lunes, 17 de marzo de 2014

Próximamente en sus pantallas


Cuando era más jovencita yo era la encargada de darle al "forward" en el reproductor de vídeo para adelantar todos los tráilers que ponían antes de la peli. Parecerá una nimiedad, acostumbrados como estamos hoy en día al formato digital y los mandos a distancia, pero ojocuidao, que yo estoy hablando del cretácico superior, cuando las pelis venían en VHS y para darle al "forward" había que levantarse del cálido y cómodo sofá para presionar durante interminables minutos el botoncito de marras en el aparatejo -monstruoso de grande- que usábamos como reproductor de cintas. Conclusión, los tráilers eran un soberano coñazo.

Pero la edad hace que uno sea más condescendiente con ciertas cosas, y le ha llegado el turno al concepto tráiler. Más, cuando ese tráiler de la vida no es otro que un adelanto de la estupenda primavera que vamos a vivir por estos lares dentro de pocas semanas. Que sí, que ya sé que aún estamos en invierno, pero los dos últimos días, queridos y queridas mías, han sido espléndidos, soleados y calurosos en ésta, mi comunidad (autónoma). Un tráiler perfecto. 

Aprovechando la coyuntura, Mr. X, la menda, y niños varios decidimos pasar el domingo en casa de mi padre, que tiene un jardín la mar de precioso. Nada más llegar me hice con un atuendo tan veraniego como hortera (no pidáis detalles) y me dediqué a rastrillar el césped. Podría haberme tumbado al sol directamente, pero mi inactividad hubiese sido la excusa perfecta para que los mayores de Mr. X delegasen en mí la noble tarea de entretener al benjamín de la familia, y lo que me pedía el body era desconexión mental maternal y disfrutar del señor Lorenzo, así que a rastrillar se ha dicho. Lamentablemente, pronto me di cuenta de que mis sesiones de natación no están tonificando mis músculos en la forma en que deberían hacerlo, y tras casi una hora de arduo trabajo estaba chapolvo. Se nota que soy urbanita hasta la médula. 

Como quien no quiere la cosa me puse a pasear sin objetivo definido, sólo embriagándome con el sonido de los pájaros, la suave brisa entre los árboles...pero finalmente fui cazada y Peque me exigió que jugase con él. Busqué la manera de jugar desde el reposo, y le propuse unas pruebas, siendo la primera que debía correr por todo el jardín dando una serie de vueltas alrededor del alcornoque y los pinos para luego volver al punto de partida. Pensaba (ingenua, más que ingenua) que durante su recorrido aún me daría tiempo de echar una partidilla de Apalabrados, pero mi niño, motivado por la empresa que le había encomendado, estuvo de vuelta en medio minuto. Así cualquiera gana a Mr. X con el dichoso jueguecito de palabreo. Lo peor fue que mi churumbel me exigió que yo hiciese exactamente el mismo trayecto. Ja. Vi que no podía escaquearme y decidí acceder a sus exigencias, pero me llevé el móvil y fui dando vueltas infinitas al alcornoque hasta que encontré una palabra de quince puntos (una miseria, pero pensar y dar vueltas al mismo tiempo no es lo mío). Cuando llegué al punto de partida Peque me echó una reprimenda diciéndome que se tenía que hacer la prueba corriendo. Yo le expliqué que estoy viejuna y que no puede solicitarme según qué cosas. Levantó el índice admonitoriamente y negando con la cabeza me dijo: "No, no, no, no no...¡muy mal! Ahora como yo diga". Y el sargento Peque castigó a la menda con una rutina militar que ni Rambo en sus buenos tiempos. 

Sé que el invierno aún se guarda un as en la manga y volveremos al abrigo, la bufanda y las manoplas (aún me acuerdo del 8 de marzo de 2010 y la épica nevada que me dejó incomunicada en casa sin poder ir a trabajar y con el único deber de acariciar mi panza de embarazada mientras veía caer los copos de nieve por la ventana), pero mientras haya tregua y dure este interludio primaveral, aquí la que suscribe piensa bailar su vals.





24 comentarios:

  1. Jaja, yo también hice lo mismo: a casa de mis padres a disfrutar de Lorenzo! Pero como yo no tengo "peque" todavía, pude vaguear a gusto por el jardín...

    Muy divertida tu crónica ;)

    Feliz día♥
    María {La cajita de música}

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejejeje, los niños nos ponen las pilas!! ;)
      Gracias guapetona!
      Muas!

      Eliminar
  2. Jajaja Te acompaño en ese vals y que nos dure mucho el sol. Yo también tengo pequeños sargentos dispuestos a turbiar mi conexión ultraterrena con el calorcito ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, que dure por favor!!
      Estos mini sargentos...habrá que cuadrarlos, jajajaja!
      Besotes!

      Eliminar
  3. Lo que estoy disfrutando yo de esta primavera adelantada!!
    Pena que no tengo casa con jardin!!
    Disfrutalo aunque sea sin descanso jeje
    Muaks

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco tengo jardín, por eso tengo que invadir la casa de mi padre, jejejeje...
      Muas!

