martes, 7 de agosto de 2012

"Coco"

Hay cosas que se quedan grabadas en tu memoria. Yo recuerdo perfectamente una llamada de Mr. X, de hace casi cuatro años. Por aquel entonces él tenía una trabajadora que casualmente era también clienta de mi centro, y que estaba desesperada porque tenía que dar en adopción a su perro, un bóxer de ocho años. Logró encontrar a unos chavales que querían quedárselo, y se lo cedió. Poco después, ella quiso hacer una seguimiento de la adopción, pero los chicos no contestaban al teléfono. Cinco meses más tarde, una protectora se puso en contacto con ella. El perro había estado allí todo ese tiempo porque los chicos lo abandonaron en un container a los pocos días de adoptarlo. Por problemas burocráticos no habían dado antes con su teléfono y no la habían podido localizar. De pronto, se veía otra vez con el problema de buscarle un dueño. Me trajo carteles a la consulta para colgarlos y encontrarle un nuevo hogar. Yo miraba la foto del perrote y pensaba: "¿Y si...?". Pero no me atrevía a acabar de formular la pregunta, porque Mr. X siempre decía que no quería tener un perro en el piso (él siempre ha sido más de gatos, pero es tremendamente alérgico a ellos). Entonces fue cuando recibí la llamada de Mr. X a la que me refería al principio. Y me dijo: "Mira, es que lo he estado pensando, y creo que este perro se merece una segunda oportunidad, ¿no crees?". El corazón me saltaba de felicidad, porque desde que vivíamos juntos yo echaba de menos tener perros (con mis padres teníamos dos), y creo que se decidió a acogerlo por hacerme feliz. Dicho y hecho, esa misma tarde la ex propietaria fue a buscar al animal a la protectora y me lo trajo a la consulta. Cuando lo vi entrar, tan grande, tan animado, tan guapo, no me podía creer que iba a ser nuestro perro. Lo lavamos entre las dos y le compré su camita, sus comederos, etc. Cuando Mr. X nos vino a buscar en coche para llevarlo a casa, el bicho nos miraba con curiosidad y cara de buenazo repanchingao en el asiento trasero.

Aunque tener un perraco de esas características en casa tiene sus inconvenientes (estucado de babas marrones por doquier, pelos hasta en la sopa -literalmente-, tres paseos diarios llueva, nieve o te achicharres bajo el sol...), la recompensa obtenida es infinitamente mayor. Hay mil imágenes que me vienen a la cabeza cuando pienso en él: siestas en el sofá con su cabezota en mi regazo, sus ronquidos por la noche (curiosamente, del todo relajantes para mí), paseos tras las féminas del barrio (mucha castración, pero un cerebro "salido" del todo), las duchas en casa para dejarlo limpio y reluciente (con barrigota de nueve meses incluida), carreras tras las pelotas (no importa el color, el tamaño o la textura, de eso da fe la pelota de tenis que ha tenido alojada en su estómago desde quién sabe cuando -lo descubrimos casualmente haciéndole una radiografía hace años-) y las maniobras de acercamiento nocturnas tras la cena para poder recibir su dosis diaria de mimos.

Cuando explicamos a la gente que Peque venía en camino, algunos nos preguntaron: "¿Y qué haréis con el perro?". Y yo contestaba (medio alucinada): "Pues...¿lo mismo que hasta ahora?". Me hacía una ilusión tremenda que el niño creciese con un perro en casa. Creo que era uno de los mejores regalos que le podíamos ofrecer, y nuestro bóxer estuvo a la altura de las circunstancias en esos momentos. Ni un gruñido, ni un desplante. Lametones curiosos de vez en cuando y juegos cuando Peque ha querido darle marcha. Y fue Peque el que lo bautizó como "Coco", su versión personal de su nombre. Soy consciente de que desde que nació mi niño, no he podido estar con él todo lo que estaba antes, y ni por esas ha mostrado un ápice de celos.

Anteayer "Coco" nos dejó para siempre. Ha sido tan rápido todo que apenas me ha dado tiempo a asimilarlo. Durante la semana ha ido poniéndose malito, mostrando diferentes síntomas, y ayer Mr. X y yo le hicimos varias pruebas que nos revelaron que un tumor bastante grande crecía en su hígado. Ya no quería levantarse, ni comer, había una hemorragia...En fin, que después de sopesarlo, decidimos eutanasiarlo. Decidir algo así nunca es fácil, aunque uno sea veterinario y su razón y conocimientos le digan una cosa, el corazón siempre espera un milagro. Nos llevamos a "Coco" a la clínica de Mr. X y allí le dijimos adiós. Peque estaba con nosotros, pero para él no fue nada traumático, sólo vio que su perrote se quedaba plácidamente dormido. Le dio un besito y se fue dando saltitos a ver a las tortugas. Cuando sea mayor le enseñaré fotos de "Coco", y le explicaré como ese perro que adoptamos pensando que quizás no viviría mucho (por la esperanza de vida de su raza y otros problemillas), nos regaló cuatro años de amor incondicional.

