jueves, 14 de febrero de 2013

Señales


Hoy me he levantado de muy buen humor porque ayer recibí la magnífica noticia de que una buena amiga ha tenido a sus mellizos. ¡Bienvenidos al mundo pequeñajos! Ya tengo ganas de verlos y aspirar ese perfume a vida que desprenden cuando son tan chiquitines.

Parece que fue ayer que nos comunicó que esperaba no uno, sino ¡dos bebés! Y parece que fue ayer que yo misma daba la noticia de mi embarazo a mis allegados...Rememorando todos esos momentos especiales y llenos de magia, me ha venido uno a la mente que atesoro con un cariño especial.

Un día de de verano de 2009 yo volvía del trabajo a casa. Llevaba una falda plisada negra y una camiseta de tirantes, también negra (¿he dicho alguna vez que me encanta vestir de negro?). La temperatura era fantástica, me sentía optimista y feliz, y acariciaba mentalmente la idea de quedarme embarazada. Caminaba con una sonrisa en los labios, y de pronto, vi venir hacia mí una semilla voladora. Nunca dejo pasar la oportunidad de pedir un deseo cuando veo una, así que la tomé en mi mano, la rocé con los dedos hipnotizada por su frágil perfección y soplé anhelando como nunca convertirme en madre. Proseguí mi camino a casa y el comentario de un hombre me sobresaltó. Era un señor mayor, con bigote, y señalándome con el dedo me dijo: "Ese deseo se va a cumplir...". Se rió y se marchó, y a mí, quizás porque necesitaba creerlo, quizás porque lo sentí como una auténtica premonición, no me cupo duda de que Peque llegaría a nuestras vidas.


 
Imagen tomada de aquí





                                          

58 comentarios:

  1. que hermoso Mo. Eres afortunada de ser capaz de deleitarte en esas pequeñas cosas y de que la vida te permita vivir anécdotas tan tiernas, como la de aquellos chicos en navidad
    un beso guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísima gracias corazón!
      Besototes!

      Eliminar
  2. Yo también pido deseos a las semillas voladoras!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí! Hay que aprovechar todas la ocasiones, jajajaja!
      Muas!

      Eliminar
  3. Qué historia tan bonita! Te pasan unas cosas maravillosas! me tengo que dar un paseo por tu barrio a ver si veo las semillas esas ;)
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje...La próxima semilla te la dedico, Trax :)
      Besotes!

      Eliminar
  4. Mo:
    Me has dejado maravillada con tu experencia mágica!!!.
    Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado ;)
      Besos!

      Eliminar
  5. Yo también hago eso, pero procuro que nadie me vea, que si no te miran raro...jaja. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no sé si me miran o no...pero sigo haciéndolo, jejeje...
      Besotes!

      Eliminar
  6. Qué bonito!! Yo también creo mucho en la señales!!
    Un besote !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una forma mágica de ver el mundo :)
      Muas!

      Eliminar
  7. Qué historia más conmovedora!!
    Recién acabo de conocerte, me quedo por aquí echando un vistacillo a tu blog.
    Besotes.

    ResponderEliminar
  8. Parece un cuento, Mo! Aún más bonito porque es real!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Estrella! Es un recuerdo que siempre me emociona ;)
      Muas!

      Eliminar
  9. Ay que bonito y especial... Gracias por compartirlo =D.

    Muacks!!!.

    ResponderEliminar
  10. Me ha encantado, es una experiencia muy mágica! A mí tb me encanta vestirme de negro :)
    Feliz San Valentín! Besos!

    ResponderEliminar
  11. Qué historia más bonita! :) Yo me pasé todo el viaje por Roma y Florencia encendiendo velas cuando entraba en las iglesias por si acaso ;P Unos meses después me quedé embarazada
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja! Con lo que me gustan a mí las velas, seguro que alguna encendí pensando en eso también ;)
      Muas!

      Eliminar
  12. Qué chuli! Aaaiixxx...voy a buscar semillas voladoras y pediré que quiero estar YA embarazada! Jajajja... Petonets!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja! Espero que te den tanta suerte como a mí! ;)
      Petons!

      Eliminar
  13. Precioso.
    Te pega muchísimo, besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Sí? ¿Me pega? Qué guay... :)
      Muas!

      Eliminar
  14. Jo que bonito! cuando vaya a por el segundo tendré en cuenta lo de las semillas voladoras, ja ja.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por intentarlo que no quede! :)
      Besotes!

