lunes, 6 de octubre de 2014

Pequecosas de verano


Porque algunas conversaciones no pueden caer en el olvido…


En obras

Hay discursos filiales que una no sabe de qué recóndito recoveco de la mente de su hijo han surgido (ni que experiencias vitales le han llevado hasta ellos). Imagino que parte de la perorata maternal filosófico-existencial con la que a veces le doy el tostón a mi hijo le provocan un batiburrillo cerebral que le conduce a tener ideas peregrinas. Sólo así se puede entender que tras un bucólico paseo por el bosque, ya entrando en casa, y tras un pequeño tropezón, de repente me suelte:

-“Jo mami, ¡ves con cuidado! Yo soy delicado… que tengo el cuerpo en obras, hombre”.

Ni idea de qué parte de mis discursos ha tuneado para llegar a esta conclusión.



El mejor amigo del niño

Está claro que en casa siempre hemos alentado el amor por los animales (por todo tipo de animales, además, que lo mismo nos mola un juguetón Canis familiaris que un exótico Rhacodactylus) y tarde o temprano eso se tenía que traducir en la eterna petición filio-maternal: “Quiero un perro”. Bueno, en el caso de Peque quiere dos. Ganas no me faltan, desde luego, pero con nuestra logística actual el pobre animal se pasaría el día solo en casa, y no lo veo factible. Así se lo estaba intentando explicar a mi niño cuando me argumentó:

-“No pasa nada mami, porque el perro 1 hará compañía al perro 2”.

Claro, claro…


Iluminada

En un arrebato de amor de esos que te salen de las entrañas (y, todo hay que decirlo, corroída por el arrepentimiento después de una tarde harto difícil en la que no me salía el lado zen por ninguna parte), apretujé a Peque entre mis brazos y le dije: “¡Es que eres la luz de mi vida!”. Él me miró con suficiencia y me largó:

-“Mamá, que no soy una linterna”.



En el museo

Una tarde ociosa de finales de verano prometí a Peque que después de comer iríamos a la piscina. Tras deglutir la comida a un ritmo frenético (nota mental: no hay que anunciar un plan molón a tu prole hasta que estés en la puerta con la chaqueta puesta o sufrirás sus prisas corregidas y aumentadas de forma directamente proporcional al tiempo que falte para el evento) por fin llegó la hora de irnos. Cual sería nuestra decepción (y la megarabieta asociada) al descubrir que el gimnasio estaba cerrado. Tocó improvisar, y la verdad es que nos salió de lujo. Cogimos el tranvía, paseamos hasta el Museo de la Ciencia (AKA Cosmocaixa), nos deleitamos observando el submarino que hay enfrente y descubrimos extasiados que la entrada al Museo era gratuita ese día por ser su aniversario y que además nos invitaban a espectáculo y chocolatada. Dicho y hecho, nos adentramos en el museo. La bienvenida nos la dio el cráneo de un Triceratops impresionante. Animé a Peque a que se pusiese a su lado para poder hacerle fotos y verlo bien cerquita. Yo estaba alucinada, Peque iba más a su bola. Le di la mano para seguir el recorrido y buscar más animales y me dijo:

-“Vale mami, pero ahora no quiero ver bichos muertos, los quiero vivos, ¿vale? Bichos VI-VOS”.

Se ve que mi entusiasmo por los fósiles no le llegó…



Tenemos invitados

Este año Peque ha hecho amiguitos nuevos en el cole. Una noche, durante la ducha antes de la cena me dijo:
-“Mami, mañana vienen a cenar y dormir mi amiga A y mi amigo P”.

Yo le dije que eso sería si se lo preguntaban a sus padres y luego hablaban con nosotros, y él me explicó con seguridad:

-“Sí, ya está, tú no te preocupes, que ya han hablado con sus padres, y mañana vienen, ¿vale?”.
¿Dónde ha quedado el pedir permiso a la autoridad competente, osease, sus padres?



Motorroto

He aquí una forma clara de ejemplificar la poca paciencia de Peque.

Estábamos cenando tranquilamente, y de pronto Peque nos preguntó: “¿Verdad que los motorrotos rompen los ladrillos?”.

Mr. X y servidora nos miramos interrogantes y empezamos a hacer preguntas a Peque para saber a qué se refería…

Yo: “¿Te refieres a un martillo de los que se usan en las obras para perforar el suelo?”.

Peque (suspirando ante nuestra incompetencia): “Noooo, mami, un motorroto, lo que va por debajo de la tierra…”.

Yo: “¿Quieres decir un tren, el metro?”.

Peque (yugulares ingurgitadas, paciencia zero level): “¡No, mami!¡Los motorrotos no van por las vías! ¡Van por la tierra, se mueven sin vías!”.

