miércoles, 1 de agosto de 2012

Mucha teta


Como ya debéis saber de sobras, hoy es el Día Mundial de la Lactancia Materna. Cuando empecé el blog escribí aquí y aquí sobre mi experiencia con la teta. Al empezar a dar el pecho a Peque (exitosamente, por suerte), fue un poco por darme la oportunidad de vivir la experiencia. A priori no me parecía un drama que no pudiese establecer la LM y que tuviese que recurrir a la artificial, pero después de meterme de lleno en el tema y leer blogs y libros apasionantes sobre el asunto, me di cuenta de lo poquísimo que sabía sobre ello y de lo afortunados que éramos Peque y yo de disfrutar tanto de nuestros momentos de amamantamiento. Cuando me entero de que alguna mujer de mi alrededor espera un bebé, le recomiendo de corazón que le dé esa oportunidad a su cuerpo y a su vida y la de su pequeño.

Como no podría ser de otra manera, Peque y yo tenemos un montón de historietas que contar sobre nuestra lactancia, pero hay una que me encanta recordar.

Mi niño, para tocar un poco lo que no suena, decidió de bien pequeñito que odiaba ir en coche. Mira que me habían explicado de bebitos que cuando no podían dormir eran paseados en coche por sus desesperados padres para intentar adormecerlos...Pues con Peque era justo lo contrario, a la que husmeaba que lo íbamos a poner en el coche empezaba a berrear a veinte mil decibelios. Yo me exasperaba, y Mr. X ni te cuento, conducir con esa banda sonora era poco menos que una tortura china de las chungas. Por esa razón, y hasta hace bien poquito, yo siempre tenía que viajar detrás con él para entretenerlo con lo que se me ocurriese (espectáculo de marionetas de dedo, cancionero variado multilingüe, juegos de luces psicodélicos...). Y comencé a ponerle el chupete precisamente por eso, porque era de las poquitas cosas que le calmaba (ahora cualquiera se lo quita, ¡ja!). De biberones e inventos raros de esos, nunca quiso saber nada, así que no eran una opción. El caso es que un día, volviendo de un lugar relativamente lejano, y creyendo (ilusos de nosotros) que haciendo coincidir el viaje con la siesta el pequeño vociferador aguantaría tranquilo, de repente se despertó de su modorra, y al verse atrapado en el Maxi-Cosi infernal, entonó la madre de todas las lloreras. No había quien lo callara, y tras diez minutos de angustia sideral, se me ocurrió intentar darle teta. Me solté el cinturón de seguridad (mal hecho, lo sé, pero si me para un poli en ese momento soy capaz de enviarlo a cagar al campo), saqué mi rebosante ubre de la camiseta, y en un alarde de contorsionismo digno de un fakir, le enchufé la teta en la boca. Y aquí paz y después gloria. En esa pose tan seductora me tiré el resto del camino, y al salir del vehículo no era persona (estuve caminando raro un par de días...), pero mi niño, por una vez, bajó sonriente y feliz del coche, con un churretón de rica leche deslizándose por la boquita...

32 comentarios:

  1. Yo mas d euna vez lo hubiera hecho pero me daba miedo... pero ya veo que a ti te funcionó a la perfección... Si es que las madres tenemos diversos trucos para camelarnos a nuestros peques.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Reconozco que era un poco temerario, pero a situaciones desesperadas, medidas desesperadas! ;)
      Besotes!

      Eliminar
  2. Jajaj, la historia es muy tierna, pero tal y como la cuentas y dejando volar mi imaginación, te visualizo ahí retorcida con la teta en boca de peque y es que me da la risa!
    Se tuvo que repetir la escena, o desde entonces, dejó de tener manía al coche?
    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, bastante retorcida estaba yo, jejeje...
      Y se repitió, se repitió...Peque ha dejado de tenerle tirria al coche hace dos días. Ahora quiere conducirlo!
      Muas!

      Eliminar
  3. ¡Jajaja! perdona pero no he podido evitar reírme imaginando el cuadro flamenco. Es un tema muy importante y creo que las mamás y los blogs de maternidad estáis haciendo mucho bien en ese sentido. Cómo voy a echar de menos leerte este mes.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ojalá muchas mamis se animen con la LM.
      Disfruta de tus vacaciones, es una orden!! :)
      Muas!

      Eliminar
  4. Jajajajajaja, anda que tú también!!!

    Feliz lactancia!!!!

    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja! Es lo que hay...;)
      Un besito!

