jueves, 17 de mayo de 2012

¿Celíaco o no celíaco?

Como ya expliqué en el blog hace un tiempito, la pediatra de Peque nos había comentado alguna vez que lo veía barrigón, y que podía ser un síntoma de celiaquía. Aparte de ese, no tiene más síntomas "clásicos" de la enfermedad (diarreas, vómitos, etc.). Hace un par de semanas tuvimos que ir de nuevo a la pediatra por unas lesiones en la piel que han resultado ser una dermatitis atópica. Pero de nuevo lo vio barrigón, así que nos recomendó hacerle un análisis de sangre y confirmar o descartar la celiaquía. Nos dijo que tenía que consultar con el equipo de enfermeros si se "atrevían" a sacarle sangre a un niño pequeño. Por lo visto, en nuestro CAP no tienen que hacer a menudo este tipo de extracciones. A mí el tema me dio cierta inseguridad, porque no tenía ganas de que utilizasen a Peque como conejillo de indias. Al final nos llamaron y nos dieron hora para el viernes de la semana pasada.


Fuimos al CAP a las 8,30, y yo estaba hecha un flan. Parece mentira que me dedique a lo que me dedico y que saque sangre a diario...pero claro, cuando el paciente es tu hijo la cosa cambia. Al ver al enfermero me relajé, ya lo conocía y es un chico amable y muy profesional. Durante unos minutos estuvieron examinando las venas de los brazos de Peque para escoger la mejor. Todo ese ratito Peque estuvo tranquilo, mirando como lo manoseaban (de hecho, el día anterior yo había jugado con él a eso, haciendo ver que le ponía un Smart y que le pellizcaba el bracito.). No sé si sirvió de algo, pero por lo menos no le pilló por sorpresa. Cuando lo tuvieron decidido cogieron una sábana verde y fueron envolviéndole el cuerpecillo, dejando sólo el brazo libre (vamos, lo mismito que hacemos los veterinarios con algunos bichos...). Le decían que lo estaban disfrazando de romano, fueron muy cariñosos. Y ahí él todavía aguantaba el tipo. Pero entonces lo estiraron y ya pilló que algo se le venía encima, así que me miró, me debió ver la cara de circunstancias y se puso a llorar. Al principio me puse justo a su lado, pero tenía su brazo enfrente, y a pesar de currar viendo muuuuchas cosas peores cada día, me puse nerviosa y le pedí a Mr. X que ocupase mi sitio. Me sentía ligeramente mareada, y me puse a los pies de Peque, abrazando sus piernas. El enfermero lo hizo divinamente, conservando la calma a pesar de los berridos y le encontró la vena a la primera. En cuanto acabaron lo liberé de la sábana o me abracé fuerte a él. El disgusto no le duró mucho, todo sea dicho, y de vez en cuando se mira el hematoma y dice "pupa", pero no lo veo yo muy traumatizado (eso sí, otra vez será más difícil pillarlo). Nos despedimos agradeciendo al equipo de enfermería su buen trato y Mr. X me dijo sonriendo: "Peque debe pensar que estamos locos, dando las gracias a todos por haberle hecho pasar un mal rato...". Pues también es verdad...


Los resultados los tendremos la semana que viene.


Pero lo que me ha decidido a escribir este post es un tema que tocó Unaterapeutatemprana en su blog sobre los derechos de un niño y sus padres en el hospital. Yo agradecí mucho poder estar con mi pequeño, y creo que tanto Mr. X como yo le aportamos cierta calma por estar a su lado. Sin embargo, una anestesista que conozco, clienta mía, y que sabía que teníamos que hacer esta prueba a Peque me dijo: "Si el niño está nervioso y te lo piden, sal de la habitación, te lo digo como profesional y por propia experiencia". Y salvando todas las distancias, a mí también me ha pasado en alguna ocasión en mi trabajo. A veces ves propietarios que además de no poder ayudarte demasiado porque están nerviosos y sufren, tratan a su animal de forma que éste intenta por todos los medios de saltar a sus brazos. Y si les pides probar a hacerlo sin ellos delante, suele ser más sencillo (además, tú te pones menos nervioso sin los ojos del dueño encima). Pero no digo que sea lo norma. Si los enfermeros que atendieron a mi hijo me hubiesen pedido que saliese, creo que lo habría hecho.