Mr. X y yo preguntamos mil cosas más, desorientados a más no poder… ¿taladradora?, ¿tranvía?, ¿motosierra?... ¿¿¿quéééé, por Diossss???, ¿¿¿qué coño es un motorroto???... Peque exasperado se daba golpes en la cabeza, estaba a punto estaba de tirarse al suelo cuando... ¡clinc!, Mr. X tuvo una revelación…

-“¡Ahhhhhh! ¡Tú quieres decir un terremoto!”.

Y, voilà, el niño-ogro se metaformoseó de terrible Hulk en querubín risueño murmurando… “Síííí, terremoto, jejejeje…”

La madre que lo parió… (sí, sí, ya lo sé, servidora…)



PS: ¡Os recuerdo que tenéis hasta este miércoles para apuntaros en el sorteo del libro! 





32 comentarios:

  1. SOn super graciosos, me encantan, podían quedarse así de graciosos siempre Un beso

    ResponderEliminar
  2. Me encantan las frases de niños! mi preferida ha sido la de la linterna jajaja xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja! Sí, esa frase me desmontó!! XD
      Muas!

      Eliminar
  3. Jajaja la adolescencia cada vez es más precoz. Dentro de nada nacen en la edad del pavo, qué risa, y lo del cuerpo en obras... jajajajajajajajajajajaja

    21+1

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me temo que tienes razón Eva, pa mí que ya da señales... O_O
      Besotes!

      Eliminar
  4. Jaja que majoo!! Lo de la linterna pa morirse!
    Pero, entiendo que estuvierais cansados o saturados, pero lo del motorroto lo he pillao a la primera! ;)
    Muaks

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jo Traxi, la próxima vez tengo clarísimo a quién le voy a preguntar!!!! :D
      Muas!

      Eliminar
  5. jajaajaj me he quedao loca, no veo el momento de que M. llegue a ese punto de lucidez!!! lo del motorroto....jajaja esq me partooo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llegará Paula... antes de lo que piensas! Jajajajajaja!
      Besotes!

      Eliminar
  6. jajaja... lo del cuerpo en obras me ha matado!!! Yo lo tengo igual... jajajaja!!! Que risa!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja! Tienen una salidas...
      Muas!

      Eliminar
  7. Lo de la linterna me ha dejado muerta. Que listo es :-) Besos sister!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me hizo mucha gracia! Ahora de vez en cuando me llama cariñosamente "linternita"... Será... XD
      Besotes!

      Eliminar
  8. Jajajaj me he reído a más no poder con no ser una linterna y con vuestra conversación de motorroto jajajaja cuándo ellos saben lo que es y nosotros no jajajajajaja son un show. Me encanta leerte en estas entradas, gracias Peque por "fabricarlas". Besicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por ser una lectora tan incondicional, jejejeje...
      Muas!

      Eliminar
  9. Lo del cuerpo en obras me ha matado. Jajajajaja. Que no lo diga muy alto o va a tener hordas de jubilados observándolo... Besotes!!!

    ResponderEliminar
  10. Que entretenida estas con estas salidas que tiene Peque.... No te has parado a pensar que debe pensar de ti???? entre la linterna, los animales muertos, que no le entiendes con el terremoto.... se debe sentir un incomprendido!!! je,je....
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajaja! Mejor no lo pienso!! :P
      Muas!

      Eliminar
  11. Muy bueno, lo comparto hoy en el repaso de Blogs de Papás y mamás de Bebés y más.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Armandilio, es todo un honor! :)
      Besotes!

      Eliminar
  12. tengo unas ganas de que Ciruelilla pase de lengua de trapo a parlotear de verdad!! lo del motorroto me ha encantado!!!! Peque es un amor, una pequeña linterna en toda regla.. jeje
    besos a la family entera!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya verás, te vas a partir con las perlitas de Ciruelilla!
      Gracias guapetona!
      Muas!

      Eliminar
  13. jajaja, lo de que está en obras me ha matado! Aún me sigo riendo ahora, después de llerme todo el post jajajaja
    Ah, y por cierto, déjame que te diga que Peque tenía razón, lo del motorroto estaba clarísimo ;)
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajaja! A mí me dejó fuera de juego... ¡De dónde sacará esas cosas! O_o
      Besotes!
      PS: A ti también te preguntaré ante el próximo palabro indescifrable, jejeje...

      Eliminar
  14. si es que comértelo a besos es poco!! cuando sueltan estas prendas te dejan con la sonrisilla todo el dia, que digo!! toda la semana!!

    ResponderEliminar
  15. Jajaja! Cómo me he reído. Lo mejor lo del cuerpo en obras. Jajaja!
    Justo hoy mismo yo también he escrito un post de frases célebres. Nos hemos puesto de acuerdo ;)
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. He llegado hasta aquí desde bebes y mas! Me ha encantado la entrada. Enhorabuena!

    ResponderEliminar