lunes, 18 de noviembre de 2013

De niños y niñas


No es la primera vez que hablo de esto en el blog. Aquí ya expliqué mi vivencia y mi punto de vista, pero creo que la perspectiva del tiempo que ha pasado me sirve para hablar desde otra óptica.

Cuando estaba embarazada y me dieron la noticia de que gestaba un niño, muy a mi pesar, me sentí triste. Casi me avergüenza decirlo. Pero es que ahora sé muchas cosas que entonces ignoraba. No habían llegado las miradas de amor zalameras, ni las caricias, ni los besos apretados, ni los paseos compartidos, ni las conversaciones al anochecer, ni...Ni tantas cosas que no se pueden resumir en palabras.

En esos días de incertidumbre, por haber imaginado la maternidad de una niña pero no la de un niño, me pasé horas en la red buscando testimonios de mujeres que explicasen su experiencia tras haber dado a luz un bebé del sexo contrario al deseado. Sólo recuerdo un relato que me caló. El resto eran historias muy similares las unas a las otras en las que no se ahondaba demasiado en la frustración y cómo superarla.

Este fin de semana, hablando del tema con mi amiga A, me recordó lo mal que lo pasé esos días ante la inesperada noticia. La verdad es que yo no lo recuerdo como ella lo explicaba. Quizás porque ya ha pasado mucho tiempo o quizás porque mi maternidad me ha colmado tanto que me parece increíble que me sintiera así.

Supongo que es imposible llegar a un embarazo sin expectativas. Todas nos hemos imaginado un escenario, unos sentimientos, una forma de vivirlo. Y lo bueno, lo genuinamente maravilloso de esta experiencia, es que hasta que no te conviertes en madre no descubres el mundo que se abre ante ti. Y suele pasar que te tienes que reinventar día a día, que las cosas no son como te figuraste. Que esa personita que diseñaste en tu mente tiene personalidad propia (por fortuna), y la relación con ella crecerá y se nutrirá con cada momento vivido, esbozando su propio camino, único y misterioso.

Escribo estas palabras con dos objetivos. El primero, por si me lee alguna futura madre con esa inquietud, esa angustia de no saber si sabrá querer a su hijo o hija como merece por haberlo pensado distinto. Ojalá mis palabras sirvan para mitigar ese malestar. Te puedo asegurar que amarás a tu bebé con todas tus fuerzas. Ninguna deberíamos proyectar relaciones futuras que no sabemos como serán, sino más bien regarlas, mimarlas y amarlas poquito a poco. Así crecerán sanas y fuertes.

Mi segundo objetivo es más personal. Este blog es en gran parte un diario de mi maternidad. De mi relación con Peque. Y si algún día lo lee quizás sienta dolor al pensar que no fue lo que yo había querido.

Peque, perdóname por haber sido tan ignorante, por haber tenido esos momentos de dudas. Espero que si alguna vez tienes ganas de leer el pedazo de tocho que tu madre escribió ebria de amor por ti no te quede resquicio de dudas y tengas claro y meridiano que sí fuiste lo que yo quería. Sí lo fuiste. Lo fuiste y lo sigues siendo.


Te quiero.





36 comentarios:

  1. Ay, nena, emocionadita me tienes... seguro que Peque no duda ni un instante de tu amor puro, real e incondicional por él. Bss, linda! Firmado: LadyCobijo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Lady Cobijo!! Ojalá sea así! :D
      Besotes!

      Eliminar
  2. Bueno, yo creo que en general las madres siempre pasamos por un momento parecido, yo con Bebebatallas después del aborto y de la amenaza de aborto me daba igual ser niño o niña. Pero en este si me habría gustado una niña, a veces cuando voy por la calle y veo a madres con niñas me pregunto si yo me voy a perder algo, si mi relación será igual de estrecha, pero es que la sociedad te hace pensar eso, demasiados cliches, que si los chicos pasan de la familia, que si son brutos, que no te cuidaran...etc... Ya conté hace poco los comentarios desafortunados que me dijeron en el blog. No se como sera mi relación con mi segundo hijo pero reconozco que con Bebebatallas estoy encantada. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te entiendo perfectamente, sí que hay muchos clichés que nos tienen el seso sorbido. Estoy convencida de que tu relación con Batallitas Junior (jeje) será tan satisfactoria como lo está siendo la que tienes con su hermano.
      Muas!