Algunos me han preguntado si adoptaré otro perro. Supongo que sí, algún día, pero de momento necesito elaborar mi duelo y decir adiós a mi perrote.

Va por ti, Rocko, de todo corazón.

60 comentarios:

  1. Mo, cuanto lo siento... cuantos recuerdos me han traido tu entrada... que mal se lleva todo esto, como te entiendo!!! Ahora deberia decirte que recuerdes los buenos momentos que te ha dado "coco", pero en mi fuero interno sé que es duro, y que necesitaras tu tiempo... yo he necesitado mas de año y medio de duelo... ahora me estoy planteando coger otro perro, pero aun no tengo las ideas claras... Lo siento en el alma, de corazón!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Irene, sí que duele, sí...Hoy ya estoy un poquito mejor, quedándome con los buenos recuerdos, que por suerte son muchos. Un besote.

      Eliminar
  2. Ay, Mo, cuánto lo siento!!
    No sé ni qué decirte! Te quedan unos recuerdos preciosos del él, y de estos cuatro años. Sabemos el cariño que dan estos peluditos y lo necesarios que se hacen para nosotros.
    Un abrazo apretao!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapetona, ese abrazo me ha llgado, te lo aseguro ;)
      Un beso.

      Eliminar
  3. Hola Mo, cuanto lo siento, lo entiendo en el alma...
    nosotros hemos tenido un susto por perro este verano, y gracias al cielo se ha quedado en eso, pero con once añitos por barba... pronto estaré en tu pellejo. El amor que dan es alucinante, y verlos con los niños... no se paga con dinero. Por cierto, la preguntita de marras cuando te quedas embarazada... paso de comentarla, arrggghhh.
    Tómate un descanso, que el momento ya llegará, y es verdad que con los niños tan pequeños no se les puede hacer el caso que se merecen.
    Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Teresavet, aunque sepamos mejor que nadie cómo van estas cosas, como propietarios nos olvidamos de la ciencia y nos quedamos con los sentimientos. Disfruta de tus peludos, cada instante es un regalo, ¿verdad? Un abrazo.

      Eliminar
  4. Lo siento mucho Mo, que penita...
    Besos y abrazos

    ResponderEliminar
  5. Lo siento un montón, son nestros grandes compañeros y uno más de nosotros. Mucho ánimo y mil besicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Montse, desde luego que sí, son parte de la familia. Besos.

      Eliminar
  6. Lo siento mucho Sister, de verdad que lo siento. Se lo mucho que querías a ese perro y lo que tienes que estar pasando, yo todavía recuerdo lo de Bas, y nunca olvidaré lo importante que fue para mi el chateo que tuvimos, no sabes cuando me ayudaste. Un beso muy grande, seguro que Rocko y Bas andan jugando juntos, disfrutando mucho más de lo que lo hubieran hecho aquí enfermos.

    Para lo que necesites ya sabes donde estoy.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias sister, te lo agradezco muchísimo, de verdad. Me ha gustado imaginarme a Bas y Rocko jugando, seguro que se lo pasan bien a nuestra salud. Un besote grande.

      Eliminar
    2. Amigas, deciros a las dos que un animal que nos ha dado tantas alegrías no se merece morir de cualquier manera. Ambas habéis sido unas dueñas excepcionales.

      Eliminar
    3. Se agradece de verdad OI, cuesta tanto decidir algo así...Un besote.

      Eliminar
  7. Vaya, se me han saltado las lágrimas. Lo siento mucho aunque creo que has tomado la decisión correcta. Los animalitos nos dan tanto mientras están con nosotros que lo mínimo que podemos hacer a cambio es ahorrarles sufrimiento cuando ya no se puede hacer otra cosa, aun cuando sea una decisión que nos duela mucho. Un beso muy fuerte a ti y otro para tu perrote, esté donde esté.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Álter, yo también creo que hemos hecho lo correcto, aunque nunca sea fácil decidirlo. Otro besote para ti, guapetona.

      Eliminar
  8. Que penita! Pero ha sido muy afortunado estos anos x edtar con vosotros
    me ha encantado el gesto de Mr X al adoptarlo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo contigo Nenica, Mr. X me demuestra con acciones como esta lo buenísima persona que es y lo mucho que me quiere. Un beso grande.

      Eliminar
  9. Lo siento mucho. Pero es una historia preciosa, nadie os puede quitar lo vivido. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias preciosa, quedarse con todo lo bueno hace que duela un poquito menos...Besos.

