martes, 31 de marzo de 2015

Puto Patuco


El ganchillo se ha convertido en mi mejor aliado. Empecé a tejer cuando papá ya estaba muy malito como forma de evasión, y durante el duelo ha sido la manera perfecta de no pensar en lo que me hacía sufrir. A la que detectaba nubarrones en mi mente, respiraba hondo y buscaba mi bolsa de labores (una bolsa preciosa, por cierto, que me confeccionó mi amiga E).

Pensé en hacer unos patucos para mis amigas embarazadas, me compré un libro fantástico con varios modelos y así nació Puto Patuco, de la frustración que me generaba no lograr un puñetero patuco decente. La práctica hace al maestro y he llegado a un nivel bastante digno de perfeccionamiento.

Este fin de semana ha habido temas diversos que han mareado mi cerebro y mi corazón. Sin apenas pensarlo he ido directa a mi rincón de sofá, he apartado los pelos (imposible conseguir que Perro y Perra no se suban cuando no les veo) y me he puesto a contar puntos. Las manos adquieren una velocidad pasmosa, a veces me sorprende a mí misma verlas en acción y ralentizo el movimiento para ser capaz de entender algo que mi cuerpo ya hace como un automatismo. Sólo existen el hilo y el ganchillo. Tejo, cuento, repaso, doy otra vuelta. A veces descubro que por un despiste llevo media labor mal. No pasa nada, tiro de la hebra, como Penélope, y vuelvo a empezar. No me molesta, sólo añade horas de apacible trabajo a mi empresa.

Y luego está el amor. Hay algo mágico en tejer para un bebé. Te conecta con ese ser que se está formando en el vientre de su madre. Con la alegría que traerá su nacimiento, con la aventura que supondrá verlo crecer. Y también con la madre expectante que fuiste, con tus miedos, tus esperanzas, tus anhelos...

La semana pasada nació por fin la bebita de mi amiga T. Fue, en sus palabras, un parto duro y precioso de tres días de duración (¡jabata!). Aquí están los patucos que le tejí.





   

                                                 



Y en menos de una semana ha de nacer el bebé de mi amiga E. Se está haciendo de rogar (¡ánimos E, falta muy poquito!), pero cuando salga también tendrá su ajuar de patuquitos, faltaría plus.






34 comentarios:

  1. Son una monería!!! Me encantan!! Veo futuro ahí y el nombre muy propio jaja besitos guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Voy a tener que patentarlo... ;)
      Besos!

      Eliminar
  2. ¡¡¡ Pero que preciosidades Mo!!! Si te animas a poner una tiendita avisa: compraría sin dudar!!!

    Desde luego, es una aficción lindísima... a ver si un día lo intento porque me encanta!!

    Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me han salido algunos pretendientes, pero con el curro que da un patuco de esos lo tendría que cobrar a precio de oro, jajajaja!
      Anímate y me dices!
      Muas!

      Eliminar
  3. A mi también me encanta el ganchillo, bueno, me encantaba que hace años que no tengo tiempo para nada de eso. En casa mi madre me dirigia como se hacía... ya no lo recuerdo, pero yo me hacía mis patucos para dormir. Entiendase de más mayorcita, que mi madre muy amorosa no era, pero de bebé me hizo los patucos ella, no es que me diera hilo y ganchillo y me dijera "toma Laura, si quieres tener los pies calientes empieza a confeccionar". Tan bestia no era por Dios.
    Pues sí, yo durante años he tenido los pies no frios, lo he tenido bajo cero. Así que al meterme en la cama mi menda se enfundaba en unos patucos azules celeste muy parecido al modelo dos sólo que con menos caña, más tipo pantufla y menos tipo botita.
    Actualmente mis últimos patucos decentes que estaban muy machacados, por cierto, me los requisó hace años Terremoto y aún lo tienen en su cuarto. Me requisó los patucos y la parte inferior de un taper de esos de comida para llevar a casa de las tiendas. Con las tres piezas montó lo que es la cama de Menchu, la hermana de Chopet, una cocodrilita de peluche que le regalaron en su anterior colegio. Así que ya tenía cama (tuper) colchó (un patuco) y funda nórdica (el otro patuco).
    Sí. Los putos patucos en ocasiones tienen vidas extrañas. Actualmente mi menda lerenda tienen que dormir con calcetines gruesos porque cualquiera le quita sus patucos a una cocodrila con mala ostia y no recuerdo como se hacía el maldito punto.
    Besos mulliditos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi abuela nos hacía patucos a todas la féminas de la familia, aún conservo algunos, pero ahora no me gusta dormir con nada en los pies...
      Me encanta la vida alternativa de tus patucos, jejejeje...
      Besotes!