      Eliminar
  4. Yo temo el día en que tenga que sacar el abrigo otra vez... Mantener a Redondo toda la tarde dentro de casa sin poder salir es tarea harto difícil, pero qué te voy a contar a tí ¿no?
    Un beso y a disfrutar del sol mientras podamos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La combinación niño-verano es perfecta...Espero que cuando vuelva el frío no sea muy cruel...arrrg! ;)
      Besotes!

      Eliminar
  5. Yo me he pasado los días en casita con Pequebatallas pero reconozco que sólo ver el sol por la ventana ya anima. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya si anima...Espero que tu niño ya esté mucho mejor guapetona.
      Un besote grande!

      Eliminar
  6. jajajaja,que bueno " peque" , este niño promete .
    Yo también estoy disfrutando con este veranito, que el domingo hasta con manga corta tenia calor , que no se vaya por faaaaaaaaaaaaaaa, que ya nos hemos hecho la ilusión , leñe.
    Petonarros !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya, yo tampoco quiero que se vaya...pero eso dicen, que va a hacer más rasquilla...arrrg!!!
      Muas!

      Eliminar
  7. Jajaja qué bueno lo de la desconexión maternal, sii de vez en cuando es necesaria. Y es que Peque tiene razón, eso de ir a paso de tortuga (y encima con movil!!!!!!!) no cuenta, jajajajajaja.
    Besicos playero y nooo que ya no vuelve en frío no digas eso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, a veces necesitamos pensar en modo adulto, jajajajaja! (soy una tramposa, Peque tiene toda la razón...).
      Besotes!

      Eliminar
  8. Nosotros estamos todo el dia de parque en parque también... que bien se está al solete!!!

    Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sííííí! A disfrutar a tope!!
      Muas!

      Eliminar
  9. Madre mía... y te acuerdas del "tracking"? Que de repente todo se ponía de rayas y había que ajustarlo con una ruedita... jolín, qué mayor me acabo de sentir ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Menudo flash! No me acordaba hasta que lo has mencionado!!!! Yo también me acabo de sentir mu mayor, jajajajajaja!
      Besotes!

      Eliminar
  10. A mí me está dando mucho miedito también eso de que se nos acabe el chollo del buen tiempo. Que para mí esto no va a ser permanente... así que habrá que disfrutar.

    Jolín con Peque. Es un sargento. Me ha recordado a los personal trainers esos que salen en programas de gente que quiere adelgazar y se dedican a torturar a esas pobres personas haciéndoles subir cuestas echando el bofe. Pobre gente... Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que el buen tiempo nos alegra el corazón, no queremos más fríoooooo! (pero bueno, si ha de venir, que sea poquito!!).
      Pues sí, Peque se puso chungo, jajajajaja! Quizás ha encontrado su vocación...XD
      Muas!

      Eliminar
  11. si es que el trabajo de campo despierta músculos que no sabíamos que existen!! jjajja

    Habrá que buscar alguna activadad parecida para Peque, un huerto? jjaja, que lo agote y no te haga correr a tí!! jajja
    petonets floreta!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo del huerto me mola...así lo entretengo y el chico me cultiva unos tomates hermosos, jajajajaja! ;P
      Petons!

      Eliminar
  12. Ay nena, yo es que como dice la canción, he vivido en directo eso de que el video mató a la estrella de la radio, con esos seriales que se zampaba mi madre de mamá Rosa o ama Rosa y no se qué de Rosa y los consejos de la Elena Francis con su musiquita. Vamos que lo del video y el botoncito redondo (que acabo ahora de enterarme como se llama pero no me pidas que te lo repita) pues era casi una liberación liberal. En casa me resistí mucho al dvd y Terremoto les tiene mucha mania, porque como no sabía leer dependía de nosotros para ponerlo, cosa que no ocuría con el video que sólo había que poner el cartucho en la renura y sentarse que él ya haría.
    Por lo que respecta al peque, te diré que últimamente cuando Tsunami se pone así, hacemos un juego que se inventó él y no está mal. Tsunami hace de cachorrito perrito juguetón. Me traé uno de sus peluches y mientras yo estoy limpiando el baño (con tiempo y calma, claro) él me lo trae, me lo da en mano con sus patitas y luego yo hago como si se lo tiro y le engaño y al final se lo tiro pasillo abajo cual largo es este. El perrito Tsunami tiene prohibido cogerlo con la boca, porque sólo es un perrito de mentirigillas, y como los perritos no tienes manos pues tiene que llevarlo dando empujones con las patitas. Para darmelo, como mamá del perrito tiene la espalda algo jodida, pues en ese momento el perrito Tsunami tiene pleno permiso para cogerlo con sus patitas y darmelo. De momento este juego es muy útil, veremos cuanto tiempo lo dura. La otra ventaja que tiene es que luego le hace gracia a su hermano y al final quienes acaban jugando a perritos y dueños son ellos y yo aprovecho para acabar con el baño a todo turbo, no sea que el perrito se desmande y el dueño acabe tirandole el peluche sobre la lámpara del techo y vaya a buscarlo allí, que Tsunami es mucho Tsunami y Terremoto mucho Terremoto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja! Menudas tretas nos llegamos a imaginar...Pero oye, si estimula nuestra creatividad y encima logra su objetivo, bienvenidas son!
      Un besote!

      Eliminar