      Eliminar
  10. Ains que ganas de llorar me han entrado leyéndote!!! Lo siento mucho, me imagino que han sido unos días muy duros para vosotros. Sois inteligentes y habéis sabido llevar la situación lo mejor posible pero me imagino que ha costado mucho esa decisión y verlo partir. Me alegro que Peque compartiera esa escena con vosotros, de mayor le encantará saber esta historia. Las relaciones que se crean con los animales me parecen mágicas. Un besazo y mucho ánimo guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo contigo Rocío, los niños y los animales se entienden de una forma especial. Un besote y gracias por tus palabras.

      Eliminar
  11. Joo Mo, lo siento mucho. Son uno mas de la familia y duele como eso.
    Mucho animo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Annie. Son familia, desde luego. Un besito.

      Eliminar
  12. Un besazo muuyy gordo.
    Hace siete años tuvimos que sacrificar también a nuestra perrita Daysi. Se puso malita mientras estábamos de viaje de novios, y mis suegros se esperaron a que llegáramos para que pudiéramos despedirnos.
    No hemos vuelto a tener perro.
    Todavía a veces me parece oírla...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo ahora veo a Rocko en todas las esquinas, y espero encontrármelo roncando a mi lado cuando me siento en una silla. Cuatro años de buenas costumbres cuestan de cambiar...Gracias por ese besazo, otro gordo para ti.

      Eliminar
  13. Uff Mo, lo siento tanto... No sé si ya me conocías cuando, el 23 de noviembre, día del cumpleaños de mi Coco, mi boxer Cos también se fue al chalé en la Luna de Efi. Tenía más de 12 años y noto tanto su ausencia... Los boxer son unos perros excelentes.
    Y lo de abandonarlo en un container, como a Ferny, me avergüenza tanto que no tenga castigo...
    ¡Mil besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Leí tu historia algo más tarde. Yo nunca había tenido un bóxer, y es verdad que son maravillosos.
      Sobre lo del abandono, estoy contigo, es una auténtica pena.
      Besos.

      Eliminar
  14. Vaya Mo. Lo siento. Cómo te entiendo. Yo he tenido perros desde que nací. Y el último lo encontramos abandonado en la calle. Era un amor. Y también tuvimos que decirle adiós de la misma manera. Era uno más de la familia.
    Ánimo. Un besote.
    Sigo por aquí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Mar. Rocko fue el séptimo perro que tuve (bueno, los anteriores eran de mi familia, él fue el primero en el que yo constaba como orgullosa "mami"), y me imagino que tendré más, sobre todo dedicándome a lo que me dedico, siempre te acabas enterando de un animal que necesita un hogar...
      Un besote.

      Eliminar
  15. Lo siento muchísimo!!!, no sabía que eráis veterinarios, por lo menos sabéis exactamente qué y cómo ocurre, aunque esto no quiere decir que no haya dolor.
    Le distéis lo mejor y él os llenó de buenos momentos y de amor incondicional.

    Mi marido y yo tuvimos que eutanasiar hace unos cuantos años a una hembra cruce de pastor alemán y de nórdico. El veterinario nos dió la opción de estar con ella y nosotros aceptamos. Lo recuerdo y se me llenan los ojos de lágrimas...
    Nos quedamos con un mestizo de terrier, tipo bodeguero de aproximadamente 1 año o año y pico y ahora va a cumplir ¡10 años!. Tras esto pensamos que nunca volveríamos a tener un perro, que cuando él nos dejara no habría ninguna mascotas más, después de nuestro sufrimiento. Pero un par de añitos después, llegó a casa un gato, un cachorro que ya corría super mimoso y que el pobre estaba en la calle. A día de hoy, nos planteamos a veces tener otro perro y así cuando el nuestro nos deje, nuestro peque, podrá por lo menos tener la compañía de ese otro compañero de juegos y que no sea tan duro golpe para él... y para nosotros... no sé qué pasará al final.

    Te pido disculpas por haberme extendido tanto, me ha removido mucho tu entrada.

    Besotes!!!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada de disculparse, Mi Cucolinet, tus palabras son sentidas y muy bien recibidas. Gracias por contarme tu experiencia. La verdad es que continuo pensando que crecer con un animal en casa es de lo mejor que te puede ocurrir, y por eso creo que tarde o temprano tendremos otro perro por casa...Ya veremos cómo nos sentimos un poco más adelante.
      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Estoy contigo en que para los peques es Genial crecer conviviendo con mascotas... con compañeros.

      ¡¡¡Un fortísimo abrazo y mucho ánimo!!!.

      Eliminar
  16. Estoy llorando. Ya te lo he dicho varias veces, todavía no he superado el duelo por mi perra-amiga-hermana-hija. Y ya van más de cinco años.
    Es increíble todo lo que son capaces de darnos.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay animales que marcan mucho. Seguro que tu perrita fue muy especial. Un besote grande preciosa.

