. Si os preguntáis por lo que queda...¡de todo! Libros en castellano, catalán, francés y alemán. Muchos nuevos, algunos con más solera. De autores contemporáneos (la mayoría) y algunos clásicos. Tropecientas novelas y también libros de arte, cocina, jardinería...Una pasada. Vamos, que si me tocase la lotería y tuviese dónde guardarlos cómo merecen no me alejaría de ni uno solo, pero es lo que hay. Iré buscando otras opciones respetuosas para el legado en papel de mi madre.

Contradicciones de la vida misma, mientras busco casa para los libros que tengo, como regalo de cumpleaños y aprovechando también el día de hoy, he hecho una listilla de futuribles para que mis amigos/amado Mr. X puedan regalarme placer vía libro electrónico. A saber (entre otros): "Lo raro es vivir" de Carmen Martín Gaite (sugerencia de Paula de La vida con M), "Seda" de Alessandro Baricco (motivada por Y entonces llegó el caos), "La ridícula idea de no volver a verte" de Rosa Montero, "Ácido fólico" de Lidia Herbada, "Mi hermana vive sobre la repisa de la chimenea" de Annabel Pitcher, "En defensa de las vacunas" de Carlos González y "Los confines" de Andrés Trapiello. En realidad hay alguno más (por pedir...), pero si leo todo esto en las próximas semanas me doy por satisfecha.

Que paséis un estupendo día de Sant Jordi.



30 comentarios:

  1. Hola guapi !!! Me has emocionado un montón.

    Yo me encontraba en una situación aprecida y los llevé a.... la biblioteca pública !! los aceptan encantados, Sólo piden que estén en condiciones y que si hay colecciones esten enteras.
    Creo que seria una gran oportunidad para muchas personas poder disfrutar de todos esos libros maravillosos, para los libros de ser utilizados ara lo que se escribieron . Y estoy segura que para tu madre un orgullo que más personas puedan disfrutarlos gracias a ti .

    Besitos preciosa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En nuestro caso era importante que los que se hicieran cargo de los libros los vinieran a buscar (por el volumen) y por eso he intentado buscar otras opciones. Si no sale nada probaré en las bibliotecas públicas, aunque alguna vez que me he puesto en contacto con ellas por temas parecidos tenían tal cantidad de donaciones que sólo aceptaban cosas muy concretas...¡veremos!
      Gracias por los ánimos. :)
      Muas!

      Eliminar
  2. jopeee creemé que si me cogieras cerca me quedaba con unos cuantos...ouuu que me chiflan los libros!!! Y ya no sé dónde meterlos pero todavía me resisto al libro electrónico...y eso que tengo uno...pero no me llega a convencer snifff tiempo al tiempo.
    Me gusta cuando por el mundillo blogueril nos recomendáis o habláis de librillos porque así uno tiene ideas de por dónde tirar... qué ganas tengo de feria del libro de Madrid, que aunque ya esté un poco lejos, ningún año me quedo sin visitarla.
    besos wapis!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo te los daría encantada!
      Yo también me resistía al libro electrónico, y no es lo mismo que uno de papel, peeero, visto lo visto es una opción que cada vez me gusta más.
      Besotes!

      Eliminar
  3. Hola, soy la antigua Jirafa. Por distintos motivos, mi blog ya no está disponible, ahora voy a colaborar en este otro, te invito a pasarte si lo deseas.
    Felicidades por tu cumple. Imagino que no debe ser fácil lo de los libros, pero como ya te han escrito, en las bibliotecas suelen aceptarlos. Suerte!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapetona! Ya vi que estaba cerrado! Me paso a mirar!
      Muchas gracias por las felicitaciones.
      Muas!

      Eliminar
  4. Qué lástima dá desacerse de los libros... yo todavía conservo mis libros de texto del colegio. Están en casa de mis padres, que aún tienen espacio.
    Feliz día de Sant Jordi!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo conservo algunos de texto y todos los de mi infancia y juventud, por eso en casa ya no caben más...Es una suerte contar con la casa de los papis.
      Besotes!

      Eliminar
  5. Qué pena, si estuviera cerca aceptaba encantada tu donación, no me puedo creer que alguien la haya declinado. A mi los libros también me traen muchos recuerdos, y menuda biblioteca me dejé en mi casa de Galicia, penita la que tengo por no poder traérmelos :(.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapetona, yo te los cedería con gusto...Yo tengo montones de libros en casa, y de los de mis padres me he quedado decenas...pero miles no tengo donde meterlos...:(
      Muas!

      Eliminar
  6. Felicidades cumpleañera!!! Me tomaré un trocito de tarta virtual a tu salud!!! Pues yo también he ido donando a la biblioteca públuca de al lado de mi casa y los aceptan felices, así que es una buena opción. Como decía hoy Begobolas en su post, yo es que soy también una bloguera feliz... así que publico cuando puedo y sin remordimientos! ;)

    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Miraré lo de la biblios, pero como decía me he encontrado de todo, incluso ahí...
      Sí, yo también he leído el post de Begobolas y no puedo estar más de acuerdo!!
      Besotes!

