viernes, 13 de febrero de 2015

Una herencia peluda


No, no voy a hablar de lo tedioso, exasperante, doloroso y angustioso que supone hacerse cargo de los múltiples temas legales que se suceden tras la muerte de un ser querido (aunque sería terapéutico, sin duda). Me voy a referir a otro legado.

La herencia que nos ha dejado mi padre tiene ocho patas, dos estómagos sin fondo y mucho, pero que mucho pelo. Por aquello de preservar su canino anonimato, les llamaremos Perro y Perra. En un primer momento dudé si sería posible quedarme con ellos porque Mr. X tiene bastante alergia al pelo de muchos bichos, pero parece que ese problema lo vamos toreando.

Perro siempre ha tenido un carácter más agrio que Perra. A veces incluso te llevas un gruñido... el pobre es un tanto amargado, qué le vamos a hacer. Lo farruco lo compensa con su belleza natural (que se esfuma, eso sí, a la que le quitas la mata de pelo y lo dejas en versión rata).

Perra se muere por un arrumaco. Adora que la sobes, ya sea en la panza, en la cabeza o en las pestañas, lo importante es que la toques. Y lo hace saber poniéndote la zarpa encima a la que te tiene a tiro (lo cual lleva a cabo con muy poco arte y acabas esquivando sus demandas de amor para evitar los rasguños). Eso sí, no hay que fiarse de su inocente semblante porque es una cazadora de primera, y ella no mira un tierno gorrión con los mismos ojos que tú. Es mejor mantener cualquier bicho fuera de su alcance.

Ambos dos han vivido desde cachorros con mi padre y están acostumbrados a tener un jardín para campar a sus anchas, ergo, su socialización con otros perros es nula. Consecuencia directa: pasear con ellos es un infierno, se tiran como locos contra cualquier can que se cruce por su camino. En cuando tenga un hueco le haré una consultita a mi etóloga de cabecera porque lo cierto es que la gente me mira con lástima por la calle cuando vuelo detrás de ellos al pasearlos (o pasearme ellos a mí, más bien). Muchos se atreven a dar consejos, diciéndome que es mejor que los lleve sueltos (es la moda en mi barrio). Sí claro, yo dejo a Perra suelta y ya verás lo que tarda en venir hasta mí con tu precioso Yorkie entre las fauces. Esto es asín.

Peque lo lleva entre bien y mal, rollo celos de hermano mayor. Si juego con los perros reclama mi atención diciéndome quejumbroso que quiero más a los perros que a él. Entonces es cuando yo saco mi arsenal y le recuerdo que él quería tener un perro. Y tan campante me contesta que él sólo quería uno (mentira), a Perra. Porque lo de Peque y Perra es un idilio en toda regla (hasta que Perra reclama más mimos con la zarpa y ya la hemos cagado).

A pesar de la movida que implica hacernos cargo en estos momentos de Perro y Perra, no puedo obviar la tremenda compañía que le han ofrecido a mi padre durante estos últimos años. Han sido sus nietos peludos, le han sacado sonrisas y lo han custodiado. Me siento incapaz de buscarles otro hogar que no sea el mío, y cada vez que los miro me siento más cerca de mi padre.

Así que Papá, no te preocupes, ya he hecho todo el papeleo para pasar a ser la distinguida propietaria legal de Perro y Perra.

Ah, y los he puesto a dieta.

Te quiero.





34 comentarios:

  1. Teniendo a Perro y Perra es una forma de recordar a tu padre en cada momento... Ya veras como conseguiras reblandecer el corazoncito de Perro para que sea menos arrisco y controlar el paseo con Perra... y al final hareis un equipo 10!!!!
    Como que está de moda llevarlos sueltos??? yo eso no lo entiendo en una ciudad... puede pasar cualquier cosa!!!!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé yo si los voy a cambiar a estas alturas, pero me encanta tenerlos conmigo.
      Lo de llevarlos sueltos me parece muy mal plan, pero aquí es habitual.
      Besotes.

      Eliminar
  2. Por un momento pensé que habías adoptado un pulpo!!!
    Perro y Perra no han podido tener mas suerte con su familia de adopción! Tu papi puede estar muy tranquilo!
    Ahora.... yo no sería muy optimista con respecto a los efectos de los fallos de socialización :-(
    Suerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco soy muy optimista... veremos.
      Un pulpo... eso sí que sería una mascota exótica. ;)
      Un besote.

      Eliminar
  3. Hola. He leído una gran parte de tu blog y se me ha roto el alma. Yo perdí a mi padre hace poco más de un mes, y de repente, así que imagínate como estoy. Y cuando veo que tú ya habías pasado por esto otra vez...te mando toda mi admiración.
    Un beso muy fuerte y enhorabuena a Perro y Perra por ese nuevo hogar donde tanto se les quiere, hoy me has emocionado y me has hecho llorar. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida Marigem. Lamento muchísimo que también estés pasando por esto. Además, si fue inesperado, es más complicado de llevar. Pero lo lograrás, no te marques metas, da cada día un pasito e intenta rodearte de la gente que te quiere.
      Besos y muchos ánimos.

      Eliminar
  4. Ay, esos legados peludos... se irán abriendo hueco y grabarán una huella imborrable en vuestro corazón, tal como lo hicieron en el de tu padre. Seguro que poco a poco te vas haciendo con ellos y podrás disfrutar de los paseos en lugar de sufrirlos. Así sea.