      Eliminar
  3. Guapa , me siento muy identificada contigo.
    Al principio de mi embarazo me dijeron todo el mundo que seria niña... ya sabes esas tonterías de que si tienes la barriga redonda y chorradillas de esas. Y yo me lo creí porque me hacia ilusión que fuera una niña. Y cuando en la eco me dijeron que no había duda que era niño, me sentí desilusionada esperando que en la siguiente me dijeran que se habían equivocado.

    Nada más lejos de la realidad porque la ternura, la inocencia, el amor los abracitos y los besos no tienen nada que ver con el sexo del bebe.
    Coincido contigo en que hay que ver lo ofuscadas y tontorronas que nos ponemos cosas insignificantes, porque cuando te dedica su primera sonrisa... olvidas toda clase de prejuicios.
    ESta muy bien que abordes estos temas, ya que eres primeriza tienes muchísimas dudas .
    besoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si esto ayuda a alguna futura mamá me alegraré muchísimo!
      Suerte que, como tú dices, los abracitos y los mimitos no son para nada exclusivos de un sexo. :)
      Besotes!

      Eliminar
  4. es una entrada muuuuuy bonita, seguro que ayudas a muchas mamás... no sé, pero al leer creo que me pasará lo mismo... siempre he pensado en el momento de tener un bebé y que sea una niña... y a veces me cuestiono por qué! pero sí, las falsas expectativas no son buenas, aunque el tiempo borra todos esos sentimientos, cómo no querer a tu peque!!! jejejeje si tiene que ser lo más ver crecer a un enano!!!

    un besoteeee

    ResponderEliminar
  5. Creo que para estas alturas, peque tiene clarísimo que mueres de amor por él. No importa ya que tuvieras ese pequeño momento de flojera.
    Me has emocionado hoy.
    Un beso fuerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aix Traxi, gracias por tus palabras. Es que hoy estoy de un sensible...;)
      Besotes!

      Eliminar
  6. Que bonito y emotivo!!! No tengo ninguna duda de que Peque estará bien seguro de todo lo que le ama su mami!!!

    Besitos!

    ResponderEliminar
  7. ¿Quieres niño o niña?
    Niña - Dije yo - Son más cariñosas.
    Creí que era una pregunta inocente donde había que escoger, aunque a mí en realidad me daba igual, me bastaba con que viniese sano, escogí.
    Graso error... Su madre se lo cuenta siempre que puede, que su papá quería una niña. Solo tiene 10 meses, y sé que es una broma, pero no me gusta que lo haga. Cosas que le pasan a uno por bocazas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues estoy de acuerdo contigo, no me gusta esa broma. A ver si la convences para que no se lo diga!!
      Un beso!

      Eliminar
  8. Estoy segura de que Peque sabrá que su madre le quiere con locura!

    Yo creo que lo de tener niño o niña está sobrevalorado... ¿Qué más da? Le vas a querer MUCHÍSIMO sea lo que sea!! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad lo ideal sería llegar a la maternidad sin ese tipo de preferencias, pero a veces es complicado evitarlo. Leí en algún blog que en ciertos países ni siquiera te dicen el sexo del bebé porque consideran que es una información secundaria...Interesante!
      Besotes!

      Eliminar
  9. Yo creo que para cuando Peque llegue a este blog, será un gran hombre con tanta capacidad de amar gracias a ti, que no le va a quedar ninguna duda de lo mucho que le has querido, le quieres y le querrás.
    Pienso que lo de las niñas está muy sobrevalorado y yo con lo que veo todos los días, creo que el "que venga sano" cobra una dimensión extraordinaria.
    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón del mundo, Terapeuta.
      Gracias por estar siempre por aquí con una energía tan positiva.
      Muas!

      Eliminar
  10. ay! qué bonito! hay bastante presión con el tema de tener niñas o me lo parece a mí? y que conste que a mí me gustaría tener una nena eh? pero me veo reflejada en lo que dices, una no sabe nada, no tiene ni idea de lo que es amar a un hijo/a hasta que no lo tiene...sea del sexo que sea! un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no sé si ahora es el sexo predilecto...jajajaja! Aunque sí es cierto que conozco a muchas más mujeres que prefieren niñas que niños...Misterio! :)
      Besotes!