      Eliminar
  7. Ay Dios, qué pena me ha dado leerte. Tiene que ser durísimo desprenderse de algo tan especial. Seguro que ya le has dado todas las vueltas posibles pero no hay alguien entre familia o amigos con un trastero o casa de pueblo vacía donde poder acoger esos libros hasta que te toque la lotería??...
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Matt, es una penica...Si supiese que la loto me tocará sí o sí...jajajajaja!
      Muas!

      Eliminar
  8. Yo también me he pasado al libro electrónico porque ya no cabía nada en casa y cuando tenga que heredar todos los de mis padres ya si que me salgo, pero es que son tan bonitos, leerlos, abrirlos, olerlos... en fin espero que les encuentres salida. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, oler un libro, aunque esté viejuno, es un flipe. Mi madre siempre se deleitaba con eso...Aix...
      Besotes!

      Eliminar
  9. Cuánto me alegro de que haya lucido el sol y disfrutárais de la tarde, yo no he podio ir a la feria del libro jajaja pero me debo un autoregalo. Ayy qué pena me ha dado leer lo de los libros de tu madre, ha de ser difícil darle salida, qué puñeta por el espacio. Yo de alguno que me he desecho ha sido donándolo a la biblioteca de aquí al lado y sabes, con los libros que tienen varios iguales o que deciden no poner, por falta de espacio, tienen una sección de venta y luego con lo recaudado van comprando títulos nuevos, que podemos pedir los usuarios.
    Uff cómo me he enrollado jajaja, muuuuchos besazossss playeros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta que os enrolléis!!! :)
      Muas!

      Eliminar
  10. Oye, que si los pobrecitos están desamparados yo adopto alguno con mucho gusto... Jajaja.

    ¿Escribir de Pascuas a Ramos ahora se llama Slow Blogging? Si es que hay disciplinas para todo...

    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mira que pensé en ti con la cole de Stephen King...
      Ya ves, lo de etiquetar está de moda! ;)
      Besotes!

      Eliminar
    2. Pues oye, si no les encuentras dueño más cerca pásame los títulos que tengas y si me falta alguno encantada estaré de recibirlo. Pago el envío, por supuesto... Besotes!!!

      Eliminar
    3. Lo tendré en cuenta!!!
      Muas!

      Eliminar
  11. Felicidades!! Espero que lo hayas pasado muy bien en tu día. Que dolor desprenderse de los libros, pero tienes razón en eso de que el espacio es el que es y no se puede hacer nada. Si viviera cerca también me hubiera pasado a desvalijarte la biblioteca jajaja
    Y luego mi marido me hubiera matado porque en mi casa estamos s punto de salirnos nosotros para que quepan las cosas ; )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo pasé muy bien, muchas gracias! Lástima que cada una viváis tan lejos, sería genial repartir los libros entre gente que los ama de verdad!
      Muas!

      Eliminar
  12. A mi me daria una pena tremenda! Aunque con lo que empiezo a acumular, algún dia me tocara!!
    Puedes organizar una visita bloggeril y algo nos llevariamos ;)
    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Da mucha penita...
      Jajajajaja! La idea no es mala, no...;)
      Besotes!

      Eliminar
  13. Me dejaste con la miel en los labios... también estoy en trance de ceder buena parte de mi biblioteca. Un día pregunté en la biblioteca pública y me dijeron que tienen mucho material y muchas ofertas, que les llevara una lista de los libros que quería donar y me dirían cuáles les interesaban, sobre todo les interesan en otros idiomas y libros especializados.
    Aún estoy pendiente de hacer inventario de libros, y sí, inevitablemente estás pensando en nuevas adquisiciones pese a que tienes que deshacerte de otros... renovarse o morir, no? jajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, a mí me ha pasado lo mismo con las bibliotecas públicas, que mucha gente les dona y entonces quieren material más específico de su interés. Yo no me veo haciendo inventario, deben hacer miles de libros...por eso quería encontrar a alguien que se los quedase todos...aiiix!
      Un besote guapetona!

      Eliminar
  14. Primero: FELIZ CUMPLEAÑOS!!!!!!!
    Segundo: Los libros uffff... el espacio ufff.... para que luego nos salga el listillo de turno diciendo que el saber no ocupa lugar, tocate tú las tapas de guarda.
    Yo también apuesto por una donación a alguna biblioteca. Otras opciones son hablar con los vendedores del mercat de San Antoni o sitios parecidos para ver si les interesa. Igual te los compran y los vienen a buscar a casa. También tienes la opción de llevarlo a tiendas de libros de segunda mano o a las llibreries de vell....
    .... hummm!!!... no habías pensado de poner tú un puesto para Sant Jordi? hubiera sido otra opción.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo pensé, pero aquí te cobran por poner una paradita...Además curraba, y además los libros los tengo en la casa de mi padre. Vamos, imposible, jajajajaja!
      Veremos qué pasa, parece que la primera opción cobra fuerza de nuevo después de unas disculpas de la persona con la que contacté.
      Muas!

      Eliminar