    Muchos Besotes para Todos!!!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de llegar a disfrutar con los paseos... como no me alquile el parque para nosotros solos lo veo magro. ;)
      Un abrazote.

      Eliminar
  5. ¡Jajaja, muero con el anonimato peludo!

    Mi ahijado, Gugo, tiene celos hasta de su hámster. Cuando ve fotos suyas de bebé les da puñetazos y es él mismo :D

    Besos

    39+5

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tela con Gugo! Qué risa me ha dado imaginarlo dando puñetazos a sus propias fotos, aix...
      Besitos preciosa.

      Eliminar
  6. Qué bonito Mo! Aplaudo lo que hacéis tu y Mister X!
    Besotes!!

    ResponderEliminar
  7. Hola: es mucho trabajo para ti y de golpe 2! pero sin duda acompañaron a tu padre desde que eran cachorros y seguro que también te traerán unos recuerdos imborrables... mucho ánimo. Seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Faena no me falta, desde luego... pero en el fondo estoy muy contenta de tenerlos.
      Besotes.

      Eliminar
  8. Qué bonito, Mo!! Entiendo perfectamente lo que dices de que serías incapaz de buscarles otro hogar... ellos también lo echarán de menos, supongo, os dareis apoyo mútuo.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, nos hacemos terapia los unos a los otros.
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Esos perros no pueden estar con nadie mejor que contigo :-) Ya nos contarás que tal los 3! Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Locura total, sister. Qué te voy a contar... ;)
      Besotes.

      Eliminar
  10. Ay! que yo también creí al principio que tenías un pulpo!!
    Sin duda, sois grandes. Perro y Perra estarán genial con vosotros.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no acepto pulpo como animal de compañía... ;)
      Veremos cómo nos apañamos.
      Besotes.

      Eliminar
  11. Qué suerte han tenido Perro y Perra!!! (lo del anonimato me mata, jajaja). Os van a llenar la casa de alegría. Un besote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De alegría... y de pelos. ;)
      Besotes Álter.

      Eliminar
  12. Se les quiere mucho a estos pequeños peludos y más si sabes que han sido el apoyo de alguien tan importante en tu vida. Cada perrito tiene su personalidad y eso es lo bonito, como las personas que te rodean. Cada perro que ha pasado por casa de mi madre y de mi hermana (y ya van cinco) han sido especiales, únicos e insustituibles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es bien cierto, cada uno tiene su personalidad marcada y diferente.
      Un besote MD.

      Eliminar
  13. Pues han encontrad un buen bogar Perro y Perra!!! Vais a estra aún más entretenidos.... pero vale la pena.
    Un beso guapa

    ResponderEliminar
  14. No sé si me hace más gracia los nombres blogueros que les has elegido, la dieta o la imagen del Yorkie atrapado! qué tíos!!! xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encantan los nombres blogueros de mis canes, lo reconozco. ;)
      Besotes.

      Eliminar
  15. Bueno... mira el lado positivo. Lo que te vas a ahorrar en veterinarios.
    Ahora en serio. Venirte mascotas en casa sin buscarlas es una gran responsabilidad. Así fue como empezó mi pecera. Con el tiempo vas cambiando y al final les compré una pecera de cien litros para que estuvieran a gusto. Perro y Perra no son unos perritos cualquiera. Son sus perritos. Ellos también deben añorar a su amo, igual que tú añoras a tu padre y peque a su abuelo. Con el tiempo todos ireis cerrando vuestras heridas y formareis una nueva familia.
    Nota: No te aconsejo pasear a Perra en patines para no tener que correr. Es mala idea. Tampoco te aconsejo ir a pasearlos por el campo sobre todo si cerca pastan corderos... le pasó a unos amigos mios con una husky y no te cuento que lio.
    Nota 2: Hace dos días tuve que pegar una frenada a lo bestia, pero muy a lo bestia porque un perro suelto se me metió en dos zancadas de estar encima de la acera a tenerlo debajo de las ruedas. Estaba segura que me lo había cargado pero así como entró salió y por lo visto ni le toqué. Pero de puro milagro. Había cerca un chico que paseaba a su perro (este con cadena) y empezó a buscar al dueño todo alucinado. Espero que de mi parte también le diera su reprimenda. Que susto por Dios, en mi vida me había dado un susto así. Menos mal que no tenía a nadie detrás que sin me come.
    Besotes. Digo guau-guau

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que sí que lo añoran... Pero al menos están con nosotros, que somos una especie de primos lejanos que les resultan familiares...
      Lo de los patines no lo hubiese probado, no te preocupes. ;)
      Yo no los dejo nunca sueltos, en general me parece peligroso, pero en particular con su carácter es directamente suicida.
      Besotes bonica.

      Eliminar
  16. Claro que sí! Haces muy bien. Pienso que es una herencia muy bonita la que te ha dejado tu padre. Para ellos debe de ser muy dura su ausencia, y más teniendo en cuenta que no entienden realmente qué ha pasado, solo que se ha ido...

    Ánimo con estos primeros días en casa, hasta que os acostumbreis será difícil..

    Un abrazo enorme!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya vamos pillando el ritmo, la casa parece más pequeña porque chocamos a todas horas los unos con los otros, pero me alegro de que estén aquí. :)
      Un abrazo preciosa.

      Eliminar
  17. Mucho ánimo con la adaptación, madre mía qué de curro! Un abrazote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya si es curro Madi... Paciencia!
      Besotes.

      Eliminar