      Eliminar
    2. No pega nada aquí pero ya sabes que has ganado las pulseras, ya le di a Mir tu email, se pondrán en contacto contigo. Un besote

      Eliminar
    3. Muchas gracias Carmen, ya me han enviado el mail. Un besote.

      Eliminar
  17. Muchos ánimos ! Seguro que Coco ha agradecido como os habeis portado con él hasta el final, ha tenido mucha suerte de estar con vosotros ...

    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por los ánimos, y por comentar. Besos.

      Eliminar
  18. Joder nena, vaya lagrimones tengo. Lo siento muchísimo. Tenía que ser un perro genial. Qué suerte haber dado con una familia así para terminar su vida. Un besazo y mucho ánimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Madi, sí que era genial, y con paciencia de santo, te lo aseguro.
      Muchos besotes y abrazos.

      Eliminar
  19. Jop Mo, amor, lo siento muchisimo, de verdad, pobre Rocko. Sois unas grandes personas, le disteis una segunda oportunidad a ese perro y ha sido muy feliz, le habeis dado otra vida... Y siempre estará con vosotros. Un abrazo enorme

    ResponderEliminar
  20. Jop Mo, lo siento muchisimo, de verdad, Rocko siempre estara con vosotros y sois uas personas estupendas, le disteis una segunda oportunidad a ese perro y lo hicisteis tremendamente feliz... Un abrazo enorme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias María, la verdad es que reconforta pensar que lo tratamos lo mejor que pudimos (aunque con la llegada de Peque no estuviésemos con él tanto como antes...eso me da penilla). Un beso grande.

      Eliminar
  21. Cómo lo siento, Mo. Muchos ánimos...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  22. Oh cariño..lo siento mucho....
    Menuda segunda oportunidad tan buena que le distéis a "coco".

    Una brazo fuerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Porfin. Me alegro infitinamente de que Rocko llegase a nuestras vidas, creo que todos salimos ganando mucho con ello.
      Un besote.

      Eliminar
  23. Lo siento muchísimo. Hasta yo me he emocionado leyéndote así que imagino que debes estar pasándolo bastante mal. Te mando un fuerte abrazo de ánimo y comprensión. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Yaneth. Ha sido una semana durilla, pero me voy sintiendo más animada, y sobre todo me quedo con todo lo bueno que vivimos. Un besote.

      Eliminar
  24. Que ternura...me hiciste llorar de verdad al leerte, y recorde que hoy tengo que llegar a comprar las croquetas de mi Nala que es una labrador de 7 años. Como nos encariñamos con los perros, y esque mas que eso, son parte de nuestra familia, que bueno q a tu peque no le causo tristeza eso me da tranquilidad. Vive tu duelo y tranquila que le diste a ese perrito los mejores años de su vida y el siempre te lo agradecera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Maryley, los animales nos dan mucho más de lo que podamos imaginar. Dale un achuchón a Nala de mi parte.
      Un beso.

      Eliminar
  25. Qué penita! Siento muchísimo vuestra pérdida. Perdona la brevedad, pero en estos casos nunca se me ocurre qué decir.
    Un abrazo fuerte y muchos besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias guapetona, y con palabras o sin ellas, me llega igual. Un besote.

      Eliminar
  26. Te escribo con mocos y todo. Ya a la mitad estaba llorando. Jolín, lo siento mucho. Fuisteis muy generosos adoptando un perro mayor, eso no lo hace todo el mundo. Yo el año pasado perdí a Shiro el perro de mis suegros, practicamente mi primer perro, le vi crecer desde cachorro, crecer y aceptar que Zoe llegase a su territorio de vez en cuando y le quitase la camita.

    Te digo lo mismo que me dije a mi misma en ese momento. "Coco" ha sido feliz, los perros disfrutan la vida cada segundo y seguro que ha sido plena y llena de amor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias guapetona, me puedo imaginar que lo de Shiro también fue duro...
      Y afortunadamente, cuando pienso en él, me vienen a la mente infinidad de instantes preciosos...
      Un besote.

      Eliminar
  27. lo siento Mo, pero si era su hora hicisteis lo correcto. Yo este verano tb vi a mi perro (está en el pueblo) bastante mayor, con problemas a veces para caminiar, no sé exacto la edad que tiene (se perdio la cartilla) pero anda por los 12-13 años. Sé que le queda poquito de camino y me da mucha pena ,sobre todo ahora que está casi sólo....en finnn
    besiños reconfortantes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Yaiza, ese besito reconfortante ha llegado. Otro para ti.

      Eliminar
  28. con un poquito de retraso... pero estaba de vacaciones... un besote y mucho ánimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias guapetona, un besote gordo.

      Eliminar