Mi conclusión es que, si después de intentar llevar a cabo un procedimiento estando con el niño, no hay manera y los sanitarios nos piden intentarlo a solas con él, puede ser una buena opción. Eso sí, es fundamental que los profesionales te inspiren confianza y traten al niño con cariño y respeto, cosa que, a pesar de parecer ridículo de lo obvio que es, no siempre se cumple (y si no, leed el post de Unaterapeutatemprana y la experiencia de la mamá a la que hace referencia, con gente así no dejo yo mi hijo ni de coña).

32 comentarios:

  1. Espero que al final no tenga nada, mas aún cuando tu misma comentas que no tienen ningún otro síntoma, eso es muy esperanzador la verdad. En cuanto a los pinchazos mi hijo tuvo una época que en cuanto veía una bata blanca ya empezaba a dar pasos para atrás. Un saludo y espero con ansias esos resultados ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Yaneth, ya os contaré...Besitos!

      Eliminar
  2. Espero que no sea nada. Pero mi sobrina tampoco daba ningún síntoma, es más, era bastante estreñida. Pero comía muy poco y muy mal, y sobre todo, no crecía, ni engordaba. Porque ahora sigue comiendo poco y mal, pero va cogiendo talla.
    Yo también entiendo que a veces los padres, o los dueños de los animalitos, pues damos más guerra que ayudar. Pero el caso que contó la Terapeuta era muy extremo, y ojalá no hubiera tenido que pasar nada de esto esa mamá, y ninguna mamá.
    Besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, lo que contó Unaterapeutatemprana era de película de terror, qué poca entraña tienen algunas...
      Tu sobrina es celíaca, entonces? Besitos!

      Eliminar
  3. Ojalá nos digas dentro de unos días que esa barriguita es una característica de tu Peque y nada más. Coincido punto por punto en todo lo que has comentado en el último párrafo. Aunque no son procedimientos tan invasivos como una analítica,en mi centro somos muy flexibles en cuanto a que los padres entren o no en las sesiones, los hay que entran a todas (sobre todo si son muy pequeñines) y los hay que entran a las primeras y luego puntualmente para ver pautas, cositas que queremos que refuercen en casa, etc. Depende mucho del niño y del nivel de ansiedad de los papás, pero siempre acordamos tanto con unos como con otros si entran o les esperan fuera.
    Un besito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aix, ojalá sea así, en caso contrario, toca ponerse las pilas y aprender a cocinar delicias gluten-free!! Me encanta tu sensibilidad y tu manera de tratar a los niños y a sus papis. Eres un cielo preciosa. Muas!

      Eliminar
  4. Que mal se pasa verdad, y eso que sabemos que lo hacemos por su bien!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tanto! Tienes toda la razón! Besitos!

      Eliminar
  5. Pobrecito! Ojalá no sea nada! Desde luego un 10 a esos médicos :)

    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias guapetona. Y sí, el equipo médico que nos atiende se merece ese 10. Besos!

      Eliminar
  6. A mi padre de pequeño le dijeron que era celíaco. Ya casado con mi madre le dijeron que no, pero mi tía, que es más cabezota que un mulo, no transije y sigue diciendo a día de hoy que mi padre era celíaco. Al parecer era intolerante a algo, pero no al pan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jolín, es que todo esto de las intolerancias alimentarias y demás es un mundillo que no veas, debe ser difícil poner etiqueta a según qué patologías...Un beso!

