miércoles, 11 de enero de 2017

Leer, ver, escuchar


Enero. Frío y pocas perspectivas de buen tiempo a corto plazo. Mi época preferida del año.

Ironías aparte, comienzo un 2017 que promete estar, como mínimo, lleno de emociones. A ver si son de las buenas (por ponerle optimismo a la vida que no quede).

Las Navidades han estado rellenas de sabores agridulces, pero se salvan, desde luego, por la carita de felicidad de Peque al descubrir que los Reyes Magos, sibaritas como ellos solos, se zamparon al pasar por casa tres bombones de colores (made by Mr. X), unos After Eight y Ratafia Russet de la buena para tirarlo todo abajo. Ahora mi salón es menos Kondo que nunca, inundado de Legos, aviones, peluches, y el regalo estrella de este año, una caja de cartón (de la pantalla nueva del ordenador) con la que lleva jugando toda la semana.

Eso sí, estas fiestas y sus rutinas alteradas, me han proporcionado ratos de esparcimiento personal a los que he sacado mucho provecho…

Leer

-Salvador. Vimos en televisión una entrevista a Salvador Alvarenga, un naúfrago que pasó 438 días a la deriva en el Pacífico, y la historia me atrapó. Mr. X me regaló el libro justo antes de Navidad y me lo leí en cinco días. Si algo me quedó claro, es que yo no hubiese pasado posiblemente de la primera semana. Las ideas que tuvo para sobrevivir me parecen alucinantes, desde mi cómoda existencia urbanita no sé ni la mitad de cosas que ese hombre para lograr subsistir en un medio hostil.

-Cómo ser mujer, de Caitlin Moran. Reconozco que no he leído mucho sobre feminismo, y lo que leía no me llegaba. Por fin, desde el humor, he sentido que conectaba con algo que hasta ahora me parecía ajeno.

Ver

-El concierto. En mi agenda hay una lista de películas futuribles. Lo que pasa es que a menudo pasa tanto tiempo hasta que surge la oportunidad de verlas, que ya no recuerdo quién me las recomendó, cosa que me sucedía con esta comedia francesa. La empecé a ver sin grandes expectativas, y acostumbrada a consumir sobre todo cine norteamericano, recordé lo refrescante que es cambiar de registro y disfrutar de la ironía europea. El final me dejó llorando de emoción. En perspectiva veo que han sido unos días llenos de locos y maravillosos violines…

-Gosford Park. Soy bastante fan de Robert Altman, tiene un sello inconfundible, me gustan sus miles de personajes, sus historias que se cruzan, pasiones, misterios y por encima de todo, interpretaciones que siempre me parecen brutales. Olé Helen Mirren, soberbia como siempre.

-Boyhood. El hecho de la que filmasen con los mismos actores a lo largo de varios años me llamaba mucho la atención, y la verdad es que le da una verosimilitud muy curiosa a la película. Si ya como madre sientes que el tiempo vuela, viendo crecer al chaval protagonista en dos horas y pico casi me da algo. Ese día Peque se llevó dosis extra de abrazos, besos y achuchones.

-Viaje a Sils Maria. No sé qué me llevó a apuntarla en mi lista, pero a pesar de ser extraña y no tener muy claro si la recomendaría o no porque puede ser un poco pedrusco, me gustó. Juliette Binoche siempre me parece creíble, y hasta disfruté con la interpretación de Kristen Stewart, a la que no tenía en mi altar actoral precisamente. Una reflexión sobre el tiempo y el ego.

-The OA. O cómo Netflix llegó a mi vida. Llevamos tres meses siendo usuarios de esta plataforma, y me tiene loca, loquita, loca. No puedo decir mucho de qué va la serie, salvo lo poco que te plantean de entrada: una chica vuelve a casa siete años después de haber desaparecido y sus padres flipan en colores al descubrir que ya no es ciega. De momento sólo hay una temporada de ocho capítulos y me los zampé en dos días. Quiero la segunda temporada ya.

Escuchar (y sentir, y reír, y bailar, y llorar)

-Ara Malikian. Ya hablé de él en el blog cuando lo descubrí. Papa Noel nos trajo a Mr. X y a mí unas entradas para disfrutar de su arte en el Palau de la Música, y desde entonces su violín suena en casa a todas horas. Peque también ha sucumbido, y me hace poner Misirlou veinte veces al día. No estoy exagerando, más bien me quedo corta, pero es que no es para menos…

                                                                   






                                                             









11 comentarios:

  1. Me apunto El Concierto, que me gustan a mí las comedias francesas.

    Boyhood la vi hace tiempo y me pareció muy original eso de grabar durante tanto tiempo a la misma gente pero la historia en sí misma... no sé, no me dejó huella.

    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gustó Boyhood quizás por mostrar algo muy cotidiano, el crecer, el envejecer, el descubrir, sin más, pero contado de una forma bonita y sensible. :)
      Ya me dirás qué te parece El concierto!
      Muas!

      Eliminar
  2. Qué buena pinta todo. Me lo apunto casi todo a mi lista. Me llama especialmente la atención la serie de netflix.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una serie raruna, ya te aviso, pero a mí me ha encantado, y la prota lo borda!
      Por cierto, ayer me compré Te dejé ir, jejejeje... Me picaste. :)
      Muas!

      Eliminar
  3. Pues comparto gustos: Altman y Boyhood, Malikian, la emoción de la navidad por esos ojitos llenos ilusión, Helen Miren, un salón inundado de legos y Netflix. Así que me apunto todo lo demás que tiene pinta de que me va a entusiasmar también.

    Ánimo. La primavera y el solecito están a la vuelta de la esquina... (otra optimista)

    Abrazos!
    ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me dirás qué te parece el resto! :)
      Ayyy, la primavera, le tengo unas ganaaaaaaaas!!!!
      Besototes!

      Eliminar
  4. Cómo ser mujer, pendiente en mi lista para este año. Y nos hemos regalado Netflix por navidades en casa ¡peligrooooooo! XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy si tiene peligroooo... no lo sabes tú bien!!! XD
      Ya me dirás qué te parece el libro!
      Muas!

      Eliminar
  5. Netflix y los LEGO han sido mi salvación en este año loco... me puedo ir a vivir a tu casa xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajajaja!! Te veo haciendo legos con Peque! XD
      Besotes!

      Eliminar