      Eliminar
  5. Jajajaja yo lo había oído, el dar teta en el coche pero.... lo puse en práctica hace 15 días en el camino a Soria, 7 horas de viaje! Mi nano es como el tuyo el coche de pequeñ era una odisea. Muchos besazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que a veces no queda más remedio!
      Si habéis hecho siete horas de coche imagino que será porque vuestro nano ya lo lleva mejor, jejeje...
      Un besote!

      Eliminar
  6. Vaya escena!!!! Me partooo !!! Gracias a dios no me vi nunca en la tesitura pq los míos se quedaban sopas según arrancaba el motor, je

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué suerte, Matt, ¡pero que suerte! Jajajaja...
      Besos!

      Eliminar
  7. jajaj vaya escena de contorsionista amiga jaja Me encanta esa paz que se le ve a los niños cuando toman el pecho. Parece magia. Me alegro que disfrutarais de esos momentos, Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se les queda una carita de placer absoluto que es maravillosa...Magia potagia!
      Muas!

      Eliminar
  8. Jajaja. Qué no haréis las madres. Qué no haréis... Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te digo Álter, ya te digo...;)
      Un besote!

      Eliminar
  9. doy fe!!! yo tb tenia un vociferante, tb vivia en el asiento de atras con el, y mi teta tb fue contorsionista en muchas ocasiones!!!! :)me encantas!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, qué bien que te encante :)
      Anda que si nos viesen por un agujerito cuando estamos en esos bretes....tela!
      Un beso!

      Eliminar
  10. jajajajjajajajajajajajajajajajajajajajjaajjajajajajajajajajajajajjjajaajaajjajaja
    no puedo parar!!!!!!
    También yo me he visto en esa pose seductora!!! y lo de mandar al poli a cagar al campo jajajajjajaja me estoy imaginado esa teta pletórica!!! os tenía que haber parado!!!
    Besitos de leche!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja! Es que cuando el sedespero es máximo, no hay autoridad que evite que yo calme a mi niño, amos! Jajaja!
      Más besitos de leche para ti!

      Eliminar
  11. Aquí otra mamá de un alérgico al coche, menos mal que según crece va mejorando la cosa, porque dar teta en la maxicosi es más cómodo que dar teta cuando ya van mirando hacia delante, jejeje.
    Un besazo y feliz lactancia!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí! Ahora ya podemos convencerlo con otros argumentos, menos mal...
      Besitos!

      Eliminar
  12. ¡Hubiera sido para verte...!!!ja,ja!!!! si es que, lo que no arregle la "tetita"...
    Un beso fuerte!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, todo un cuadro, te lo aseguro...pero efectivo! :)
      Un besote!

      Eliminar
  13. Jajaja.. yo tambien lo hice una vez... pero en atasco. El pitufo era muy pequeñin y no nos moviamos y no paraba de llorar x hambre... alla q fui yo... quitandome el cinturon y a darle el alimento a mi pitufo... hombre!! Recuerdo si.. el dolor de espalda q tuve unos dias... horrible!
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que la contractura post amamantamiento cochero se las trae, pero todo sea por apaciguar a nuestras fierecillas, jajaja!
      Muas!

      Eliminar
  14. jajajaja!! aix!! cómo me he reído con tu entrada!! jajajaja...
    Y la de veces que he hecho (y sigo haciéndolo!!!, y eso que ya tiene 2 años!!) eso!
    Abrazos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo que pensaba que eso no lo hacía nadie, jajajaja!
      Besos!

      Eliminar
  15. jajajjajajajaja....qué anécdota más chula!!!! Me encanta tu aportación al día mundial de la lactancia materna!!!!!

    Ay madre, no quiero ni imaginar el dolor de cuerpo de estar así un rato largo :-P

    Besossss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, amiga mía, me quedé retorcida un buen rato ;)
      Muas!

      Eliminar
  16. jajjajaj, muchas pasamos por eso alguna vez, k dolorrrrr..y el enano siguiendome con la boca abierta...:)
    yo sigo viajando en el asiento de atrás ya casi por rutina, el ultimo el domingo pasado de galicia a barcelona..ahi es ná, y con vomitona incluida nada más iniciar el viaje, aun tengo la silla en el piso para limpierla bien que no sabemos ni como hacerlo..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toma ya, peazo viaje! Y con el olorcillo que debió dejar el regalito de Peluchín, jajajaja! Santa paciencia!
      Besos!

      Eliminar