      Eliminar
  7. Espero que al final lo de peque sea una falsa alarma. A mi sobrina Vega le pasa lo mismo... con sus cuatro añazos sigue con barrigota de bebe, pero la analitica lo descarto.
    A pitufo le hicieron una con un añito.. para descartar una mononucleosis.. y bufff que mal lo pasamos... tan chiquitin.. encima le pincharon en el cuello, porque no le veian claro lo del bracito.. yo casi me caigo redonda, pero he de decir que estuvimos con el a su ladito en todo momento.. aguantando la impotencia como buenamente pudimos. Besos.
    Al final la mononucleosis quedo descartada, y lo que tuvo mi chiquitin fue un citomegalovirus.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Annie, ojalá lo nuestro también quede en una falsa alarma. Yo temía que si las venas del brazo no eran potentes fuesen al cuello...Debió ser duro con tu pitufo. No conozco demasiado del citomegalovirus, pero por lo que cuentas en tu blog, lo debió superar de coña, que Pitufo está hecho un crack!

      Eliminar
  8. Esperemos que no sea nada. Ya nos contarás... Niños no tengo pero, cuando llevo a vacunar al Gordi me suelo salir fuera porque con el escándalo que monta al final me pongo nerviosa y entorpezco más de lo que ayudo, jajaja. Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje...tanto papis como propietarios llegamos a pasarlo mal en el médico, eh? Lo importante es estar después ahí para colmar de mimitos a nuestros "bichos". Besos!

      Eliminar
  9. he empezado a leer tu post y he sentido un tremendo deja vu!!
    Con E. nos pasó exactamente igual. Su pediatra nos dijo que era muy barrigón (comía como una lima sorda) y que podía ser celíaco ¿¿?? No tenía ningún otro síntoma
    le mandó la nalítica de sangre. Negativo.
    Al tiempo cuando fuimos porque E. tenía dermatitis atópica ((¡¡!!) decía que a lo mejor el niño era asmático ¿¿?? Y volvió a pedir analítica de sangre ¡¡¿¿??!! Que tú dices ¿estará paranoica?? pero claro, te reconcome no hacerle caso...

    menos mal que E. es duro como una piedra y si la primera vez no lloró (con 2 años) al mes puso hasta el brazo!!

    Espero que tu analítica salga igualmente limpia
    ¡¡un beso enorme para ti y para el peque!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No veas, parecen historias calcadas! Como me suelte algo sobre el asma lo voy a flipar!
      A ver si hay suerte y el diagnóstico de Peque es el mismo que el de E.
      Besotes y gracias!

      Eliminar
  10. Ya verás como al final no es, que la barriga sólo será hereditaria por parte materna (jeje, que mala, si seguro que eres una sílfide).
    Al mio nunca lo han envuelto en una sábana para pincharle, por lo menos que yo haya visto porque siendo muy pequeño, tenía un mes, le sacaron sangre por n problema que tuvo. No me dejaron entrar y yo como soy mu modosita y me fio de los profesionales no protesté. Creo en parte que porque entonces no tenía yo un vínculo muy fuerte con el peque, que estaba todavía asimilándolo. Ahora no lo dejaría solo ni de coña. Hombre, si no hay más remedio porque la cosa se pone muuu mal,, no sé, pero creo que no.
    Besito y suerte, ya nos contarás

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja! Tienes toda la razón, mi gen barrigón lo ha heredado enterito, jajajaja! (de sílfide nada, más quisiera!). Ojalá haya suerte, ya os diré...
      Uff, pinchacillo al mes, pobrete...Esperemos que nuestros peques no se tengan que llevar demasiados pinchazos en la vida...Besotes!

      Eliminar
  11. Al mío, como ha estado con alergias alimentarias hasta hace muy poco, le han tenido que pinchar un montón de veces y se porta más bien...

    Creo que la actitud de los padres (y la de los dueños en el caso de animales) es fundamental, sin darnos cuenta somos capaces de proyectar en ellos todo nuestro miedo, nuestra intranquilidad, y por eso coincido contigo en que, en determinados casos, es preferible no entrar.