      Eliminar
  11. Peque ha sido lo que querías y lo ha superado con creces, no dudes de que no le quedará duda de ello, leyendo toodolo lo precioso que dices de él, que enamora a cualquiera jejeje. Besicos cuánto daño ha hecho el cliché de niño asociado a bruto y guerrillero ainsss!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, lo de los clichés, como decía también Batallitas de mamá, es totalmente cierto!
      Gracias por decir cosas tan bonitas guapetona. :)
      Muas!

      Eliminar
  12. Nadie dice que lo que no queríamos a priori no fuera a ser lo que realmente necesitábamos. Seguro que Peque nunca, nuca tendrá ninguna duda de que lo quieres por encima de cualquier niña
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me ha encantado tu comentario de principio a fin. Esa primera frase es verdad verdadera. ;)
      Besototes!

      Eliminar
  13. Yo creo que eso les pasa a muchas madres. La diferencia es que no todo el mundo tiene el valor de reconocerlo... Seguro que Peque no te lo tiene en cuenta. Se nota a leguas que se te cae la baba con él y que a día de hoy no lo cambiarías ni por dos niñas de dorados cabellos. Jajajaja. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja! No sé por qué he visualizado las dos niñas de El resplandor, jajajajajajaja! Nooooo, quita bicho!! :D
      Muuuas!

      Eliminar
  14. Que te digo yo que tengo tres igualitas?? A mi marido le hubiera encantado que alguna de ellas hubiera sido chico, pero... no se puede elegir... Yo estoy encantada y el ahora también, pero siempre quedará un pero... Pero no por ello las quiere menos..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tenéis tres tortuguitas maravillosas, tu marido está muy bien rodeado, jejejeje...
      Un besote Irene!

      Eliminar
  15. Ay corazón, siempre puede existir alguna duda, alguna pequeña desilusión, pero la vida te enseña que el amor está por encima de todo y el amor de una madre, no tiene parangón.

    Muchos Besotes!!!.

    ResponderEliminar
  16. Una entrada molt maca , molt significativa. Jo estic encantada de tenir un nen , la veritat és que no se com m'hagués mogut entre el món de les princeses i el color rosa, jejej.
    Pensa que si es casa amb una noia, guanyaràs una filla , jijij " a buenas horas, mangas verdes ", no?
    Això és el que diuen ....
    Petonets guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja! Eso si no es gay! Aunque a estas alturas lo veo bastante hetero, jejejejeje...
      Muas!

      Eliminar
  17. Me encanta tu sinceridad. Me sorprende la gente que dice que le da igual el sexo, que quieren un niño sano. Claro que todos queremos un niño sano pero te preguntan por el sexo, no si lo quieres sano, rubio, listo o deportista. Yo quería una niña, pero me daba igual porque pensaba tener tres. Al segundo salio otro niño pero me daba igual porque quería tener tres, aunque ya no tanto igual. Solo quedaba una oportunidad ja ja. Y ahora estoy con dos y a veces pienso, ¿voy a por la niña? Ja ja. Besitos creativos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejejeje! Si te sale niño igual te animas y tienes un cuarto, que ya se sabe que estas cosas pican mucho, jajajajaja!
      Un beso!

      Eliminar
  18. Claro que si, madraza!!!!!
    Yo creo que muchas mujeres gastan esa ilusión de niña por fijación y semajanza hacia su propio sexo, por sentirse más cercanas en depende que temas.....no se, creo que es muy común. Pero si lo piensas bien, es una tontería. Yo tengo amigos con los que tengo más confianza que con amigas, y he visto niños alumnos míos con cualidades para nada aplicables al rol masculino, y al contrario. Al final lo que prima es el cariño, el vinculo y no la etiqueta hijo-a.

    Peque tiene clarisima tu fascinación por él.

    Besos guapa!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que quería niña por "revivir" la relación que tuve con mi madre...Lo cierto es que ser madre de un niño me ha abierto los ojos a muchas cosas y a desterrar muchos clichés.
      Gracias por tus palabras, Mukalita!
      Muas!

      Eliminar