      Eliminar
  4. Ay, qué apañada que eres! Los primeros y los últimos me han enamorado completamente... los del medio no tanto, pero es que yo soy anti rosa jejeje. Aunqeu estoy yo pensando que para aquí esos serían los más apropiados, que vamos con el plumas puesto hasta junio si me apuras jejejeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mejor es que cada uno tiene sus favoritos! Los míos son los últimos. :)
      Besos!

      Eliminar
  5. Hol: me encantaría saber tener pero ya desistí... soy negada. Te quedaron unos patucos preciosos y todos de diferente forma... eres toda una artista... esfectivamente, las manualidades y la costura nos permiten evadirnos de nuestros problemas...seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí se me dan bien las manualidades siempre que tenga un patrón que seguir, como es en este caso. De creatividad ya voy más justilla... ;)
      Un beso!

      Eliminar
  6. La que es artista lo es para todo y tu lo eres amiga. Tus Putos patucos terapéuticos son puro amor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias gallinita de mis amores.
      Muuuua!

      Eliminar
  7. Me encantan los patucos y me encanta el nombre. Jajajajaja. Las botitas rosas son una cucada. Un besote!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapetona! A ver si me lanzo a la por la línea felina... ;)
      Besotes!

      Eliminar
  8. Ay tía a cada cual más bonito pero el último es una pa-sa-da! Muero de amor!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias corazón!! Viniendo de una artista como tú es todo un cumplido!!! :)
      Muas!

      Eliminar
  9. Mo, ¡por Dior! Decir "puto" no te pega nada xDDD

    Son chulísimos, aunque yo a este no le he puesto aún ni unos, sólo calcetos dentro de los trajecitos para que no se le enfríen los pies. Es lo que tienen los trajecitos cerrados de pies, que dejas nuevos todos los patucos que te han regalado :P

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de puto no le pegará al patuco, pero a mí... me viene de coña, jajajaja!
      Para tu bebé no he llegado a tiempo, pero al próximo vas a tener que agujerearle los trajecitos para ponerle mis modelos. ;)
      Besotes!

      Eliminar
  10. Ohh Mo, con la boca abierta me dejas!!!!!!!!! Qué chulos los dos últimos me encantan, qué bonicos. Plas, plas, plas. Besicos playeros y suuuuper soleados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias bonita! A mí me tienen loca los últimos, a ver si me salen más embarazadas para seguir con la terapia. ;)
      Muas!

      Eliminar
  11. preciosos los tres modelos!!! me encantan!!! *-*

    ResponderEliminar
  12. Mo, esos patucos son ♥♥♥♥♥ Te vas a tener que abrir una sección de DIY aquí en el blog. Yo te entiendo bien cuando dices lo de tejer y no pensar. Es más, yo a tejer y a coser los llamo "mi yoga mental" pero es que hace poco leí que han descubierto que tejer y meditar activan procesos muy parecidos en el cerebro.
    Aprovecho para decirte que siento muchísimo que tu padre se haya ido. Voy fatal con los blogs y me he puesto al día con el tuyo ahora. El sueño que tuviste me ha parecido un regalo, y sus cartas también. Te mando un abrazo grande y otro con el alma para él, donde sea que esté.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de meditar es algo que he intentado algunas veces y no acabo de pillarle el truco, me alegra saber que tejiendo obtengo resultados similares...
      Gracias Bego, seguro que le encantará recibir tu abrazo.
      Besotes.

      Eliminar
  13. No sabía ésta ultima afición tuya pero la " bordas"
    Lástima que no vaya a tener otro bebé para que me regales,pero bueno....siempre puedo comprarte unos y regalarlos yo ;).
    El nombre ni que lo pusiera yo, jajjajaj
    Si me dedicara a tejer lo diría a cada punto ;).
    Biquiloss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Yaiza. No me importa hacer encarguitos, así sigo con la afición. ;)
      Besotes.

      Eliminar
  14. Puto Patuco lleno de Amor al podeeerrrr!!!!!!!. Cualquiera diría que hace nada casi ni tenías ni idea... mamma mía qué pasada!!!!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, estas semanas (meses ya) de práctica han cundido...
      Besototes Inma.

      Eliminar
  15. Ai puto patuco!! Qué bonito Mo! lo que haces, son preciosos y lo que dices!!
    Besos, nos vemos pronto! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias preciosa. Nos vemos muuuy pronto. :)
      Besotes.

      Eliminar
  16. Jolín, que artista. Casi me dan ganas de quedarme embarazada para que me regales una par XS

    Pero no.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja! Veo que lo tienes claro. ;)
      Besotes.

      Eliminar