    Por otra parte espero que salga negativo y que, como ya te han dicho, sea sólo eso, una buena barrigola. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jolín, caunto pinchazo, pobre...En la familia de Mr. X uno de los niños ha tenido que pasar por varias operaciones y él solito ya pone el brazo para que lo pinchen, pobrete...Imagino que al final a todo se acostumbra uno...
      Estoy totalmente de acuerdo contigo en lo delas proyecciones, lo has explicado mejor que yo ;)
      Besos!

      Eliminar
  12. Espero que el resultado sea negativo, y estoy totalmente de acuerdo con lo de dejar trabajar a los profesionales sin estar presentes siempre que inspiren confianza.
    Lo malo es que como son tan listos para la próxima ya se lo saben y cada vez cuesta más llevarlos al médico.
    Buen día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por comentar! Y por los ánimos! A ver si tenemos suerte...hoy he soñado que la médico me decía que el resultado era negativo, pero que igualmente no se fiaba y le diese dieta sin gluten :( No entro en detalles, pero era uno de esos sueños paranoicos que vale la pena explicar, jajajaja! Saludos!

      Eliminar
  13. Pues espero que no sea nada, sólo que sea triponcillo por naturaleza. Un besote!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Lady Kitty! Eso espero cruzando los dedos! Besos!

      Eliminar
  14. Espero que le de negativo, nosotros estamos también con pruebas... claro que la peque ya lleva unas cuantas... hemos tenido nuestros más y nuestros menos, pero las mejores, las enfermeras de endocrino de La Paz. Ni la agarraron, y fue visto y no visto. En otras ocasiones... prefiero agarrarla y placarla yo. Es como placar un gato (solo que sin uñas y dientes afilados, je,je) se mueve más que una lagartija.
    Pero yo sí que prefiero estar presente. No me pongo nerviosa, sé que la agarro bien, y no me gusta dejarla sola "ante el peligro". Sé que a veces es más cómodo para los médicos/enfermeros, pero para mi niña no. La última vez que la sondaron para cogerle orina lo pasamos fatal, ella desde dentro, y yo oyéndola llorar desde fuera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Teresavet, espero que las pruebas de tu Pollito salgan bien también!
      Tú conoces a tu hija mejor que nadie, y si además sabes como placarla, mejor que mejor ;) El problema que yo veo es que algunos padres, en medio de la angustia y los nervios, pueden no saber cómo ayudar...Yo el otro día preferí que Mr. X tomase las riendas, porque yo me sentía un poco para allá...
      Jolín, sondar una nena pequeña tiene que ser un trago para ella...Espero que esto pase pronto y las pruebas queden atrás. Un besote.

      Eliminar
  15. Que pobre!! Con lo pequeño que es.... Elv erano pasado tuvimos que sacarle sangre a mi mayor... y fue un dolor... me imagino el tuyo tan pequeño... pero por lo menos es para una buena cosa... Lo de hacer las cosas sin los padres, yo creo que depende del niño y del padre. Yo lo he sufrido en los dentistas con mi mayor... en la primera ocasion, despues de dos horas oyendola gritar y llorar me dejaron entrar y le consiguieron poner el aparato, que poco hubiera costado que me hubieran dejado entrar al principio... A veces los profesionales se ponen muy cabezones...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que de entrada siempre hay que probar con los papis, y si no va bien, sólo dejaría a Peque solo si estuviese convencida de que va a estar en buenas manos. Si que es verdad que a veces son demasiado cabezotas. Besitos!

      Eliminar
  16. Debe de estar de moda hacer la prueba de celiaco, no conozco niño que no se la hayan hecho por una razón u otra. Al mío también.
    Cuando le hacemos análisis no nos han dejado entrar, antes de saber si éramos padres histéricos o no.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues quizás sí...el jueves salimos de dudas.
      Eso que comentas de los análisis es lo que me parece mal, como mínimo hay que ofrecer la oportunidad de intentar realizar el procedimiento con el niño acompañado...¿no crees? ¡Besitos!

      Eliminar