      Eliminar
  15. Que bonita la historia, yo también soy de pedir el deseo a todo lo que pueda ponerse en frente y tenga el "poder" de concederlos.

    Disfruta de tu deseo hecho relaidad.
    besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Intento disfrutar cada segundo, te lo aseguro ;)
      Muas!

      Eliminar
  16. Yo también lo hago, y mis peque tiene la misma manía, será porque me ven hacerlo...la otra manía es soplar las pestañas que se me han caído en la cara, y pedir el deseo correspondiente.

    U a historia preciosa...y mucho ánimo a tu amiga!!! El principio de una madre por partida doble es duro, pero doblemente intenso. y feliz.
    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también hago lo de las pestañas, jejejejeje...
      Animaré a mi amiga de tu parte, seguro que le hace ilu ;)
      Besotes!

      Eliminar
  17. Desde la primera vez que te leí, supe que eras una persona ESPECIAL y no has dejado de confirmármelo en cada entrada. Se me ha erizado la piel. Yo también creo mucho en las SEÑALES. Ojalá lleguen muchos dientes de león por aquí este año...
    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyyyyyy! Pero qué cosas tan bonitas me dices!!!!
      Tu sopla todas las semillas que encuentres, seguro que te dará suerte :)
      Muuas!

      Eliminar
  18. ¡A mi también me encanta soplar! Bueno, yo hago todo, las pestañas, las estrellas fugaces... por mí que no quede. Voy a tener que encontrarme algo para pedir dar a luz YA. Que me he pasado la tarde amasando y paseando, y ni con esas.
    Una historia de las que te iluminan el día.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, yo soy de las tuyas ;)
      Me alegro de haber iluminado un poquito tu día...
      Besotes!

      Eliminar
  19. Vaya luminosidad tiene esta entrada Mo!!!Me ha encantado. Besitos guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así lo recuerdo yo, luminoso ;)
      Besos!

      Eliminar
  20. Una entrada mágica, brillante y evocadora.... A mi también me encanta pedir deseos a las estrellas, semillas, pestañas.... o cuando veo algo especial, como tres mismos números juntos o en san juan..... me da la sensación de que el universo me susurra.... el tiempo se detiene y cualquier cosa puede suceder.....ji!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta eso de que el universo te susurre, se parece bastante a lo que sentí ;)
      Muas!

      Eliminar
    2. En mi blog te he dejado un premio... ji.... otro mas para tu colección. Este no lo tienes, porque me lo he inventado pensando en ti, en terapeuta y en bergeronnette....
      Besos

      Eliminar
    3. En cuanto pueda me paso! Gracias por hacernos un premio, qué guay!!!
      Muas!

      Eliminar
  21. Señales de la vida!! di que sí, a veces cuesta de verlas porque a veces cuesta saber que se quiere!! tú lo tenías claro clarinete, de ahí que todo fuera simplemente magia!!
    Besos guapa! un achuchón a peque domidet! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay que estar alerta ;)
      Besotes grandes preciosa!!

      Eliminar
  22. ¡Qué maravilla de deseo!
    Sin duda un momento mágico :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y qué suerte que se cumplió!! :)
      Muas!

      Eliminar
  23. Es una historia muy curiosa, aunque reconozco que a mí me hubiese dado un poco de miedo el buen señor. Jajaja. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja! Se le veía majete, y su profecía me gustó mucho, así que....
      Besotes!

      Eliminar
  24. paso de nuevo para dejarte un premio, ya sabes, cuando puedas!
    Feliz finde, besotes

    http://spatiumquietis.blogspot.com.es/2013/02/premios-x4.html

    ResponderEliminar
  25. Menuda historia. Esta se la tendrás que contar a Peque. Ya imagino su cara... "Tú naciste porque soplé a una semilla y un hombre sabio confirmó mi deseo" :)))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dicho así suena fantástico! Jejeje...
      Besotes!

      Eliminar
  26. Hola MO!
    Pues claro! las señales existen, están ahí, pero no siempre las vemos!!! así que hay que tener los ojos y la mente abiertos!!!
    Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí! Reconozco que soy muy fan de las señales, así que siempre estoy ojo avizor, jejeje...
      Besotes guapa!

      Eliminar
  27. Oooooh! qué bonito!!. Estoy segura de que ese fue el momento crucial en el que el destino se conjuró para traerte a tu peque anhelado.
    Muuuaacckk!

    ResponderEliminar